AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

martes, 02/09/14 - 03: 51 h

cine

El mayor opositor de Margaret Thatcher es director de cine y se llama Ken Loach

Jorge Ramírez Orsikowsky

miércoles, 10/04/13 - 06:30

[ ]
  • Entre los detractores de la fallecida Margaret Thatcher sobresale el director de cine Ken Loach, que ha criticado su política y las consecuencias sociales de la misma.
  • 'Riff-Raff', 'Lloviendo piedras', 'Mi nombre es Joe', 'En un mundo libre'… El cineasta y su habitual guionista, Paul Laverty, siempre han sido fieles a su compromiso social.
Ken Loach, el azote cinematográfico de Margaret Thatcher

"¿Cómo deberíamos honrarla? Privaticemos su funeral. Saquémoslo a concurso público y aceptemos la oferta más barata. Es lo que ella habría querido". Ésta ha sido la reacción del director de cine Ken Loach ante el fallecimiento de Margaret Thatcher, quien fuera primera ministra del Reino Unido desde 1979 hasta 1990. El cineasta es uno de los mayores detractores de la Dama de Hierro.

"Thatcher fue el primer ministro británico más destructivo de los tiempos modernos. Desempleo masivo, cierre de fábricas y comunidades destruidas. Ése fue su legado. Fue una luchadora y su enemigo fue la clase trabajadora británica. Es por las políticas que ella impulsó por la que estamos en el desastre actual", asegura el cineasta, y en sus películas las ha criticado a destajo.

Ken Loach es un director muy conocido por la temática social que siempre da a sus películas, pero en su caso esa temática social es compromiso social para denunciar lo que considera las injusticias del sistema derivadas de las decisiones políticas de la Thatcher. Por eso no es extraño que a esta dirigente británica no le gustara su cine.

De hecho, la Dama de Hierro consiguió que el film 'Miradas y sonrisas' se estrenase en Reino Unido años más tarde que en el resto de países, que fue en 1981. Este largometraje que el director todavía firmó como Kenneth Loach es un contundente retrato contra la política de la primera ministra. Muestra la historia de un joven que intenta sobrevivir al desempleo en Sheffield, y que encuentra que la única salida laboral está en alistarse en el ejército.

Mietras Margaret Thatcher estuvo en el poder, Ken Loach lo tuvo muy difícil para criticarla. El Canal Cuatro censuró cuatro de sus documentales por esa época, que nunca se emitieron. Sin embargo, cuando la primera ministra dejó de serlo, el cineasta pudo dar rienda suelta a su talento y a su espíritu crítico comprometido con la sociedad.

En 1991 estrenó 'Riff-Raff', en la que se centra en una paradoja: los obreros de la construcción no tiene casa para vivir. En este film, el actor Robert Carlyle fue protagonista por primera vez en su carrera en el cine. Interpreta a un ex convicto que intenta ganarse la vida transformando casas antiguas en viviendas de lujo, y no lo tendrá nada fácil al igual que sus compañeros.

'Lloviendo piedras' (1993) fue su siguiente obra. En ella, un trabajador busca empleos para pagar el traje de la primera comunión a su hija. Lo que consigue siempre está mal pagado. El argumento rebosa malestar social, que se observa en la desconfianza en la política, los problemas que la droga genera entre los hijos de las clases trabajadoras o la usura.

Un año más tarde, llegó a las pantallas 'Ladybird, Ladybird', con la que Loach cerró una trilogía. Aquí critica el sistema jurídico británico destinado a la protección de los menores, y cómo una madre se estrella contra él.

Más películas de temática social de Ken Loach

Del año 1997 es 'The Flickering Flame', donde el director critica la situación laboral de la clase trabajadora a partir de 500 estibadores del puerto de Liverpool que son despedidos. Un año después, en 'Mi nombre es Joe', habla de los trabajos mal pagados para ganar en negro mientras se cobra el subsidio. Además de criticar el paro y la exclusión derivada de éste, también muestra el uso de las drogas y el alcohol para evadirse de los problemas.

En 'La cuadrilla' (2001), Loach critica las privatizaciones en el sector del ferrocarril a través de unos trabajadores que ven cómo pasan de estar en una empresa estatal a una privada, y cómo luego acaban en poder de otra compañía que desmantela todo.

Otras dos películas donde Loach denuncia las consecuencias de las políticas de Thatcher son 'Felices dieciséis' (2001) y 'En un mundo libre' (2007). En la primero de ellas, el director vuelve a criticar la precariedad laboral y la ausencia de oportunidades, todo dentro del mundo de la droga y la delincuencia. En la segunda, Loach ataca la situación laboral de los inmigrantes en el Reino Unido. 

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel