AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

viernes, 18/04/14 - 04: 51 h

cine

Trigésimo octavo aniversario de 'Tiburón', la película que fue un gran éxito gracias a los problemas en el rodaje

Jorge Ramírez Orsikowsky

jueves, 20/06/13 - 06:30

[ ]
  • Los cuatro escualos mecánicos construidos para 'Tiburón' fueron un quebradero de cabeza para Spielberg, pero también la clave del enorme éxito del film, estrenado el 20 de junio de 1975.
  • El libro 'Jaws: Memories from Martha's Vineyard' recoge muchas imágenes del rodaje, y en él se ve el enorme trabajo realizado con los tiburones falsos, aunque luego dieran tantos problemas.
'Tiburón', las imágenes detrás de las cámaras

"El tiburón averiado fue un regalo del cielo. El filme pasó de ser como una película de terror japonesa de los sábados por la tarde a parecerse a las de Hitchcock: cuanto menos ves, más suspense". Esto lo ha dicho el director Steven Spielberg en más de una entrevista, y refleja cómo el caótico rodaje de 'Tiburón' acabó siendo el mejor aliado de una película que se convirtió en su momento (1975) en la más taquillera de todos los tiempos.

Este 20 de junio se conmemora el 38º aniversario de un film que ayudó a cambiar el cine, y muchísima culpa tuvieron los cuatro tiburones mecánicos que se construyeron para el rodaje, y que al dar tantos problemas obligaron al director a jugar con la presencia del escualo, a sugerir que estaba ahí, amenazante (visión subjetiva del tiburón a través de la cámara), pero sin que se le viera mucho. La clave del éxito junto a la oscarizada e inolvidable banda sonora de John Williams y, por supuesto, el talento del que luego sería considerado 'Rey Midas de Hollywood'.

Donde sí se ha podido ver de maravilla a los cuatro tiburones llamados Bruce en honor al abogado de Spielberg ha sido en el libro 'Jaws: Memories from Martha's Vineyard', que recoge muchísimas anécdotas y sobre todo impresionantes imágenes del rodaje de 'Tiburón', una película que hoy no se habría hecho igual debido al desarrollo de los efectos especiales por ordenador.

Spielberg se empeñó en rodar este largometraje en el Océano Atlántico, en la isla Martha's Vineyard (Massachusetts). La fuerza del mar le dio muchos quebraderos de cabeza, como estar a punto de hundir el barco 'Orca' con el que los protagonistas llevaron a cabo la caza del gran tiburón blanco. Pero nada comparado con los cuatro escualos mecánicos.

Se hicieron a tamaño real con accionamiento neumático. El primero fue un 'tiburón trineo' que no tenía la parte inferior y que era arrastrado por una línea de 100 metros. Otros dos tiburones se hicieron sobre plataforma, uno que se movía de izquierda a derecha de la cámara y el otro a la inversa. En el lado que quedaba invisible para la cámara se veían las numerosas mangueras neumáticas que permitían accionarlo. El último se hizo meses después y acabaría en una chatarrería tras pasar muchos años en la entrada del Parque temático de la Universal en Florida.

Sucesión de contratiempos

Los problemas ya empezaron antes de iniciar el rodaje cuando Spielberg, Martin Scorsese y John Millius gastaron una broma a George Lucas y éste quedó atrapado en la boca de uno de los tiburones. Fue el anticipo de lo que pasó luego. El agua salada averiaba a los tiburones porque se colaba en el mecanismo, su estructura se rompía por la presión del agua e incluso se hincharon cuando su piel de espuma de neopreno se mojó por primera vez, aunque en teoría ésta no era absorbente.

Los problemas llevaron a Spielberg a cambiar la escena inicial, donde la nadadora pasó a ser arrastrada por el tiburón, sumergido e invisible, en vez de que se viese cómo la devoraba. En la persecución pasó tres cuartas partes de lo mismo y el cineasta utilizó los barriles amarillos para que se supiera dónde estaba el jaquetón, pero sin vérsele, o como mucho exhibía la aleta dorsal.

Al final, utilizó más imágenes reales de tiburones blancos australianos que de los escualos falsos, pero el libro 'Jaws: Memories from Martha's Vineyard' les brinda el debido homenaje con muchas fotografías donde se aprecia el gran trabajo, a pesar de todo, de los 40 técnicos de efectos especiales a los que supervisó Bob Mattey, creador del calamar gigante del film 'Veinte mil leguas de viaje submarino' (1954), otra criatura marina que ha pasado a la historia del cine.

El rodaje iba a durar 55 días y acabó alargándose hasta los 159. En cuanto al presupuesto, los cuatro millones de dólares iniciales se dispararon a nueve, pero nada comparado con los 470,6 millones de dólares que recaudó en todo el mundo. 'Jaws' (título original) fue finalmente un éxito aunque durante su realización algunos miembros del rodaje bautizaran al largometraje como 'Flaws' (fallos). ¿Qué hubiera sido del film si todo hubiera ido como la seda?

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android

iplabel