AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

domingo, 31/08/14 - 01: 03 h

artes (general)

Christian Petzold recupera los sueños de la Alemania del Este en "Bárbara"

lainformacion.com

miércoles, 03/04/13 - 16:22

[ ]

Madrid, 3 abr (EFE).- El director alemán Christian Petzold desentierra las historias de los perdedores de la Guerra Fría en "Bárbara", una película que pone en pantalla "las biografías, emociones y sueños, de los que vivieron 40 años en la República Democrática Alemana", ha explicado a Efe el realizador.

Christian Petzold recupera los sueños de la Alemania del Este en "Bárbara"

Madrid, 3 abr (EFE).- El director alemán Christian Petzold desentierra las historias de los perdedores de la Guerra Fría en "Bárbara", una película que pone en pantalla "las biografías, emociones y sueños, de los que vivieron 40 años en la República Democrática Alemana", ha explicado a Efe el realizador.

Una agonizante URSS comparte la pantalla con la fría Bárbara (Nina Hoss), un personaje que encarna las dos posturas que imperaban en la República Democrática Alemana (RDA) de los años ochenta: "Por un lado es una socialista que creyó en ese sueño de libertad, pero detesta el estado burocrático en el que se ha convertido".

La doctora Bárbara llega a un hospital de un pequeño pueblo tras haber intentado cruzar el muro hacia el Oeste, una historia de ficción que nació de una conversación que Petzold mantuvo con un antiguo médico soviético hace cinco años.

"Conocí a un doctor de la Alemania del Este que me explicó que a los médicos no les llevaban a campos de concentración. Eran demasiado necesarios como para castigarlos así. Por eso, si eran hombres se iban con los militares, y si eran mujeres se las mandaba al exilio de las provincias", ha dicho este director que ganó el Oso de Plata al mejor director en la última Berlinale.

La cinta, que se estrena en España el 5 de abril, visitará la cartelera de una treintena de países ya que, según el cineasta, en la Berlinale espectadores de todas las nacionalidades se acercaron a felicitarle.

El padre de Petzold cruzó a pie un bosque para llegar al Este porque soñaba con convertirse en James Dean, un icono de las pantallas de América, el gran enemigo de la URSS.

Su madre sabía que viviría en un campo de refugiados cuando cruzó el muro, pero era un sacrificio que estaba dispuesta a hacer para poder viajar a París y conocer a Monet. Pero los sueños que motivaron la huida de su familia se derrumbaron cuando traspasaron el telón de acero.

"Yo he veraneado toda mi vida en la RDA. En vez de ir a Mallorca o a Málaga mis padres nos llevaban al Este. Mis padres cambiaban por completo al volver ahí, se volvían alegres, cantaban, bailaban... mientras que en el oeste seguían siendo los obreros que un día dejaron la RDA."

La mirada femenina es clave en el cine de este director, que prefiere no verse reflejado en la gran pantalla a través de sus personajes para mantener "el respeto a las historias de otros", ha aclarado durante la conversación este cineasta, conocido por cintas como "Jerichow".

Tampoco ha querido ver flims de médicos de la época que pudieran convertir su obra en un Frankenstein, "hecho a base de pedazos otras películas", pero declara que la imagen de Ingrid Berman en "Stromboli" de Rossellini estaba en su cabeza cada vez que miraba a Bárbara.

Bajo la coraza de la doctora y más allá de los duros rasgos de la cara de Nina Hoss, existe un corazón que se apiada de la joven Stella, una paciente que quiere huir "como la juventud de los años ochenta, que ya no quería formar parte del proyecto socialista".

"Son los años del movimiento punk y de una juventud que prefiere estar en prisión a apoyar un régimen tan estricto. Bárbara forma parte del sistema y de algún modo se siente responsable del drama que vive Stella".

De hecho, la actriz Nina Hoss le dijo que para meterse en la piel de la doctora se había inventado que había traicionado a una amiga para llegar a triunfar en su profesión y que por eso sentía "la culpa y la obligación" de ayudar a la joven.

En el Berlín de hoy siguen viviendo las historias de ayer y Petzold cree que el cine alemán ha dejado a un lado un pasado al que inevitablemente estamos volviendo.

"Vivimos en un sistema que sabemos que está en las últimas, igual que el socialismo fracasaba en los ochenta hoy somos los personajes que viven la caída del capitalismo".

(Agencia EFE)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel