AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 24/07/14 - 16: 15 h

literatura

Amazon se perfila como el enemigo número uno de la Feria del Libro de Madrid

David González | aviondepapel.tv

martes, 22/05/12 - 14:00

[ ]

Las librerías están en pie de guerra contra Amazon y su política agresiva de precios. No en vano, lo consideran el enemigo número uno de un sector que está muy tocado por la crisis. La Feria del Libro de Madrid, que comienza este viernes, puede ser un revulsivo de ventas, ante desplomes del 30% en los tres últimos meses que suman algunas librerías. Sin embargo, no es solo el impacto de la recesión lo que esperan vencer los libreros en El Retiro. También temen a Amazon, al que consideran `verdugo´ del sector y, por extensión, de la Feria, su cita anual más importante. 

Chema Madoz realiza en cartel de la Feria del Libro de Madrid 2012  -Foto: Lainformacion.com

“Amazon es el verdugo de los libreros, y de todo el sector editorial español. Si fuera por ellos, nos comprarían incluso la Feria del Libro”. Así, con este tono de rabia, se despachaba un veterano librero durante la rueda de prensa de presentación de la 71 edición de la Feria del Libro de Madrid.

La Feria, que se celebra del 25 de mayo al 10 de junio, con Italia como país invitado, centra desde hoy todas las esperanzas de las librerías. La crisis económica les está pasando factura y esperan que la cita en El Retiro salve los nefastos números de este principio de año.

Sin embargo, no es solo la recesión lo que está dañando a los libreros. También lo es, según nos confirman, la implantación de Amazon en España y su política agresiva de precios de libros y de e-books.

“Amazon es el enemigo número uno que tenemos las librerías. No respetan el precio fijo del libro y, por eso, hemos presentado una demanda contra ellos”, recuerda Fernando Valverde, presidente de CEGAL, patronal de las librerías, y también secretario de la Feria del Libro madrileña.

La directora de la Feria, Pilar Gallego, es de la misma opinión. Incluso lanza una pregunta a las administraciones: “Las librerías pagamos nuestros impuestos. ¿Dónde los paga Amazon?”.

Lo que está claro es que el sector editorial, y los libreros en particular, están muy preocupados ante la estrategia de Amazon, justo ahora que llega la Feria del Libro de Madrid en medio de una virulenta crisis económica. 

La multinacional estadounidense crea un fuerte hábito de compra online en cada país en que se instala, gracias, además, a que potencia el factor precio. Si los lectores adquieren libros desde casa, las librerías se resienten.

Muchas librerías ya sufren una caída de ventas del 30% desde marzo a mayo, según confirman algunos libreros. No hay tráfico de lectores a sus establecimientos y esperan que, ahora, las tres semanas de la Feria sean un pequeño salvavidas.

No obstante, la cita en El Retiro no es más que un balón de oxígeno a corto plazo. Normalmente, allí, una librería especializada, por ejemplo, suele facturar entre 24.000 y 30.000 euros, cifra importante pero no excesivamente significativa para sus cuentas anuales.

“El sector del libro está tan tocado por la crisis como otros sectores. Organizar una edición más de la Feria es quijotesco, porque los molinos de viento no son fáciles de vencer”, dijo Pilar Gallego en su discurso de presentación de la Feria, en el Ayuntamiento de Madrid.

Nunca antes se había escuchado un tono tan pesimista en un acto que, en otros años, resultaba bastante festivo. Hoy, no.

Cuando a los responsables de la Feria se les preguntó por qué no apostaban por el libro electrónico como posible incentivo de ventas, la respuesta fue la misma que otros años.

Los lectores van a El Retiro a ver libros y no aparatos electrónicos [e-readers]. Muchas librerías venden allí e-books, pero ubicar un ordenador en tampoco espacio dificulta la venta de los libros de papel”, exponía Teodoro Sacristán, director de la Feria del Libro de Madrid.

Más aún, la presidenta de la organización, Pilar Gallego, explicó que las librerías incluso han dejado de vender e-readers en sus establecimientos.

“Es un soporte que cambia a gran velocidad y sus precios quedan desactualizados cuando los periódicos ofrecen aparatos similares con rebajas importantes”, dijo Gallego.

Recordemos que los estatutos de la Feria del Libro sí permiten vender e-books a las librerías y editoriales que tengan establecimiento físico, pero no aparatos de lectura electrónica, como e-readers o tabletas.

Lo que sí está claro es que los libreros quieren apostar por el comercio electrónico como plan de futuro para así compensar la fuerte caída de ventas.

No en vano, CEGAL, la patronal de las librerías, tiene sobre la mesa un proyecto de plataforma de venta online que intentará agrupar a todo el sector, según confirma Fernando Valverde.

El objetivo es intentar que Amazon no se coma todo el pastel. Hoy por hoy, la multinacional de comercio electrónico es el principal enemigo de los libreros y, por extensión, de la Feria del Libro de Madrid, su cita más importante del año.

“No hace falta ir a El Retiro para comprar un e-book. La gente puede hacerlo desde casa. La Feria tiene otros alicientes”, reiteró Teodoro Sacristán, director de la organización.

La 71 edición de la Feria congrega, como cada año, a libreros, editores y lectores en las casetas de El Retiro. La posibilidad de un autógrafo con Eduardo Galeano, Carlos Ruíz Zafón, Francisco Ibáñez, Camila Läckberg y el resto de escritores invitados quizás sean ese aliciente. Los libreros así lo esperan.

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel