Yo no soy tu hermano gemelo


  • El fotógrafo François Brunelle busca por todo el mundo a personas con el mismo parecido físico (sosias) para retratarlos como gemelos, aunque no tengan ninguna relación de parentesco.

I'm not a look-alike!

I'm not a look-alike! Fotos: François Brunelle

Nina y Anna

Nina y Anna Fotos: François Brunelle

Morgan e Imogen

Morgan e Imogen Fotos: François Brunelle

Yves y Rémi

Yves y Rémi Fotos: François Brunelle

Tamara y Sandra

Tamara y Sandra Fotos: François Brunelle

Rudi y Maurus

Rudi y Maurus Fotos: François Brunelle

Izabel y Diane

Izabel y Diane Fotos: François Brunelle

Alex y Victoria

Alex y Victoria Fotos: François Brunelle

Sarah y Alan

Sarah y Alan Fotos: François Brunelle

Marcel y Ludovic

Marcel y Ludovic Fotos: François Brunelle

Etiquetas

La figura del doppelgänger–el doble- siempre ha seducido a los artistas, desde escritores a pintores o cineastas. Sin embargo, el trabajo fotográfico de François Brunelle va mucho más allá. Su serie I'm not a look-alike! ( ¡No soy un sosia!) no deja indiferente al espectador.

Este proyecto no tiene nada que ver con hallar nuestra alma gemela o nuestro malvado Míster Hide. Al contrario, este fotógrafo canadiense busca por todo el mundo a personas con el mismo parecido físico. Luego, las retrata como si fueran gemelos, aunque no tengan ninguna relación de parentesco.

Desde jovencitas adolescentes hasta hombres maduros, sus fotografías han sido tomadas en ciudades tan distantes como Montreal o Génova, París o Toronto, además de Lyon, Ginebra o Londres.

I'm not a look-alike!quiere reunir 200 fotos en blanco y negro de estas peculiares parejas o sosias.Así, con esta serie Brunelle desea realizar una exposición internacional y trasladar sus retratos a un libro homónimo, que en castellano se titularía ¡ No soy tu sosia!Sosias era aquel personaje de la comedia Anfitrión, de Plauto, cuyo nombre luego adoptó el significado de doble.

En cuanto a su método de trabajo, las sesiones fotográficas de I'm not a look-alike!son bastante rápidas. Una vez que Brunelle localiza por todo el mundo a los modelos, los cita en un estudio e insiste en que vistan ropa neutra para posar sobre un fondo blanco.

Durante unas dos horas y cerca de 40 fotografías, el fotógrafo les pide a estos gemelos improvisados naturalidad, hasta que logre la instantánea idónea. Son sesiones sin maquillaje, ni atrezo y sin apenas retoque digital para estos sosias en blanco y negro. El resultado es sorprendente.

Brunelle no solo ha fotografiado a personas del mismo sexo, sino también a supuestos gemelos formados por hombre y mujer, como Sarah y Alan, por ejemplo. Además, sus retratados incluso provienen de culturas o ciudades diferentes, como es el caso de Nathaniel y Edward, que residen en Canadá y El Salvador.

Asi, Brunelle se convierte en un peculiar anfitrión para todas aquellas personas que deseen encontrar a su gemelo no biológico. Dice el fotógrafo que todos tenemos, al menos, siete dobles en el mundo. Sus fotos lo atestiguan.