AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

lunes, 28/07/14 - 17: 21 h

cine

Los cambios de Peter Jackson en ‘El Hobbit’ que no habría tolerado Tolkien

Jorge Ramírez Orsikowsky

viernes, 14/12/12 - 06:00

[ ]
  • El director Peter Jackson ha cambiado a los enanos y otros personajes de ‘El Hobbit’ tanto en la apariencia física como en el carácter (este artículo no incluye spoilers de la película).
  • El escritor británico J.R.R. Tolkien se mostró en vida muy reacio a los cambios en su obra a la hora de las adaptaciones cinematográficas, en especial en el tratamiento de los personajes.
Peter Jackson, director de 'El Hobbit: un viaje inesperado'  -Foto: EFE

Los elogios le llovieron a Peter Jackson por su adaptación al cine de la trilogía de 'El Señor de los Anillos', en especial entre los que no eran fans de la obra literaria. Entre estos últimos hubo más disparidad de opiniones, y más radicalizadas: odio o amor por su trabajo (mira esta entrevista a un experto en Tolkien). Ahora que el director neozelandés estrena ‘El Hobbit: un viaje inesperado’, la historia se repite. Sin embargo, queda una duda: ¿qué habría dicho John Ronald Reuel Tolkien sobre esta nueva película?

Vaya por delante que el escritor británico hubiera sido un público muy difícil de convencer por parte de Peter Jackson a la hora de introducir cambios. Mientras vivió, J.R.R. Tolkien veló por que cualquier paso de sus obras al cine mantuviese intacto lo que él consideraba esencial, que era mucho. Varios proyectos para llevar a la gran pantalla ‘El Señor de los Anillos’ se quedaron en el limbo porque el autor los rechazó.

El primero le llegó en 1956, y de él dijo Tolkien que “el guión, no obstante, era de un nivel más bajo. De hecho, era malo”. Eso puede verse en la obra 'Cartas de Tolkien', publicada ocho años después de la muerte del escritor en 1973. En concreto, eso aparece en la Carta 202, aunque más contundente es lo que comenta en ese mismo libro en la Carta 210, en la que hace un análisis pormenorizado del guión que Morton Grady Zimmerman (Z) le hizo llegar. Sirvan algunos comentarios como ejemplo del nivel de exigencia del escritor.

-Seriamente, espero que alguien se tome la molestia de leerlo. Si Z y/u otros lo hacen, quizá se irriten o se ofendan por el tono de muchas de mis críticas. Si es así, lo siento (aunque no me sorprendería).

-(…) no ha intentado seriamente lograr la representación de la médula del cuento de manera adecuada: el viaje de los Portadores del Anillo. La última y más importante parte de esto ha sido, y la palabra no resulta demasiado fuerte, simplemente asesinada.

-El Balrog nunca habla ni emite ningún sonido verbal en absoluto. Sobre todo, no ríe ni se mofa.... Puede que Z piense que sabe más de los Balrogs que yo, pero no puede esperar que esté de acuerdo con él.

-Por favor, ¿ha de conceder Z algún respeto a mi texto, cuando menos a las descripciones que son evidentemente fundamentales para el tono general y el estilo de mi libro?

-(...) espero seriamente que al asignarles el habla a los personajes, queden representados como yo lo he hecho; en estilo y sentimiento. La perversión de los personajes me enfadaría más (como me enfada ya por lo que he visto en los esbozos) que el deterioro de la trama y el paisaje.

Los cambios de Peter Jackson en ‘El Hobbit’ (sin spoilers)

Esto último es importante porque Peter Jackson, al igual que hizo en ‘El Señor de los Anillos’, ha introducido en ‘El Hobbit’ cambios notables en los numerosos personajes, tanto a nivel físico como de carácter. A continuación van algunas modificaciones que difícilmente habría aceptado Tolkien de la película, sin revelar nada importante del film que se estrena el 14 de diciembre.

En la caracterización de los 13 enanos, casi tan protagonistas de ‘El Hobbit’ como Bilbo Bolsón, el director neozelandés se ha tomado muchas licencias porque trasladar físicamente a los enanos como aparecen en el libro parecía poco viable. Han de poder diferenciarse por algo más que el color de las barbas, el tamaño y forma de sus narices o los capuchones que llevan. Sin embargo, algunos enanos le han quedado poco enanos a Peter Jackson según la visión de Tolkien.

Kili parece más un elfo bajito casi sin barba y guapo para lo que debería ser un miembro del pueblo de Durin. Otros enanos como Ori o Bofur también tienen muy poca barba para los estándares del escritor británico, que hasta describía a las enanas como barbudas (difíciles de distinguir de los varones). Bifur, por su parte, tiene un trozo de hacha de un orco incrustado en la frente.

Pero si los cambios físicos son en algunos casos notables, más lo son algunos cambios en la forma de comportarse, nuevamente como intento de Peter Jackson para dar una identidad individual a cada enano. De esta forma,y según la descripción facilitada por la Warner, el enano Bifur se comunica sólo por gruñidos y gestos porque tiene problemas para hablar por culpa del hacha clavada en su frente. También se vuelve agresivo de vez en cuando.

De Nori, otro de los enanos, la información remitida dice esto: “Nadie sabe con certeza a qué se dedica Nori la mayor parte del tiempo, pero lo que sí es seguro es que probablemente se trate de algo turbio y, seguramente, ilegal”. Nada de eso aparece en el libro, por supuesto, ni de la sordera de Óin. Tampoco aparece el carácter excéntrico y olvidadizo del mago Radagast, personaje que seguro dará pie a largas discusiones entre los fans de la obra escrita.

Peter Jackson ha inventado personajes como la elfa Tauriel, que saldrá en la segunda película, ‘El Hobbit: la desolación de Smaug’. También a algunos guerreros orcos como se ha podido comprobar en el ‘merchandising’ que ya se vende de las películas. Ejemplos de los muchos cambios que ha metido el director porque para convertir un libro de poco más de 300 páginas en tres películas, por mucho que añada datos de ‘El Señor de los Anillos’ y sus ‘Apéndices’, ha tenido que tomarse muchas licencias.

Buena adaptación cinematográfica a pesar de todo

De todas formas, seguramente Tolkien habría alabado muchos puntos de ‘El Hobbit: un viaje inesperado’. Peter Jackson ha realizado esta nueva trilogía con el mismo mimo con el que realizó la adaptación cinematográfica de ‘El señor de los Anillos’, y seguro que en numerosos aspectos habría dejado satisfecho al escritor, sobre todo a nivel técnico (decorados, paisajes, música, efectos especiales, etc) y también en algunas interpretaciones. La Tierra Media se ve en la pantalla y algunos actores lo bordan.

Lo que parece indudable es que, con Tolkien vivo, la libertada creativa del cineasta no habría sido ilimitada. Si hubiera querido rodar la película, habría tenido que esforzarse para convencer al padre de la criatura o habría visto como su proyecto se hubiera quedado en nada como les pasó a los directores Stanley Kubrick y John Boorman y sus versiones nonatas de ‘El Señor de los Anillos’. 

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel