AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

domingo, 21/09/14 - 02: 51 h

cine

El "laico" Uruguay, preocupado por conversión de cines en templos religiosos

lainformacion.com

viernes, 15/02/13 - 17:00

[ ]

Las autoridades de Uruguay, que se considera el país más "laico" de América Latina, están preocupadas por la creciente transformación de cines y teatros emblemáticos del centro de Montevideo en sedes de grupos religiosos cuando en el pasado acogieron a artistas de la talla de Louis Armstrong.

Francisco Javier Lama

Montevideo, 15 feb.- Las autoridades de Uruguay, que se considera el país más "laico" de América Latina, están preocupadas por la creciente transformación de cines y teatros emblemáticos del centro de Montevideo en sedes de grupos religiosos cuando en el pasado acogieron a artistas de la talla de Louis Armstrong.

La reciente compra del mítico Cine Teatro Plaza por parte de la iglesia evangélica brasileña "Dios es Amor", por tres millones de dólares, ha desatado una fuerte polémica en el país y diversas entidades sociales han pedido la expropiación del edificio para preservar su función cultural.

El secretario general del Ministerio de Educación y Cultura uruguayo, Pablo Álvarez, consideró hoy en declaraciones Efe que este "no es un fenómeno nuevo ni exclusivo del país", pero reconoció que "preocupa" a las autoridades.

La nación sudamericana, de 3,3 millones de habitantes -más de la mitad de los cuales viven en Montevideo-, fue una de las primeras del mundo en tener una educación laica, obligatoria y gratuita a finales del siglo XIX, en el marco de una temprana separación entre Iglesia y Estado.

"Vemos como las infraestructuras que muchas veces formaron parte del circuito cultural de la ciudad han ido pasado a instituciones religiosas que tienen capacidad económica para comprarlas", señaló Álvarez.

En opinión del representante del Gobierno del presidente José Mujica, del bloque izquierdista Frente Amplio, que también controla la capital (Intendencia), esto "es consecuencia del sistema económico", en el que rige la máxima: "el que tiene plata compra y paga".

El funcionario salió así al paso de posiciones más radicales como la del sociólogo Gustavo Leal, asesor del ministro del Interior, Eduardo Bonomi, que semanas atrás pidió a través de su blog que "el Estado inicie el proceso de expropiación" de esos recintos de manos de esos grupos religiosos.

Leal argumentó que Montevideo no puede convertirse en "una ciudad sin memoria".

Las autoridades, aclara Álvarez, no harán "ninguna expropiación" y seguirán apostando "por el diálogo entre todas las partes", pese a admitir también que el tema es de una "profunda sensibilidad" en un país que, por ejemplo, en lugar de Semana Santa celebra la alternativa Semana de Turismo.

El laicismo uruguayo choca sin embargo con celebraciones de corte religioso que han tomado fuerza en los últimos años como el culto a Yemanjá, la divinidad del mar en la religión umbanda, que copa cada mes de febrero las playas capitalinas sobre el Río de la Plata.

También contrasta con la procesión de miles de peregrinos cada mes de junio al santuario de San Cono, un santo italiano patrono de la lotería.

En el mítico Cine Teatro Plaza, inaugurado en la década de los cincuenta en la céntrica Plaza Cagancha, kilómetro cero de la capital, y que tiene una capacidad de 2.200 espectadores, desfilaron en el pasado artistas de fama mundial como Ray Charles, Louis Armstrong o B.B. King.

En los últimos años el recinto ha acogido actuaciones del músico francés Yann Tiersen (conocido por la banda sonora de la película "Amelie"), de los españoles David Bisbal, Víctor Manuel, Rossana y Mala Rodríguez, y los argentinos Diego Torres, Miranda o Pimpinella, entre muchos otros.

Como sucede en muchas otras partes del mundo, este caso no es el primero en la ciudad: el emblemático Cine Trocadero, creado en 1941, pasó a las manos del grupo religioso "Reino de Dios" en 2001.

El complejo del Radio City (1937), que fue conocido por estrenar en exclusividad el material en CinemaScope de la 20th Century Fox, es en la actualidad otro templo de "Dios es amor", que cuenta ya con más de 200 centros distribuidos en todo el país.

El cine Liberty, uno de los primeros en cambiar el telón por el altar, alberga actualmente el templo de "Misión Vida", y el Coventry, proyector en exclusiva del cine francés de la Nouvelle Vague en la década de los sesenta del siglo pasado, funciona como un estacionamiento de vehículos.

Para contrarrestar el fenómeno, según Álvarez, existen varios programas de protección de espacios culturales, como un fondo de infraestructura que tiene como objetivo "mantener y mejorar esos espacios de encuentro".

"Pero en lo que se debe trabajar más es en la formación y concienciación del público, para que asista a los eventos culturales, pues la falta de afluencia a estos emblemáticos lugares es la principal causa de su desaparición", consideró. EFE

flc-jf-rac/cr

(Agencia EFE)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel