AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

viernes, 26/12/14 - 00: 55 h

fotografía

Helmut Newton y su mundo sin hombres

lainformacion.com

domingo, 27/01/13 - 13:43

[ ]

Madrid, 27 ene (EFE).- El público enmudeció al ver las primeras fotografías de Helmut Newton, una cautivadora combinación de vulgaridad, feminidad, sexualidad y moda, que relegaba a los hombres a la categoría de atrezo, y que le convirtieron en uno de los más importantes fotógrafos del siglo XX.

Helmut Newton y su mundo sin hombres

Madrid, 27 ene (EFE).- El público enmudeció al ver las primeras fotografías de Helmut Newton, una cautivadora combinación de vulgaridad, feminidad, sexualidad y moda, que relegaba a los hombres a la categoría de atrezo, y que le convirtieron en uno de los más importantes fotógrafos del siglo XX.

Una década después de su muerte y transcurrido casi medio siglo desde que Newton (1950-2004) comenzara a hacer fotos, la reedición del libro "World without men" (1984), desprende ese mismo halo irreverente y perturbador de los inicios, a pesar del paso del tiempo.

El libro reúne imágenes tomadas entre los años sesenta y los ochenta para revistas como "Vogue" o "Stern", y se acompañan de una selección de notas del autor alemán, en la que se atisba su personalidad improvisadora, experimental, antojadiza y dotada de una inusual y original irreverencia.

"Me atrae mucho el mal gusto, es mucho más excitante que el pretendido buen gusto, que no es más que la estandarización de la mirada", solía decir este fotógrafo enamorado del resurgir de una nueva y poderosa identidad femenina, generada por la revolución sexual de los sesenta.

"World without men" (Taschen) incluye algunas de las imágenes más reconocibles del artista alemán: una mujer vestida con traje de Yves Saint Laurent de rasgos masculinos sosteniendo un cigarro, o la llegada de una mujer enfundada en negro a una piscina repleta de hombres en bañador que exhiben su cuerpo sin pudor.

En cierto modo, el lenguaje del autor alemán es bastante reconocible: una o varias mujeres son las protagonistas de una escena que combina desnudo, sexualidad, agresividad, vulgaridad, y siempre en un escenario exterior.

Newton aborrecía los estudios, tenía miedo a "agarrotarse", según señala en el diario de una sesión invernal en la que utilizaba maniquíes para que no se helaran de frío. Pero también prefería el exterior por la influencia de clásicos como Brassaï o Erich Salomon.

En blanco y negro o en color, este controvertido fotógrafo no ocultó su fascinación por el lujo decadente y el "vouyerismo": "No existe en el mundo entero un lugar mejor para que un voyeur como yo se mantenga entretenido como Saint Tropez", solía decir.

Aunque sus principales encargos fueron de revistas de moda, su estilo no se ajustaba a la pose tradicional.

Una modelo perseguida por un avión vestida de Mansfield, una mujer tendida en la playa sobre otra mientras se agarra un pecho con piezas de Bulgari, o una modelo con diseños de Gaultier y Armarni junto a maquinaria pesada, no eran desde luego las poses más comunes de las revistas de moda en la época.

"Una buena fotografía de moda debe de parecer cualquier cosa menos una fotografía de moda", comentaba Newton, obsesionado en la elección de la modelo y en la ambigüedad hombre-mujer, dos cuestiones que plasmó en la mayoría de sus imágenes.

"World without men" es hoy un libro de fotografía artística, una definición que al alemán le costaba utilizar, ya que siempre agradeció "al mundo comercial y a la sociedad de consumo" el éxito que había alcanzado gracias a sus trabajos en populares revistas de moda.

Aunque le parecía "maravilloso" exponer en una galería de arte, a su particular personalidad le parecía igual de "emocionante" hacerlo "en un garaje de paredes blancas o en cualquier otro lugar que se prestara como fondo" de su trabajo. Celia Sierra.

(Agencia EFE)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel