AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 24/07/14 - 03: 58 h

cine

¿Tomarías una droga que te convierte en la mejor versión de ti mismo?

M. J. Arias

jueves, 31/03/11 - 17:17

[ ]
Esa es la gran pregunta que plantea ‘Sin límites’. Una película sin más pretensiones que las de entretener y que se estrenará el próximo 8 de abril en España. Llega tras haber triunfado en la taquilla estadounidense y con Bradley Cooper por primera vez como protagonista absoluto.
¿Tomarías una droga que te convierte en la mejor versión de ti mismo?  -Foto: lainformacion.com
El chico guapo de ‘Resacón en Las Vegas’ acaba de dejarse ver por Madrid para presentar la que es su primera película como protagonista sin una ‘trouppe’ que lo arrope en la pantalla. A las órdenes de Neil Burger (‘El ilusionista’), Bradley Cooper interpreta a un escritor en plena crisis de creatividad al que un viejo conocido le tiende un cable muy tentador. Una droga que dispara su intelecto y hace que su cerebro rinda al 100%. Tomarla o no tomarla. Esa es la disyuntiva que se le presenta a Eddie Morra. Él apuesta por la primera opción y su vida da un giro de 180 grados.

El protagonista de ‘Sin límites’ la toma y Cooper reconoce que también lo haría. La oferta es como para sopesarla. Con una simple pastilla, el cerebro humano comienza a funcionar de tal manera que quien la ingiere puede convertirse en un experto en arte, en finanzas o un políglota experimentado. Todo en cuestión de segundos, minutos. “Creo que haría lo mismo que Eddie. Aprender idiomas para poder comunicarme con todo el mundo. Y también aprender a tocar todos esos instrumentos que tengo en casa esperando a ser usados”, reconoce Cooper, quien asegura que no podría renunciar a una oferta “tan tentadora”.

Preparar el personaje de Eddie no ha sido complicado para este actor que dio el saltó a la popularidad tras su participación en el bombazo que supuso ‘Resacón en Las Vegas’. Para empezar, no se entrevistó con drogadictos porque a la sustancia a la que su personaje es adicto no es una droga al uso. Él lo ve así: “Es una droga para meterse en la realidad. No es como otras que sirven para escapar y quedarse colocado”. Sobre si encontró más dificultad en ‘Sin límites’ que en proyectos anteriores por aquello de que es su primer protagonista en solitario, dice que no. “El trabajo era el mismo que en otras películas, solo que mi personaje tenía un papel más grande”. Pues eso.

Quizá la mayor dificultad para él fue la de rodar con Robert De Niro. Aunque eso solo fue antes de conocerlo en persona. Era algo que le preocupaba. “Trabajar con él era uno de los sueños de mi vida. Además, gracias a él me he hecho actor, era mi inspiración”. Por eso al principio se sentía un poco nervioso. Después resultó que las dos semanas mano a mano con De Niro fueron lo mejor del rodaje. Dice Cooper que el protagonista de ‘Toro Salvaje’ es de esos actores de pocas palabras que enseñan con sus actos. “Es capaz de borrarse a sí mismo y dejar que el personaje se apodere de él”, recuerda admirado.

‘Sin límites’ está basada en la novela de Alan Glynn ‘The Dark Fields’. Sin embargo, la guionista Leslie Dixon se quedó solo con la esencia de la historia. La mayoría de las escenas de la película no están en el texto original. De él ha quedado solo el personaje y el trasfondo de la trama, la idea de qué haría un hombre si le ofreciesen una droga que le convirtiese en la mejor versión de sí mismo y cómo afectaría eso a su vida. Más allá de eso no queda mucho en la versión rodada. Aunque el texto original sí que sirvió de ayuda a Cooper para construir su personaje: “Es un diario escrito en primera persona. Esto me ayudó a saber cómo era tomar la pastilla”.

Neil Burger, director de ‘El ilusionista’, trae una historia que arranca con una pregunta que podría considerarse trascendental, pero que se queda en la cáscara. Después de todo, no deja de ser una película de entretenimiento, con mucho ritmo, velocidad, Robert De Niro y toques de saber hacer del director. Dos son las pistas que advierten al espectador de cuando Eddie está bajo los efectos de la pastilla y cuando no. Las imágenes con un toque dorado y las frases casi en verso en boca del protagonista lo dicen todo. Un ejercicio de estilo interesante para una película que llega a España tras ser número uno en EEUU.


Temas

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel