AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

miércoles, 20/08/14 - 10: 03 h

cine

Scott Thomas indaga en la persecución de los judíos en "La llave de Sarah"

lainformacion.com

martes, 28/12/10 - 10:42

[ ]

Madrid.- La persecución y muerte de los judíos durante la II Guerra Mundial es un tema recurrente en el cine pero no lo es tanto ofrecer una visión contemporánea de las consecuencias futuras de esos hechos. Y eso es lo que ofrece "La llave de Sarah", con una soberbia Kristin Scott Thomas a la búsqueda de la verdad.

Scott Thomas indaga en la persecución de los judíos en "La llave de Sarah"

Madrid.- La persecución y muerte de los judíos durante la II Guerra Mundial es un tema recurrente en el cine pero no lo es tanto ofrecer una visión contemporánea de las consecuencias futuras de esos hechos. Y eso es lo que ofrece "La llave de Sarah", con una soberbia Kristin Scott Thomas a la búsqueda de la verdad.

Dirigida por Gilles Paquet-Brenner y basada en el best-seller de Tatiana De Rosnay, "La llave de Sarah" (título en español del original "Elle s'appelait Sarah") es una emotiva historia basada en un tremendo episodio de la guerra poco conocido fuera de Francia.

Se trata de "la redada del velódromo", la detención de 13.000 judíos -de ellos 4.000 menores- en París en julio de 1942, durante el gobierno colaboracionista de Vichy.

Unos hechos acaecidos ante la mirada impasible de sus convecinos, actitud que en el libro y en la película descubrirá horrorizada una periodista americana afincada en la capital francesa, Julia Jarmond (Scott Thomas) sesenta años más tarde.

"Es una historia universal que afecta a todo el mundo porque cada país ha tenido una historia difícil y cada familia tiene secretos", explica en una entrevista con Efe Paquet-Brenner, que asegura que no quería hacer "sólo otra historia sobre la guerra, sino un filme sobre la guerra con un punto de vista contemporáneo, moderno".

Una contraposición que encontró en la novela de Rosnay, un éxito internacional del que se han vendido dos millones de ejemplares, de los cuales unos 100.000 en España, donde el film se estrena mañana.

"El encuentro con el libro fue determinante porque tenía todo lo que yo buscaba. Mi abuelo era un judío alemán denunciado por los franceses. Una problemática muy compleja que estaba en el libro y que correspondía a esa zona gris de la historia que yo quería explorar", explica apasionadamente Paquet-Brenner.

En su novela, Rosnay cuenta los hechos con veracidad pero al mismo tiempo utiliza un punto de vista contemporáneo, el de la periodista interpretada por Scott Thomas, que en el piso de sus suegros al que se va a mudar encuentra huellas de un pasado que todo el mundo ha querido ocultar.

Algo que interesó enormemente al director, que quería mostrar no no sólo una reconstrucción histórica, sino tomar distancia y contar lo sucedido en primera persona y de forma contemporánea.

Mientras que en el pasado cuenta la historia de Sarah, una niña que es detenida junto a su familia y que encierra con llave a su hermano pequeño en un armario para tratar de protegerle.

"En Francia interesa mucho la parte contemporánea" porque se conoce la historia de la redada del velódromo. Pero en el extranjero se desconoce lo que ocurrió en Francia en ese periodo "y eso es lo que apasiona a la gente", explica Paquet-Brenner.

De ahí que la película o el libro puedan satisfacer a todos. Los que se interesan sólo por los hechos o los que buscan una reflexión filosófica o humanista de sus consecuencias en generaciones futuras.

"Quería que cualquiera que tuviera una experiencia sobre la guerra en cualquier parte del mundo y en cualquier época pudiera sentirse identificado con la historia de Sarah", resalta el director, que se refiere también al hecho de que ahora en España se esté empezando a afrontar el pasado.

De Rosnay ha tratado de reflejar cómo los lugares guardan las trazas de lo que ha pasado en ellos. En este caso el Velódromo de Invierno, cercano a la torre Eiffel y destruido en el año 1959.

"Comencé a leer todo lo que encontré sobre esos hechos y me sentí conmocionada por la suerte de esos 4.000 niños", de los que apenas una decena sobrevivieron, los que pudieron escapar antes de ser transferidos a Auschwitz, cuenta la escritora a Efe.

Una novela -la primera en Francia sobre lo acaecido en el velódromo- con la que De Rosnay muestra la importancia "de poder ver las cicatrices, los tabúes, que aún quedan" de aquel momento.

Una historia de emociones, explica la autora, que se muestra encantada con la adaptación a la gran pantalla y especialmente por los "magníficos" actores utilizados para recrear sus personajes.

Palabras de elogio para Scott Thomas pero especialmente para Mélusine Mayance, la niña de 11 años que interpreta de forma absolutamente conmovedora a la Sarah que da título a la historia.

"Cuando vi a Mélousine era verdaderamente Sarah. Me impactó ver a mi pequeña Sarah en carne y hueso exactamente como la había imaginado. Era ella, verdaderamente increíble", relata.

Una niña desesperada por salvar a su pequeño hermano en la historia del pasado. Y una historia que cambia la forma de ver la vida del personaje de Scott Thomas en el presente.

(Agencia EFE)

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel