AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 25/12/14 - 14: 25 h

internet

Un informático de EEUU subcontrata su trabajo a una empresa china mientras se dedica a ver vídeos de gatitos

D.G.O.

jueves, 17/01/13 - 11:14

[ ]
  • Les pagaba una quinta parte de su salario por cumplir con todos sus cometidos.
  • Le pillaron cuando descubrieron que a su sesión se conectaban desde china.
Un informático estadounidense subcontrata su trabajo a una empresa china mientras se dedica a ver vídeos de gatitos

Bob era un tipo normal, “de esos a los que no miras dos veces en el ascensor”, un desarrollador que trabajaba para una empresa estadounidense de infraestructuras. Su carácter tranquilo y nada problemático jugó en su favor cuando los expertos en seguridad de la compañía descubrieron que se estaba accediendo al sistema con sus credenciales desde China. En un primer momento pensaron que habían secuestrado el ordenador del bueno de Bob con algún tipo de virus.

Pero no, no era ningún 'hacker' de ojos rasgados. Los investigadores de la firma descubrieron que Bob había enviado sus claves de acceso físicamente a China por medio de un servicio de mensajería. ¿Por qué? Por vago. Bob había subcontratado a una empresa china para que hiciese su trabajo mientras él se dedicaba a actividades mucho más lúdicas.

Les pagaba una quinta parte de su sueldo, que al estar hablando del informático de una gran empresa no era moco de pavo... Según un informe de Verizon hablamos de una cifra con seis ceros.

Un equipo de programadores chinos sacaba su trabajo adelante durante la noche, para salvar la diferencia horaria y que pareciese que lo estaba haciendo él mismo en su horario laboral. Mientras tanto, según los investigadores, Bob seguía una apretada agenda.

De 9 a 11h se entretenía con los posts de Reddit y viendo vídeos de gatitos. A las 11:30 se iba a comer y volvía a las 13h para dedicarle una horita a buscar gangas en eBay. A eso de las 14h empezaba a revisar sus perfiles en redes sociales como Facebook y LinkedIn y ya no hacía otra cosa hasta las 16:30, cuando desempeñaba su única labor productiva de la jornada: enviar a su jefe el informe del día por email. A las 17h ya se estaba yendo a casa.

Por supuesto, Bob ha sido despedido. Y es probable que sus compinches chinos también.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel