AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 17/04/14 - 00: 56 h

cine

El momento dulce del cine español proviene de películas financiadas antes de los recortes

David González | Julio Vallejo | aviondepapel.tv

jueves, 24/01/13 - 00:00

[ ]
  • El éxito en taquilla y el apoyo de la crítica recaen sobre filmes que fueron financiados con el anterior modelo de ayudas públicas.
  • 'Lo imposible' y 'Las aventuras de Tadeo Jones' superaron el millón de espectadores en 2012, mientras que 'Blancanieves' o 'Grupo 7' reciben elogios de la crítica.
"Blancanieves", de Pablo Berger, conquista los Premios Forqué

El cine español atraviesa uno de sus momentos más dulces. Los filmes nacionales tienen tirón en taquilla y se codean con las grandes producciones de Hollywood. El éxito de recaudación también coincide con los elogios de la crítica internacional y de nuestro país.

Buena parte de este éxito proviene de un cuarteto de películas que pugnarán en los Premios Goya. Blancanieves, Grupo 7, Lo imposible y El artista y la modelo acaparan la mayoría de opciones a estatuilla.

Los cuatro directores de estos filmes –Pablo Berger, Fernando Trueba, Alberto Rodríguez y José Antonio Bayona- alaban la calidad de sus rivales en los Goya.

Sin embargo, muchas voces también recuerdan que estos filmes se iniciaron con el antiguo sistema de ayudas públicas, ahora mermado por los recortes al cine aprobados por el Gobierno del Partido Popular.

“Hemos tenido unas 20 películas muy buenas. Sin embargo, hay que recordar que son las que se financiaron con el dinero anterior a los recortes. La crisis vendrá este año y el que viene, porque la producción se reducirá en un 40%”, explicó Alberto Rodríguez, director de Grupo 7 en su paso por la alfombra roja de los Premios Forqué.

No en vano, el cine español cerró en 2012 su mejor etapa en los últimos 27 años. Alcanzó una recaudación de más de 106 millones de euros, con una cuota de pantalla del 17,9% y una cuota de mercado del 40%, respecto a otras filmografías, según datos de la patronal de productores, Fapae.

“Es un gran año del cine español, con películas muy diferentes entre sí. Es algo muy positivo para la industria”, afirmó José Antonio Bayona, director de Lo imposible, cinta protagonizada por Ewan McGregor y Naomi Watts.

El filme de Bayona ya presume de ser la película más taquillera de la historia. Su estreno batió récords, con 1,35 millones de espectadores en su primer fin de semana. Además, acumula 40 millones de euros recaudados gracias a los 5,8 millones de personas que la han visto en cines.

Precisamente, Bayona se mostró muy contento por la nominación de Naomi Watts a los Óscar. Así, Lo imposible se cuela indirectamente como representante del cine español en los premios de Hollywood, después de que Blancanieves no fuera elegida entre las nominadas a mejor película extranjera.

“Por primera vez, el público y la crítica se han puesto de acuerdo a favor del cine español. Ha sido un gran año. Independientemente del presupuesto, todas las películas nominadas a los Goya tiene en común el riesgo”, añadió Pablo Berger, que ve cómo Blancanieves parte como gran favorita a los Goya tras su éxito en los premios Forqué –mejor película y mejor actriz para Maribel Verdú-.

“Las películas que optan a los Goya, además de El artista y la modelo, son de profesionales muy competentes, que dominan la técnica, el medio… Están hechas por directores, directores”, recordó también Fernando Trueba.

Así, los cuatro realizadores del momento más dulce de nuestro cine se congratulan de la buena acogida entre público y crítica que están teniendo las películas españolas, tanto fuera como dentro de nuestro país.

No obstante, la gala de los Premios Goya quizás cierre un ciclo. Cada vez es más difícil rodar en España, muchos realizadores y actores buscan nuevos proyectos en el extranjero o bien mecanismos de coproducción para culminar sus proyectos.

Y parece que la industria coincide en que solo apostar por buenas películas mantendrá vivo nuestro cine en esta actual etapa de crisis, dominada, además por los recortes de las ayudas públicas y la subida del precio del IVA de las entradas hasta el 21%.

“El cine español está luchando desesperadamente con talento e imaginación para salir a flote ante estas medidas absolutamente brutales”, aseguró Marisa Paredes.

Aunque, tal vez, quien mejor describe la hoja de ruta que debería seguir la industria sea el actor José Sacristán.

“Ha sido un año formidable, con películas variopintas. Seguimos padeciendo los mismos problemas de siempre, aunque apostando por el talento, el coraje y la capacidad de riesgo al que siguen enfrentándose los peliculeros españoles”, dijo Sacristán.

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android

iplabel