AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

sábado, 23/08/14 - 03: 43 h

ÚLTIMA HORA

00:30

El Atlético se impone al Real Madrid y conquista la Supercopa en el Calderón

artes (general)

El Museo Thyssen pone en valor a Pissarro, el puntal de los impresionistas

lainformacion.com

domingo, 26/05/13 - 11:55

[ ]

Madrid, 26 (EFE).- La brillantez y espectacularidad de Claude Monet han eclipsado la figura de Camille Pissarro, uno de los creadores del impresionismo y puntal de este movimiento al que el Museo Thyssen Bornemisza quiere poner en valor en la primera exposición retrospectiva que se organiza en España sobre su obra.

El Museo Thyssen pone en valor a Pissarro, el puntal de los impresionistas

Madrid, 26 (EFE).- La brillantez y espectacularidad de Claude Monet han eclipsado la figura de Camille Pissarro, uno de los creadores del impresionismo y puntal de este movimiento al que el Museo Thyssen Bornemisza quiere poner en valor en la primera exposición retrospectiva que se organiza en España sobre su obra.

"Es una figura fundamental del impresionismo. Es el primero y el único que está presente en todas las exposiciones del grupo, al que cohesionó", en opinión de Guillermo Solana, director artístico del museo y comisario de la exposición, programada del 4 de junio al 15 de septiembre.

Con ochenta obras del maestro francés, prestadas por museos y coleccionistas de todo el mundo, "es una exposición que tenía que hacer el Thyssen porque tiene seis pinturas de Pissarro", ha comentado el comisario durante una entrevista con Efe.

Hombre "enormemente comprensivo y bondadoso, muy generoso con sus colegas y discípulos que hablan de él como un patriarca", Pissarro (1830-1903) es el mayor de los impresionistas, a medio camino entre la generación del realismo y la impresionista, con una solida relación con artistas de la generación anterior como Corot o Courbet.

"En sus paisajes campesinos hay algo de esa tradición clasicista que luego evoluciona. Hasta los años ochenta fue un pintor de campo, pero después dio un giro a la ciudad; comenzó a explorar el mundo del paisaje urbano para acabar siendo uno de los pintores de vistas urbanas más sólidos del impresionismo", según Guillermo Solana.

En este giro fue decisivo el empeoramiento de la enfermedad ocular que padecía y que le obligó a dejar de pintar al aire libre. "Con más de cincuenta años se reinventó y este hecho lo hemos destacado mucho en la exposición que finaliza con dos salas dedicadas a sus series urbanas, lo más interesante e innovador de su carrera".

La visión que tiene Pissarro de París "no es apocalíptica. Es velocidad, intensidad, dinamismo, pero todavía es bastante humana y compatible con la tranquilidad", señala el comisario quien, junto a este periodo, destaca el de los años setenta, época dorada en la que el artista inventa el impresionismo "codo con codo con Monet en Louveciennes.

A este pueblo francés está dedicado otro de los capítulos de la exposición que sigue un recorrido cronológico ligado a los lugares donde vivió, y que comienza con una introducción en la que aprecia su relación con la generación anterior.

A continuación las obras se agrupan en torno a los tres lugares rurales que fueron fundamentales en la vida de Pissarro. Tras Louveciennes, donde cuajó el impresionismo, se dedica una sala a Pontoise, donde trabajó una década y en la que el diálogo fundamental fue con Cezanne. "Pissarro enseñó mucho a Cezanne y este a Pissarro".

El tercer lugar es Éragny, pueblo más pequeño que supone "el declive de su paisaje rural. Tiene ya el problema en los ojos y empieza a mirar las ciudades. Hay un descenso de la innovación pictórica, son paisajes muy bonitos pero más limitados, menos ambiciosos".

Para finalizar, Solana ha situado las vistas de las ciudades, "en las que hace un trabajo más experimental" y por las que apuesta en sus últimos años.

"Militante del mundo", Pissarro fue el impresionista más comprometido políticamente. Empezó alineado con el socialismo moderado y termino siendo anarquista.

"Hay una constante militancia en favor de la clase obrera. Eso se nota en su pintura, en su atención en los campesinos, sobre todo mujeres, que no hay en otros impresionistas". Le interesa el campo pero no con la visión de escenario de ocio que tiene Monet sino como el lugar donde se trabaja.

Entre las obras que se podrán contemplar y propiedad del museo se encuentra "Rue Saint-Honoré por la tarde. Efectos de la lluvia", pintura sobre la que la familia norteamericana Cassirer puso una demanda contra el Estado español y la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza reclamando la propiedad del cuadro.

En mayo de 2012, el Juzgado de California desestimó la demanda al declarar inconstitucional la ley dictada por dicho Estado para ampliar retroactivamente el plazo para la interposición de este tipo de reclamaciones.

La familia Cassirer ha recurrido esa sentencia, por lo que el archivo del procedimiento no es definitivo. No obstante, consideran en el museo, la resolución del Juzgado está sólidamente fundada en la jurisprudencia aplicable de los tribunales estadounidenses y es improbable su revocación.

Sea cual sea el desenlace del recurso, la Fundación asegura ser la única y legítima propietaria del cuadro, supuestamente expoliado en la Segunda Guerra mundial, por lo cual la familia Cassirer fue indemnizada en 1958.

(Agencia EFE)

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel