AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 25/12/14 - 21: 23 h

cine

‘Super Mario Bros’ cumple 20 años: así se rodó la primera (y peor) adaptación cinematográfica de un videojuego

lainformacion.com

martes, 28/05/13 - 12:34

[ ]
  • Tuvo dos directores y tres guionistas, y los abochornados protagonistas tenían que emborracharse para interpretar a Mario y Luigi.

  • La película fue un rotundo fracaso en taquilla, pero con el tiempo se ha convertido en una obra de culto.

 

'Super Mario Bros' y otras 15 lamentables adaptaciones cinematográficas de videojuegos

El proyecto para la adaptación cinematográfica de las aventuras de ‘Super Mario Bros’ (1993) lo tenía todo para haberse convertido en un taquillazo. A principios de los 90 el bigotudo fontanero de Nintendo se había convertido en toda una celebridad. Su imagen era omnipresente. Mario estaba en todos lados, desde cómics a camisetas, pasando por las cajas de cereales y, cómo no, videojuegos.

El director franco-británico Roland Joffé, gran aficionado del personaje creado por Shigeru Miyamoto, se hizo con los derechos para la adaptación por sólo dos millones de dólares. Varios estudios estaban detrás de hacer una película con Mario. Sin embargo, la figura de Joffé –candidato al Oscar por ‘Los Gritos del silencio’ (1984) y ‘La Misión’ (1986)– fue garantía suficiente para Nintendo.

Además, el acuerdo permitía que la compañía japonesa mantuviera el control sobre la jugosa explotación del merchandising, algo que las grandes productoras de Hollywood jamás habrían permitido, sobre todo después de la lección aprendida con ‘Star Wars’.

Joffé puso en marcha un ambicioso proyecto contratando a al guionista Barry Morrow, que había ganado el Oscar por ‘Rain Man’ (1988), y que fue despedido de manera fulminante después escribir una historia demasiado dramática.

El equipo que había creado la versión cinematográfica de ‘Los Picapiedra’ retomó el guión y lo convirtió en un edulcorado cóctel que mezclaba el universo Mario con lo mejor de la fantasía de ‘El mago de Oz’ y ‘Alicia en el país de las maravillas’. Tampoco funcionó, sobre todo después de que el director elegido para llevar la adaptación, Harold Ramis, abandonase el proyecto a pocas semanas del inicio del rodaje.

La tercera, y definitiva, versión del guión se terminó sobre la marcha, ya con las cámaras filmando.  El sustituto de Ramis, Rocky Morton –creador de la futurista serie televisiva Max Headroom-, quiso dar su toque personal al proyecto y ‘Super Mario Bros’ pasó de ser una película de aventuras infantiles a un film para adultos envuelto en una ridícula crítica a la sociedad industrial.

Sin protagonista

La elección de los protagonistas tampoco fue sencilla. La primera opción de Joffé era Danny DeVito que, tras deshojar la margarita, decidió rechazar el papel para participar en ‘Hoffa’ (1992). Fue en ese momento cuando Dustin Hoffman se ofreció para el papel, animado por sus propios hijos, que soñaban con ver a su padre encarnando a su héroe de los videojuegos.

Hoffman no era del gusto del estudio, que ‘tocó’ a Tom Hanks. Como cuenta Jeff Ryan en su libro ‘Super Mario: How Nintendo Conquered America’, el acuerdo tampoco fructificó por los 5 millones de dólares que pedía el actor. Finalmente, el elegido fue Bob Hoskins, que se había ganado el favor del público con su papel en ‘¿Quién engañó a Roger Rabbit?’ (1988).

Para encarnar a King Koopa, los productores pensaron en Arnold Schwarzenegger, que declinó el ofrecimiento. Kevin Costner o Michael Keaton también sonaron para un papel que acabó aceptando un Dennis Hopper en horas bajas.  

Un infierno de rodaje

Con Rocky Morton a los mandos de la adaptación, el rodaje se convirtió en poco menos que la versión hollywoodiense de la Guerra de 100 días: el temperamental director se divertía durante tirándole café caliente a los extras cuando no le gustaba su vestuario, nadie hacía caso a los guionistas y, por si fuera poco, los protagonistas se avergonzaban de su trabajo.

Bob Hoskins (Mario) y John Leguizamo (Luigi), confesaron años después que recurrían a altas cantidades de alcohol para superar el bochorno que les producía interpretar los ridículos diálogos.

Finalmente, ‘Super Mario Bros’ se estrenó en Estados Unidos el 28 de mayo de 1993. La película debutó en el cuarto puesto de la taquilla estadounidense, con sólo 8 millones de dólares de recaudación. En total, la cinta ingresó 20 millones de dólares, menos de la mitad de lo que había costado.

Una película de culto

“Fue muy duro porque era la primera adaptación de un videojuego. Nadie lo había hecho antes”, ha reconocido Leguizamo en un vídeo dedicado al club de fans de la película con motivo del 20 aniversario del estreno del film.

‘Luigi’ recuerda que “pasaron muchas cosas durante el rodaje, algunas muy divertidas”.  Leguizamo se refiere a una de las escenas del film que transcurre en una discoteca y para la que “los productores contrataron a un montón de strippers” que, según el intérprete, “estaban deseando quitarse la ropa”.

También recuerda con añoranza su relación con Bob Hoskins, de quien asegura que “la única manera que había de entenderle era estar completamente borracho”.

El actor reconoce que cometieron “muchos errores”, pero asegura estar “orgulloso” de su participación en el largometraje que, como le ha sucedido a otras películas ‘malas’, con el paso de los años se ha convertido en una obra de culto.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel