AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

martes, 29/07/14 - 11: 18 h

cine

Ocho maldiciones de cine fuera de la gran pantalla

Jorge Ramírez Orsikowsky

miércoles, 03/04/13 - 06:30

[ ]

  • 'El conquistador de Mongolia'

    'El conquistador de Mongolia'

    Ante la pregunta de cuál es la película más maldita de la historia del cine sólo cabe una respuesta si creemos en el mal de ojo: El conquistador de Mongolia. Lo de menos fue su fracaso de crítica y taquilla. Este film sobre Gengis Khan fue rodado en el desierto de Nevada, cerca de un lugar donde el ejército de los Estados Unidos había realizado pruebas nucleares. Entonces, en 1956, 220 personas participaron en el rodaje. 25 años después, 91 habían enfermado de algún tipo de cáncer, y de éllas, 46 habían muerto. En la lista de fallecidos estaban los dos actores protagonistas, John Wayne y Susan Hayward (ambos en la foto), además de Agnes Moorehead, Pedro Armendáriz y William Conrad. También murió por culpa de esa enfermedad el director Dick Powell. / Foto: imagen de la película.

    Dixi Media Digital
  • 'Poltergeist'

    'Poltergeist'

    Para el público, la saga maldita del cine por excelencia es la de Poltergeist. Tres películas se rodaron de la misma, con un saldo de cuatro muertes durante la realización de las mismas y al poco tiempo de finalizar el rodaje. La primera muerte desgraciada fue la de la actriz Dominique Dune, que murió estrangulada por su novio a los 22 años de edad justo antes del rodaje del segundo film. El siguiente fue el actor Julian Beck, villano fantasmal del segundo largometraje, que murió de cáncer antes de que se realizara la tercera entrega de la saga. Un año antes de Poltergeist III también murió el actor indio Will Sampson, que había dado vida a un brujo en la segunda película de la trilogía. En su caso, la muerte se produjo por una complicación tras un trasplante de corazón y pulmón. Pero la tragedia más famosa relacionada con esta saga llegó con la muerte de la actriz de 12 años Heather O'Rourke, protagonista de la saga. Sufrió una obstrucción intestinal que derivó en un fallo cardíaco y un schock séptico. / Foto: imagen de la película.

    Dixi Media Digital
  • 'La profecía'

    'La profecía'

    La leyenda negra también persigue a la película La profecía, que pudo ser mucho más sangrienta de lo que se vio en la gran pantalla. ¿Culpa del demonio? El actor principal Gregory Peck y el guionista David Seltzer viajaban en avión cuando un rayo impactó en la aeronave, por fortuna sin crear daños graves. Hasta aquí todo normal, pero es que lo hacían en vuelos diferentes. Todavía durante el rodaje del film, Peck anuló otro viaje en avión, y éste se estrelló. En el accidente fallecieron todos los pasajeros. Otro que vivió un susto fue el director, Richard Donner, que se alojó en un hotel en Londres que sufrió un atentado del IRA. Además, los rottweiler utilizados en el film atacaron a su adiestrador y un león que salía en la escena del zoo mató a un guardián del mismo. La tragedia todavía golpearía a alguien más. Un año después, el director de efectos especiales John Richardson sufrió un accidente de tráfico en el que murió su acompañante. Lo macabro del suceso fue que lo hizo decapitada, igual que moría uno de los personajes de La profecía, y que la muerte se produjo, según cuentan, junto a una señal que ponía Omen, 66,6 km. El título inglés de la película es The Omen y el 666 es el número del Anticristo. / Foto: imagen de la película.

    Dixi Media Digital
  • 'El exorcista'

    'El exorcista'

    Otro film maldito relacionado con el diablo, en este caso con posesiones y exorcismos, fue el de El exorcista. El supuesto mal de ojo afectó, al principio, al rodaje, lo que llevó al director, William Friedkin, a pedir a un sacerdote que hiciera un exorcismo de verdad para alejar al diablo después de que ardieran varios decorados y se produjeran todo tipo de contratiempos inexplicables. Sin embargo, la muerte también haría acto de aparición. Durante el rodaje fallecieron el actor Jack MacGowran y la actriz Vasiliki Maliaros. Según las fuentes que se consulten, entre dos y siete personas más relacionadas con la película o con miembros del equipo de rodaje perdieron la vida durante la realización del largometraje, aunque algunas parecen fruto de la leyenda negra que la propia película cultivó para triunfar en taquilla. / Foto: imagen de la película.

    Dixi Media Digital
  • 'La semilla del diablo'

    'La semilla del diablo'

    La maldición sufrida por el film La semilla del diablo está relacionada con el lugar en el que se rodó: el edificio Dakota. Al director Roman Polanski se lo recomendaron por la historia negra que tenía detrás, y el cineasta accedió para mejorar el toque satánico del film. Al año siguiente del estreno, el compositor de la música, Krzysztof Komeda, falleció por un coágulo cerebral, de forma similar a uno de los personajes de La semilla del diablo. Ese mismo año, 1969, la pareja del director, la actriz Sharon Tate, que participó como extra en la película, fue asesinada por Charles Manson y su secta cuando estaba en su casa con unos invitados. Embarazada de ocho meses, recibió 16 puñaladas y su cadáver fue colgado. ¿El edificio Dakota fue el culpable? Lo cierto es que años más tarde (1980) John Lennon también fue asesinado saliendo del mismo. Coincidencia o no, la muerte se relaciona mucho con los que estuvieron alguna vez en él. / Foto: imagen de la película.

    Dixi Media Digital
  • 'Rebelde sin causa'

    'Rebelde sin causa'

    El célebre actor James Dean (en la imagen) murió a los 24 años al estrellarse con su coche en 1955, meses después de rodar Rebelde sin causa. Su Porsche Spyder 550 alcanzó la categoría de maldito, y también ese film porque la suya fue la primera de una serie de muertes extrañas ocurridas a miembros del reparto antes de cumplir los 45 años. La siguiente fue la de Nick Adams en 1966. Actor secundario en Rebelde sin causa, perdió la vida por una sobredosis. Sal Mineo, otro de los intérpretes principales, fue acuchillado en la calle 10 años más tarde en un asalto. No había cumplido aún 38 primaveras. Y, finalmente, la actriz Natalie Wood murió en circunstancias sospechosas y aún no aclaradas (¿asesinato, suicidio o accidente?) en 1981, tras caer al agua desde el yate en el que pasaba unos días con su marido, Robert Wagner, y con Christopher Walken, ambos actores conocidos. Tenía 43 años. / Foto: imagen de la película.

    Dixi Media Digital
  • 'Vidas rebeldes'

    'Vidas rebeldes'

    El largometraje Vidas rebeldes (1961) contó con cuatro estrellas protagonistas: Clark Gable, Marilyn Monroe, Montgomery Clifty Elli Wallach. Los tres primeros fallecieron en un periodo de cinco años desde que se acabó el rodaje. El primero fue el más veterano de todos. Gable (foto) murió 12 días después de acabar el film víctima de un ataque al corazón. Un año más tarde le llegó el turno a la actriz. La muerte de Marilyn (foto) por una sobredosis de barbitúricos sigue dando de qué hablar casi medio siglo después. ¿Suicidio, asesinato? Por último, Montgomery Clift perdió la vida en 1966 después de una larga espiral de autodestrucción abusando de las drogas y el alcohol con accidente de coche incluido tras el que le tuvieron que reconstruir el rostro. / Foto: imagen de la película.

    Dixi Media Digital
  • 'El cuervo'

    'El cuervo'

    La muerte del actor Brandon Lee ha sido una de las más famosas en la historia del cine. A falta de ocho días para terminar el rodaje de El cuervo, recibió un disparo letal de una pistola Magnum 44. La bala debía ser de fogeo, pero por extrañas circunstancias aún no aclaradas resultó ser auténtica. Tenía 28 años y con su muerte consolidó una maldición familiar porque su padre, el legendario Bruce Lee, también falleció en otro rodaje. Fue en el de Juego de la Muerte. El luchador sentía unos terribles dolores de cabeza y se acostó un rato tras tomarse un analgésico. Cayó en coma y no se recuperó. Curiosamente, en esa película, su personaje simulaba una muerte en un rodaje para escapar de unos mafiosos. ¿Premonitorio? / Foto: imagen de la película.

    Dixi Media Digital

'El conquistador de Mongolia'

Ante la pregunta de cuál es la película más maldita de la historia del cine sólo cabe una respuesta si creemos en el mal de ojo: El conquistador de Mongolia. Lo de menos fue su fracaso de crítica y taquilla. Este film sobre Gengis Khan fue rodado en el desierto de Nevada, cerca de un lugar donde el ejército de los Estados Unidos había realizado pruebas nucleares. Entonces, en 1956, 220 personas participaron en el rodaje. 25 años después, 91 habían enfermado de algún tipo de cáncer, y de éllas, 46 habían muerto. En la lista de fallecidos estaban los dos actores protagonistas, John Wayne y Susan Hayward (ambos en la foto), además de Agnes Moorehead, Pedro Armendáriz y William Conrad. También murió por culpa de esa enfermedad el director Dick Powell. / Foto: imagen de la película.

'Poltergeist'

Para el público, la saga maldita del cine por excelencia es la de Poltergeist. Tres películas se rodaron de la misma, con un saldo de cuatro muertes durante la realización de las mismas y al poco tiempo de finalizar el rodaje. La primera muerte desgraciada fue la de la actriz Dominique Dune, que murió estrangulada por su novio a los 22 años de edad justo antes del rodaje del segundo film. El siguiente fue el actor Julian Beck, villano fantasmal del segundo largometraje, que murió de cáncer antes de que se realizara la tercera entrega de la saga. Un año antes de Poltergeist III también murió el actor indio Will Sampson, que había dado vida a un brujo en la segunda película de la trilogía. En su caso, la muerte se produjo por una complicación tras un trasplante de corazón y pulmón. Pero la tragedia más famosa relacionada con esta saga llegó con la muerte de la actriz de 12 años Heather O'Rourke, protagonista de la saga. Sufrió una obstrucción intestinal que derivó en un fallo cardíaco y un schock séptico. / Foto: imagen de la película.

'La profecía'

La leyenda negra también persigue a la película La profecía, que pudo ser mucho más sangrienta de lo que se vio en la gran pantalla. ¿Culpa del demonio? El actor principal Gregory Peck y el guionista David Seltzer viajaban en avión cuando un rayo impactó en la aeronave, por fortuna sin crear daños graves. Hasta aquí todo normal, pero es que lo hacían en vuelos diferentes. Todavía durante el rodaje del film, Peck anuló otro viaje en avión, y éste se estrelló. En el accidente fallecieron todos los pasajeros. Otro que vivió un susto fue el director, Richard Donner, que se alojó en un hotel en Londres que sufrió un atentado del IRA. Además, los rottweiler utilizados en el film atacaron a su adiestrador y un león que salía en la escena del zoo mató a un guardián del mismo. La tragedia todavía golpearía a alguien más. Un año después, el director de efectos especiales John Richardson sufrió un accidente de tráfico en el que murió su acompañante. Lo macabro del suceso fue que lo hizo decapitada, igual que moría uno de los personajes de La profecía, y que la muerte se produjo, según cuentan, junto a una señal que ponía Omen, 66,6 km. El título inglés de la película es The Omen y el 666 es el número del Anticristo. / Foto: imagen de la película.

'El exorcista'

Otro film maldito relacionado con el diablo, en este caso con posesiones y exorcismos, fue el de El exorcista. El supuesto mal de ojo afectó, al principio, al rodaje, lo que llevó al director, William Friedkin, a pedir a un sacerdote que hiciera un exorcismo de verdad para alejar al diablo después de que ardieran varios decorados y se produjeran todo tipo de contratiempos inexplicables. Sin embargo, la muerte también haría acto de aparición. Durante el rodaje fallecieron el actor Jack MacGowran y la actriz Vasiliki Maliaros. Según las fuentes que se consulten, entre dos y siete personas más relacionadas con la película o con miembros del equipo de rodaje perdieron la vida durante la realización del largometraje, aunque algunas parecen fruto de la leyenda negra que la propia película cultivó para triunfar en taquilla. / Foto: imagen de la película.

'La semilla del diablo'

La maldición sufrida por el film La semilla del diablo está relacionada con el lugar en el que se rodó: el edificio Dakota. Al director Roman Polanski se lo recomendaron por la historia negra que tenía detrás, y el cineasta accedió para mejorar el toque satánico del film. Al año siguiente del estreno, el compositor de la música, Krzysztof Komeda, falleció por un coágulo cerebral, de forma similar a uno de los personajes de La semilla del diablo. Ese mismo año, 1969, la pareja del director, la actriz Sharon Tate, que participó como extra en la película, fue asesinada por Charles Manson y su secta cuando estaba en su casa con unos invitados. Embarazada de ocho meses, recibió 16 puñaladas y su cadáver fue colgado. ¿El edificio Dakota fue el culpable? Lo cierto es que años más tarde (1980) John Lennon también fue asesinado saliendo del mismo. Coincidencia o no, la muerte se relaciona mucho con los que estuvieron alguna vez en él. / Foto: imagen de la película.

'Rebelde sin causa'

El célebre actor James Dean (en la imagen) murió a los 24 años al estrellarse con su coche en 1955, meses después de rodar Rebelde sin causa. Su Porsche Spyder 550 alcanzó la categoría de maldito, y también ese film porque la suya fue la primera de una serie de muertes extrañas ocurridas a miembros del reparto antes de cumplir los 45 años. La siguiente fue la de Nick Adams en 1966. Actor secundario en Rebelde sin causa, perdió la vida por una sobredosis. Sal Mineo, otro de los intérpretes principales, fue acuchillado en la calle 10 años más tarde en un asalto. No había cumplido aún 38 primaveras. Y, finalmente, la actriz Natalie Wood murió en circunstancias sospechosas y aún no aclaradas (¿asesinato, suicidio o accidente?) en 1981, tras caer al agua desde el yate en el que pasaba unos días con su marido, Robert Wagner, y con Christopher Walken, ambos actores conocidos. Tenía 43 años. / Foto: imagen de la película.

'Vidas rebeldes'

El largometraje Vidas rebeldes (1961) contó con cuatro estrellas protagonistas: Clark Gable, Marilyn Monroe, Montgomery Clifty Elli Wallach. Los tres primeros fallecieron en un periodo de cinco años desde que se acabó el rodaje. El primero fue el más veterano de todos. Gable (foto) murió 12 días después de acabar el film víctima de un ataque al corazón. Un año más tarde le llegó el turno a la actriz. La muerte de Marilyn (foto) por una sobredosis de barbitúricos sigue dando de qué hablar casi medio siglo después. ¿Suicidio, asesinato? Por último, Montgomery Clift perdió la vida en 1966 después de una larga espiral de autodestrucción abusando de las drogas y el alcohol con accidente de coche incluido tras el que le tuvieron que reconstruir el rostro. / Foto: imagen de la película.

'El cuervo'

La muerte del actor Brandon Lee ha sido una de las más famosas en la historia del cine. A falta de ocho días para terminar el rodaje de El cuervo, recibió un disparo letal de una pistola Magnum 44. La bala debía ser de fogeo, pero por extrañas circunstancias aún no aclaradas resultó ser auténtica. Tenía 28 años y con su muerte consolidó una maldición familiar porque su padre, el legendario Bruce Lee, también falleció en otro rodaje. Fue en el de Juego de la Muerte. El luchador sentía unos terribles dolores de cabeza y se acostó un rato tras tomarse un analgésico. Cayó en coma y no se recuperó. Curiosamente, en esa película, su personaje simulaba una muerte en un rodaje para escapar de unos mafiosos. ¿Premonitorio? / Foto: imagen de la película.

Temas

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel