La belleza ultravioleta de los retratos de Cara Phillips


  • La fotógrafa americana, y antigua modelo infantil, Cara Phillips retrata bellezas singulares en su proyecto `Ultraviolet Beauties´. Lejos de buscar la mejor luz, utilizar las más sofisticadas técnicas para perfeccionar la piel de los modelos, la artista utiliza una lámpara ultravioleta para evidenciar los defectos de la piel del rostro de sus retratados.

Ultraviolet 5

Ultraviolet 5 Fotos: Cara Philips

Ultraviolet 6

Ultraviolet 6 Fotos: Cara Philips

Ultraviolet 7

Ultraviolet 7 Fotos: Cara Philips

Ultraviolet 8

Ultraviolet 8 Fotos: Cara Philips

Ultraviolet 141

Ultraviolet 141 Fotos: Cara Philips

Ultraviolet 147

Ultraviolet 147 Fotos: Cara Philips

Ultraviolet 148

Ultraviolet 148 Fotos: Cara Philips

Ultraviolet 151

Ultraviolet 151 Fotos: Cara Philips

Ultraviolet Gergley

Ultraviolet Gergley Fotos: Cara Philips

Ultraviolet Jonathan

Ultraviolet Jonathan Fotos: Cara Philips

Mientras Cara Phillips realizaba una sesión de fotos en las calles de Nueva York, dos fotógrafos profesionales se detuvieron ante ella para comentarle que estaba usando mal la luz y que sus modelos salían con los ojos cerrados. No sabían que la fotógrafa trabajaba en su serie Ultraviolet Beauties.

La artista americana, y antigua modelo infantil, retrata bellezas singulares en este proyecto fotográfico. Lejos de buscar la mejor luz, utilizar las más sofisticadas técnicas para perfeccionar la piel de los modelos, la artista utiliza una lámpara ultravioleta para dejar en evidencia aquellos defectos que presenta la piel del rostro.

Los protagonistas de sus instantáneas son personas anónimas a quien les pide que posen con los ojos cerrados y participen en esta serie. Con sus fotos, la artista nos desvela el mapamundi cutáneo de sus modelos improvisados, gracias a sus retratos, realizados con una cámara de gran formato y película en blanco y negro.

Al ser una modelo infantil, Cara Phillips confiesa que se siente atraída por la industria de la moda, pero que cree que, al mismo tiempo, es una especie de prisión.

"Me parece que la definición convencional de la belleza es casi inalcanzable para la mayoría de la gente. Así que gran parte de mi inspiración para la serie Ultraviolet era poner en duda lo que puede ser hermoso", explica la fotógrafa.

Su serie fotográfica nació cuando realizaba un proyecto fotográfico sobre clínicas de estética. Descubrió así que usaban la fotografía ultravioleta para mostrarles a sus clientes el futuro de su piel. Bajo esa luz, los defectos cutáneos son más visibles.

"A pesar de que no hay garantía de que estos defectos no se verán jamás, profesionales de la belleza y médicos todavía utilizan estas imágenes para vender tratamientos cosméticos a sus clientes y pacientes", añade Phillips.

Así, a Cara Phillips le llamó la atención lo hermoso y extraño que eran esas fotografías y, de esta manera, inició su serie fotográfica.

"Por supuesto, reconocí de inmediato su relación con los retratos de la muerte Memento Mori de fines del siglo XIX y XX, pero sobre todo, estaba interesada en cómo las imágenes evaluaban los defectos de una persona", finaliza la fotógrafa.