AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

martes, 22/07/14 - 19: 03 h

arqueología

Descubren la mítica ‘Puerta del Infierno’ bajo las ruinas de una ciudad griega en Turquía

Roberto Arnaz

miércoles, 03/04/13 - 10:57

[ ]
  • Cualquier criatura que visitaba ese lugar “encontraba una muerte instantánea”, según relataba el geógrafo griego Estrabón en sus libros.

  • Una grieta de la que aún emanan gases letales convirtió un manantial subterráneo en la supuesta entrada al inframundo.

En la antigua Grecia, cuando alguien fallecía, Hermes conducía al muerto hasta el río Estigia. Allí, el barquero Caronte lo recogía en su barca y lo llevaba al otro lado, donde se encontraba Cerbero, el perro de tres cabezas del mismísimo Hades, dios del inframundo, que le daba acceso al reino de los muertos, y se aseguraba de que las almas allí atrapadas no salieran y de que los vivos no pudieran entrar. Aquel lugar se llamó la ‘Puerta del Infierno’.

A camino entre el mito, la religión y la realidad, algunos historiadores, sabios y filósofos aseguraron en sus escritos haber estado a solo un paso del más allá en vida.  Uno de ellos fue el geógrafo griego Estrabón, que en el año 24 antes de Cristo lo describió como “un lugar lleno de un vapor tan denso que apenas permitía ver el suelo” y en el que cualquier criatura que entraba “encontraba una muerte instantánea”.

El sabio situó la entrada al inframundo en la antigua ciudad de Hierápolis, fundada por el rey Eumenes II alrededor del año 180 antes de Cristo, y destruida por un terremoto en el año 17,  en tiempo del emperador romano Tiberio.

El colapso de colapsó urbe griega enterró para siempre la ‘Puerta del Infierno’ bajo sus ruinas, o no. Casi 2.000 años después un grupo de arqueólogos italianos asegura haber encontrado en Turquía el acceso a la cueva que la tradición grecorromana consideraba como el portal al inframundo.

Hierápolis se ubica actualmente en la ciudad turca de Pamukkale, al suroeste del país, que se considera uno de los centros turísticos más importantes de la zona, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

Hallazgo casual

El descubrimiento, que ha corrido a cargo del veterano investigador Francesco D’Andria, arqueología en la Universidad del Salento-Lecce, que lleva años estudiando los resto de la vieja Hierápolis, se produjo por casualidad.

D’Andria lleva años realizando excavaciones en las ruinas de la ahora ciudad turca, donde no hace mucho aseguró haber hallado la tumba de San Felipe, uno de los 12 apóstoles de Jesús. En su búsqueda de nuevos restos siguió el rastro de un manantial termal, que le condujo directamente a la mismísima ‘Puerta del Infierno’.

“Pudimos ver las propiedades letales de la cueva durante la excavación”, ha asegurado el arqueólogo a la cadena de televisión estadounidense Discovery Channel, a la que explicó que “varias aves murieron instantáneamente cuando intentaron acercarse al calor de la abertura caliente”.

Según parece, la presunta entrada al inframundo mantiene su el aura mágico-mitológico intacta más de 20 siglos después gracias a las mortales emisiones de dióxido de carbono que aún emanan de su interior.

Un lugar de peregrinación

Aunque el equipo de arqueólogos dirigidos por D’Andria aún no ha podido explicar este fenómeno letal desde un punto de vista científico,  asegura que esta circunstancia convirtió ‘Puerta del Infierno’ en un lugar de culto religioso y peregrinación en la Antigüedad. Se supone que los antiguos sacerdotes se quedaban deliberadamente a una distancia razonable de la cueva e inhalaban esos gases con el fin de tener visiones.

Los peregrinos que visitaban el lugar dormían al lado de una piscina cercana, y cuyos restos también han sido desenterrados, junto a las ruinas de un templo. Al parecer, los fieles se bañaban en la piscina y dormía cerca de la grieta de la que emanaban los gases, ya que se creía que de esta manera podían ver el futuro en sus sueños.

Otra de las evidencias que apoyan la hipótesis de que esta apertura solía es la ‘Puerta del Infierno’ en la antigua mitología grecorromana es el descubrimiento de varias columnas con dedicatorias a los antiguos dioses del submundo, Hades para los Griegos y Plutón para los romanos.

Roberto Arnaz

Responsable de Actualidad y Portada

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel