AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 24/07/14 - 01: 47 h

escultura

Cementerios de Barcelona apuesta por esculturas funerarias del Modernismo

lainformacion.com

martes, 05/05/09 - 14:35

[ ]

Barcelona, 5 may (EFE).- La empresa Cementerios de Barcelona pone al alcance de los ciudadanos la posibilidad de que adquieran réplicas de esculturas funerarias de grandes maestros modernistas como Josep Llimona, Miquel Blay, Josep Berga o Clestí Devesa para decorar las tumbas o los nichos de sus seres queridos.

Cementerios de Barcelona apuesta por esculturas funerarias del Modernismo

Barcelona, 5 may (EFE).- La empresa Cementerios de Barcelona pone al alcance de los ciudadanos la posibilidad de que adquieran réplicas de esculturas funerarias de grandes maestros modernistas como Josep Llimona, Miquel Blay, Josep Berga o Clestí Devesa para decorar las tumbas o los nichos de sus seres queridos.

Entre los vetustos panteones del cementerio del Poblenou, el más antiguo de la capital catalana, se ha dado a conocer hoy esta iniciativa, pionera en España, y que será posible gracias al acuerdo de colaboración al que han llegado la empresa de Olot (Girona) "Art Cristià" y la entidad funeraria barcelonesa, que comercializará estas esculturas con precios que van de los 700 a los 4.000 euros.

El director general de Cementerios de Barcelona, Jordi Valmaña, ha explicado en rueda de prensa que se trata de continuar trabajando para que los nueve camposantos de la ciudad "sean reconocidos como lugares patrimoniales y de visita, abiertos al paseo".

La colección de esculturas que se ha presentado hoy cuenta con cinco modelos: "Ángel del Sepulcro", de pie, y del autor Josep Berga Boada, uno de los principales introductores del modernismo en Olot; "Ángel del Sepulcro", sentado, y "Relieve del Ángel", de Celestí Devesa Pinadella, escultor y profesor de dibujo de la Escuela de Bellas Artes de Olot.

También se ofrece un "Relieve de Cristo", un elemento decorativo de lápida, de Miquel Blay Fàbregas, primera medalla de la Exposición Universal de París de 1900 y académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid; y "Relieve del Sagrado Corazón", de Josep Llimona Bruguera, medalla de oro de la Exposición Universal de Barcelona y premio de Honor de la Exposición Internacional de Bellas Artes de Barcelona.

Valmaña ha destacado que los precios de las esculturas son posibles gracias a las técnicas que utiliza "Art Cristià" a partir de los moldes originales de estas piezas y de reproducciones con resinas con baño de bronce o fibra de vidrio.

El alcalde de Olot, Lluís Sacrest, presente en el acto, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo, especialmente, por lo que supone de "popularización" del arte religioso de Olot, la denominada "Ciutat dels Sants", y donde se ubica un singular museo dedicado a las técnicas tradicionales de la imaginería religiosa y a los viejos oficios artísticos relacionados con esta actividad.

Preguntado Valmaña sobre la posibilidad de acabar llenando todos los cementerios barceloneses con esculturas de este estilo, ha subrayado: "ya nos preocuparemos de no caer en el mimetismo, ni en la repetición".

Precisamente, como la empresa de Olot tiene en su haber otras esculturas del mismo estilo, según ha recordado el presidente de su consejo de administración, Joaquim Vayreda, no se descarta ampliar el catálogo con otras figuras escultóricas si la iniciativa tiene éxito.

Aprovechando la presentación de estas esculturas, Jordi Valmaña también ha indicado que en los últimos tres años, Cementerios de Barcelona ha invertido un total de 1,5 millones de euros en la rehabilitación del patrimonio del cementerio del Poblenou, con obras de conocidos arquitectos y escultores del siglo XIX como Joan Nolla, Jaume Barba o Elies Rogent.

Respecto al actual momento de crisis, Valmaña ha asegurado que la empresa continuará invirtiendo en la mejora de los cementerios barceloneses, donde cada año se registran entre 17.000 y 18.000 entierros.

En cuanto a incineraciones, ha dicho que están en el 39 por ciento, y van en aumento cada año, aunque muchas de las urnas (un 30 por ciento) también se acaban enterrando.

(Agencia EFE)

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel