AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

miércoles, 22/10/14 - 18: 00 h

literatura

'Comprometeos', el último aporte de Hessel a la biblioteca de la revolución

Miguel Gómez | aviondepapel.tv

miércoles, 27/02/13 - 10:00

[ ]
  • En ¡Comprometeos!, Hessel propone “resistir” como fórmula de lucha ante el avance de las desigualdades sociales.
  • La segunda parte de ¡Indiganos! se suma a toda una biblioteca de libros revolución.

 

El libro manifiesto que Stéphane Hessel tituló ¡Indignaos! adjetivó a los jóvenes miembros del movimiento del 15-M en España. Muchos de los que acamparon en la puerta del Sol y se manifestaron el 19J tomaron su llamada a la indignación como motor de sus protestas.

¡Indignaos! fue un librito de apenas 30 páginas que proponía rescatar el espíritu de la Carta Internacional de los Derechos Humanos. Su proclama era una revolución pacífica mediante movilizaciones vía redes sociales. En su segundo libro, el nonagenario exmiembro de la Resistencia Francesa, que ha fallecido hoy a los 95 años de edad, conjugó un nuevo verbo para guiar a los ciudadanos descontentos.

En ¡Comprometeos!, Hessel conversa con el activista Gilles Vanderpooten y propone “resistir” como fórmula de compromiso y lucha ante el avance de las desigualdades sociales. Entre sus mensajes, pide a la juventud española que ahora ejecute una acción revolucionaria, pero también cultural.

“Desde un punto de vista más global, nuestro enriquecimiento tiene que ser esencialmente cultural, espiritual, ético, en vez de un enriquecimiento puramente cuantitativo”, expone en algunos fragmentos de su libro.

¡Comprometeos! también realiza aportaciones como la de crear un “Consejo de Seguridad Económica y Social” internacional, formado por 30 países. Este organismo tendría la misión de ser la autoridad mundial para resolver de manera eficiente los retos más acuciantes de la economía, el mercado de trabajo y la sanidad.

La segunda parte de ¡Indiganos! se suma a otra serie de libros revolución que han convocado el interés de los lectores hastiados con la política y la falta de soluciones a la crisis. Entre dichos títulos, emerge La vía para el futuro de la humanidad de Edgar Morin. El propio Hessel alababa este ensayo porque en él ve como sus propuestas se concretan.

Morin propone un regreso al concepto primigenio de democracia –desvirtuada en su opinión- y aboga por una reforma de la educación o del reparto equitativo de recursos, todo para cuestionar y abandonar la actual sociedad de consumo sobre la que pivota el capitalismo.

A la estela de todos estos títulos, apareció Reacciona, coordinado por Rosa María Artal, con firmas como el escritor y economista José Luis Sampedro (prologuista también de Hessel), el magistrado Baltazar Garzón o Federico Martín Zaragoza. Este libro coral pretende dar diez respuestas contra la crisis. Sin embargo, en cierta medida, su idea motor es que la ciudadanía esté lo suficientemente informada para evitar “los atropellos” a los que se la somete.

Además, otros títulos se ubicarían en los anaqueles de esta biblioteca de libros revolución. Manifiesto de 3.000 economistas aterrados enuncia 22 recetas contra la crisis y refuta lo que denomina “falsas evidencias” de los dogmas neoliberales. Algunas de ellas son prohibir especular a los bancos o subirle los impuestos a las clases adineradas.

O Cómo expropiar a los bancos, otro libro colectivo con tintes más subversivos. Aquí se repasan las diferentes fases que un ciudadano sortea hasta ser declarado insolvente, pero también se relata cómo aprovecharse de los resquicios legales para no saldar nunca los préstamos bancarios.

Sobre estos efectos posteriores de los impagos también se editó ¡Insolventes!, libro anónimo que muestra el testimonio de un ciudadano francés acosado por las deudas y que ahora vive en un país del Tercer Mundo. La prologuista, en este caso, es la periodista española Maruja Torres.

Y, por último, el manifiesto Juventud sin futuro, del grupo estudiantil homónimo, y uno de los promotores del 15M. Su librito denuncia la precariedad en que está sumida la actual generación de jóvenes de este país.

Hessel, en definitiva, no alzó solo la voz contra el actual estado de las cosas. Detrás de él aparecen un puñado de títulos, muchos a precios reducidos –por debajo del importe del formato bolsillo incluso-, que demuestran que muchos ciudadanos quieren un cambio. No olvidemos tampoco que el prólogo que cuajó José Luis Sampedro en Indignaos también está relanzando la obra ensayística y docente del economista y escritor español, como, por ejemplo, su título Un mundo para todos: otra globalización es posible.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel