AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 18/09/14 - 04: 42 h

literatura

La Sala Beckett plantea las contradicciones de un ecologista en una obra que se pagará al gusto

lainformacion.com

miércoles, 09/01/13 - 15:50

[ ]
La Sala Beckett de Barcelona llevará a escena la primera obra del dramaturgo inglés en auge Nick Payne, 'Si existe, todavía no lo he encontrado', que plantea las contradicciones de un académico ecologista que quiere salvar el planeta, pero que es "incapaz de salvar a su familia" y de mirar a su alrededor.
La Sala Beckett plantea las contradicciones de un ecologista en una obra que se pagará al gusto

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS)

La Sala Beckett de Barcelona llevará a escena la primera obra del dramaturgo inglés en auge Nick Payne, 'Si existe, todavía no lo he encontrado', que plantea las contradicciones de un académico ecologista que quiere salvar el planeta, pero que es "incapaz de salvar a su familia" y de mirar a su alrededor.

El espectáculo, que se podrá ver desde este jueves hasta el 2 de febrero, plantea la primera experiencia de "taquilla inversa" en esta sala, lo que significa que el espectador pagará lo que desee al final del espectáculo, dirigido por Marilia Samper, que cuenta con Carles Gilabert, Montse Germán, Pau Roca y Patricia Garcia en el reparto.

La experiencia, que ya dio buen resultado en el Teatre Capitol, plantea una forma positiva y distinta de consumo que supone un "toque de atención" en el momento actual, ha señalado contento y expectante el director de la Sala, Toni Casares.

La idea ha sido propuesta por Sixto Paz, ufana de llevar al teatro el espíritu de una "economía empática, expresión máxima de lo que no es una economía de mercado", y más teniendo en cuenta que la obra habla de consumo responsable, ha remarcado el actor Pau Roca, que fue quien inicialmente planteó el texto de Payne a la dramaturga Samper.

Tras un texto contemporáneo, en que no hay ni buenos ni malos, lineal y aparentemente sencillo, se esconden grandes paradojas que hacen reflexionar sobre "la crisis personal, de valores y el desgaste" que viven las personas en la sociedad actual, con exceso de individualismo, derroche y frenetismo, ha explicado Samper.

En la obra, la adolescente Anna (Patricia Garcia) sufre 'bullying' y su madre (Montse Germán) la traslada a la escuela donde da clases para protegerla, mientras el padre de la familia (Carles Gilabert) está empecinado en acabar de escribir un libro y salvar el planeta, sin darse cuenta de los problemas de su hija de 15 años ni de la frustración y soledad que acompañan a su mujer.

La llegada por sorpresa del hermano del académico (Pau Roca) hará tambalear los silencios que ahogan este "pequeño planeta", han explicado los promotores de la obra, que utiliza el dolor y aislamiento de la joven y el caos de la familia como una metáfora para hablar del calentamiento global, y viceversa.

REDUCIR PARA SALVAR EL PLANETA

El padre está obsesionado en "reducir" para salvar el universo, y también es reduciendo la velocidad de la vida de uno para poder mirar a los ojos del otro con atención que podría salvar a las personas queridas de su alrededor, ha observado Samper, que el año pasado estrenó en el Teatre Nacional de Catalunya (TNC) dentro del proyecto T6.

"El gran drama es que todos en la familia están desatendidos por su incapacidad de comunicarse, y la niña es taciturna, hermética; nadie es capaz de pedir ayuda, ni de dar ni de pedir", ha lamentado la directora, quien ha reivindicado el espíritu romántico que ha impregnado la obra con una puesta en escena minimalista, que ha despertado la colaboración y sacrificio de todos.

TAQUILLA INVERSA

Para acudir al espectáculo, los espectadores podrán realizar la reserva de asiento de la forma convencional, pero sin pagar nada por adelantado, aunque con el "máximo compromiso" de acudir el día de la función, han deseado Casares y Roca, que han confiado en que así sea.

Después de la obra, los espectadores pasarán por la taquilla y abonarán el importe que consideren merecido, y recibirán una tarjeta con preguntas --como si de un Trivial se tratara-- de la obra y reflexiones con las que los asistentes podrán interaccionar con los organizadores y su entorno.

(EuropaPress)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel