AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 21/08/14 - 00: 36 h

arte, cultura y espectáculos

El Museo de los Sonidos en Peligro de Extinción: la broma que se ha convertido en un fenómeno de Internet

Roberto Arnaz

martes, 03/07/12 - 09:43

[ ]

Esta curiosa página web reivindica las viejas tecnologías y se ha propuesto evitar que desaparezcan los tonos, bips y soniditos varios que nos acompañaron en el paso del mundo analógico al digital. La sintonía del ‘Windows 95’ o el durante un tiempo omnipresente ‘Nokia Tune’ son algunas de las joyas de este peculiar sala de exposiciones virtual.

El Museo de los Sonidos en Peligro de Extinción: la broma que se ha convertido en un fenómeno de Internet  -Foto: Museum of Endangered Sounds

¿Ya no recuerdas como sonaba cuando un vídeo se tragaba una cinta VHS? ¿Y el ruido que hacía el televisor cuando se iba la imagen y la pantalla se llenaba de ‘nieve’? ¿Has olvidado la pegadiza melodía de tu teléfono móvil Nokia? Si esta fue la música de la banda sonora de tu infancia o juventud, no te preocupes, hay un sitio para ti: el Museo de los Sonidos en Peligro de Extinción recoge todos estos todos tonos, bips y soniditos varios que hasta hace no mucho formaban parte de nuestra vida cotidiana.

En esta peculiar sala de exposiciones virtual dedicada a las sintonías que marcaron el cambio de lo analógico a lo digital se pueden escuchar obras maestras casi desaparecidas, como el sonido de la rueda de un teléfono antiguo, el ruido de un disco de 3,5 pulgadas entrando en una disquetera o el insoportable pitido de un módem de 56k al conectarse a Internet a través de la línea telefónica.

Y, aunque se ha convertido en una iniciativa de lo más refrescante, el Museo de los Sonidos en Peligro de Extinción nació como una broma de tres estudiantes de publicidad estadounidenses. Una noche de juerga, Marybeth Ledesma, Phil Hadad y Greg Elwood se percataron de lo silencioso que resultaba hoy comunicarse a través de dispositivos como el iPhone y empezaron a bromear sobre lo escandaloso que habría resultado hacer eso mismo hace unos pocos años.

“Ahora que todo el mundo ha adoptado aparatos elegantes con interfaces táctiles silenciosos sentimos que era el momento de reivindicar el sonido de los dedos pulsando las teclas de un teclado QWERTY –el más común en máquinas de escribir y ordenadores–”, han asegurado al diario ‘The Washington Post’. Así que decidieron ponerse manos a la obra.

Un ‘friki’ como imagen

Lo primero fue crear un alter ego virtual, un avatar lo suficientemente ‘friki’ como para que la gente creyera que había sido capaz de buscar y grabar todos aquellos sonidos símbolo de la obsolescencia tecnológica. Así nació Brendan Chilcutt, un supuesto universitario estadounidense amante de los cacharros antiguos que presuntamente se dedicaba a cazar ruiditos para su museo on line.

Para encarnar a Chilcutt, convencieron a un amigo para que posara con unas gafas de pasta, un peinado de dudoso gusto “y un cara de ‘pringao’ copiada del retrato fotorrealista ‘Mark’ del artista Chuck Close”, un verdadero icono para la generación ‘geek’.

“Al principio, nuestra intención no era la de preservar estos sonidos, sino la de homenajear de alguna manera a la tecnología con la que habíamos crecido”, reconocen los verdaderos fundadores del Museo de los Sonidos en Peligro de Extinción. Sin embargo, el éxito de la web les hizo cambiar de idea y aumentar su colección.

‘Arte pop’ musical

Ledesma, Elwood y Hadad lanzaron su página de internet el pasado mes de abril sin ningún tipo de promoción. Poco a poco, se dieron cuenta de que decenas de miles de internautas llegaban a ella a través de búsquedas en Google.

Además, su curiosa iniciativa llamó la atención de algunas de las páginas de tecnología más seguidas de la Red, como Wired o Gizmodo, lo que convirtió al Museo de los Sonidos en Peligro de Extinción en una especie de Meca ‘geek’, y al ‘gafapasta virtual’ Brendan Chilcutt en su profeta.

“Imaginaos un mundo en el que nunca más volviéramos a escuchar la sinfónica música de arranque del Windows 95”, afirma el inventado estudiante de informática en la web, en la que reconoce su predilección por los sonidos de una cinta VHS entrando en un reproductor de vídeo HR-7100, lanzado por la marca JVC en 1981, o el sonido ‘sucio’ de una cinta de cassette.

Este peculiar museo no tampoco se ha olvidado de otra de las ramas artísticas nacidas gracias a la evolución tecnológica, los videojuegos. En la colección del Museo de los Sonidos en Peligro de Extinción tienen un lugar destacado dos de las melodías que marcaron a los ‘jugones de los años 80 y los 90: el sonido repetitivo y machacón, pero extrañamente adictivo, de Pac-Man y la archiconocida canción del Tetris para la consola portátil Game Boy de Nintendo.

¿Un archivo para la eternidad?

El plan de Brendan Chilcutt es continuar ampliando el repertorio de sonidos hasta 2015. Después, según la web del museo, planea pasar siete años reinterpretando los sonidos, convirtiéndolos en composiciones binarias, para que las grabaciones que él ha realizado no sean la única documentación existente de los sonidos que marcaron el paso de la era analógica al reinado de lo digital.

Sin embargo, los responsables de esta curiosa iniciativa no han decidido aún cuál será el futuro de esta ingeniosa broma que se ya se ha convertido en todo un fenómeno en Internet. De momento, siguen recibiendo peticiones para las nuevas incorporaciones al museo, la más demandada, la consola Atari 2600.

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel