El lento y doloroso declive de una ciudad hecha de pan, una metáfora sobre el paso del tiempo que te dejará helado

  • La ciudad, construida enteramente de edificios de pan, ha sido fotografiada por la artista cada día durante seis meses.

  • La artista, Johanna Martensson, ha querido mostrar la simpleza de lo que ocurrirá cuando el telón del mundo se cierre.

La ciudad del pan recién horneada

La ciudad del pan recién horneada

La ciudad del pan tras algunos días

La ciudad del pan tras algunos días

El moho se apodera de la pequeña ciudad

El moho se apodera de la pequeña ciudad

A penas se distinguen ya las ventanas de los edificios

A penas se distinguen ya las ventanas de los edificios

Como si de un incendio se tratase, la Ciudad del Pan casi destruida

Como si de un incendio se tratase, la Ciudad del Pan casi destruida

Como si de un incendio se tratase, la Ciudad del Pan casi destruida

Como si de un incendio se tratase, la Ciudad del Pan casi destruida

La Ciudad del Pan no pudo ni si quiera mantenerse rígida y muere sin remedio

La Ciudad del Pan no pudo ni si quiera mantenerse rígida y muere sin remedio

La Ciudad del Pan no pudo ni si quiera mantenerse rígida y muere sin remedio

La Ciudad del Pan no pudo ni si quiera mantenerse rígida y muere sin remedio

En el año 2009 ya se había estrenado la película 'Soy Leyenda', en la que la ciudad de Nueva York era despojada de toda vida humana e invadida por animales, plantas y otras formas no humanas...

No sabemos si la artista suiza Johanna Martensson vio o no la película pero lo cierto es que leyó un artículo iluminador del tema.

En el artículo se describía cómo se transformaría la tierra si los humanos dejáramos de existir y las ciudades se quedaran en manos de Dios. En pocos siglos, la mayoría de los edificios se derrumbarían o serían ocupados por plantas y animales, y las bacterias reestablecerían un nuevo orden social.

Así, la artista ha querido representar este apocalíptico tema mediante la creación de una ciudad de pan, a la que llamó: 'La Decoración'.

La ciudad, construida enteramente de edificios de pan, ha sido fotografiada por la artista todos los días durante seis meses, viendo cómo poco a poco se deterioraba hasta su total descomposición.

Por esta creación la artista Martensson ha recibido numerosos premios, el mas reciente ha sido el Premio de Diseño en Artes y Artesanía, en la categoría de Diseño de Confección.

Lo que Martensson quería mostrar era la simple presentación de lo que ocurrirá cuando el telón del mundo se cierre para la humanidad.