AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

domingo, 21/09/14 - 08: 42 h

festival de cine

El amor entre vampiros de Jarmusch cierra con frescura el concurso de Cannes

lainformacion.com

sábado, 25/05/13 - 22:50

[ ]

Cannes (Francia), 25 may (EFE).- Vampiros modernos, apasionados por la música, en un ambiente oscuro, onírico, dramático y melancólico. Eso es "Only lovers left alive", la extraña y, en pocos momentos, brillante película con la que Jim Jarmusch cerró hoy la competición de la 66 edición del Festival de Cannes.

El amor entre vampiros de Jarmusch cierra con frescura el concurso de Cannes

Cannes (Francia), 25 may (EFE).- Vampiros modernos, apasionados por la música, en un ambiente oscuro, onírico, dramático y melancólico. Eso es "Only lovers left alive", la extraña y, en pocos momentos, brillante película con la que Jim Jarmusch cerró hoy la competición de la 66 edición del Festival de Cannes.

Tilda Swinton y Tom Hiddleston son la pareja protagonista de unos vampiros en las antípodas de los jovencitos de "Crepúsculo" ("Twilight"), para una película que al director le llevó siete años hacer por la dificultad de encontrar financiación, según explicó en rueda de prensa.

Tras bromear con que creían que las películas de vampiros daban dinero, Jarmusch señaló que "quería hacer una película de amor con vampiros", un proyecto muy difícil de llevar a cabo, pero, agregó: "nunca renuncié".

"Costó tanto tiempo porque nadie quería darnos el dinero. Cada vez es más difícil para las películas que son un poco inusuales, o que no satisfacen las expectativas sobre algo, pero eso es lo bonito del cine", precisó el realizador estadounidense.

Y en ese complicado proyecto embarcó a Swinton, Hiddleston y John Hurt, tres vampiros cultos, con tantos años a sus espaldas como anécdotas curiosas que contar, aislados socialmente y que viven, lógicamente, en un mundo oscuro y decadente muy bien representado en el filme.

Swinton indicó por su parte que la fascinación por el mundo de los vampiros viene de sus potenciales vidas eternas cuando los seres humanos "estamos tan aterrorizados por la mortalidad".

"En esta película me encanta la idea general de la invisibilidad. Es maravilloso", señaló la actriz, que no se sorprendió de que Jarmusch le propusiera este filme. "Me dieron ganas de decirle que pensaba que llevaba haciendo películas de vampiros toda la vida", agregó divertida.

Una película en la que los protagonistas "no son humanos, son animales", unas criaturas que tienen una larga historia de amor, lo que se muestra a través de fragmentos de una conversación que dura ya 500 años.

Y que sufren los mismos problemas que cualquier pareja que lleva muchos años junta. "Queríamos mostrar a una pareja que intenta vivir, pero vivir y permanecer juntos, y eso era lo interesante".

"Para mucha gente es una película de vampiros, para otros un documental y para otros un cuento de hadas", explicó la actriz entre las risas de los periodistas.

Ese fuerte componente romántico viene del hecho de que las historias de vampiros proceden de los poetas románticos, en opinión de Jarmusch. De Lord Byron y, por supuesto, también de Bram Stoker, pero con un fuerte componente iconoclasta.

Algo que se puede ver en el hecho de que el personaje de Hiddleston sea un músico minoritario, por el aprecio de los vampiros por la ciencia en contraste con su frustración contra los humanos y por la tristeza permanente en la que viven.

Una historia muy potente desde el punto de vista visual, que se desarrolla en Detroit y en Tánger.

En Detroit porque era una ciudad mágica y misteriosa, en palabras del realizador, que era una "especie de París en el Medio Oeste" de Estados Unidos y con una increíble cultura musical, pero que se ha degradado trágicamente.

Mientas que en el caso de Tánger, quería usarlo por un café que existía en la ciudad, en la década de los cincuenta, llamado las mil y una noches, en el que un artista inventó la maquina del sueño, una "preciosa historia" que el realizador quiso integrar de alguna manera en el filme.

"Un proyecto fascinante" para Hiddleston, encantado de interpretar un papel tan diferente en su carrera, lleno de romanticismo y melancolía, frágil pese a ser vampiro y protagonista de una brillante historia de amor.

"Only lovers left alive" es una película diferente, divertida e irreverente, aunque un tanto repetitiva, que ha servido para cerrar hoy la competición oficial de la 66 edición de Cannes, cuyos premios se conocerán mañana por la tarde.

Alicia García de Francisco

(Agencia EFE)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel