AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

viernes, 01/08/14 - 08: 59 h

literatura

Sarah Lark asegura que no hay una "receta mágica" para tener éxito

lainformacion.com

viernes, 16/11/12 - 11:40

[ ]

Madrid, 16 nov (EFE).- No hay "receta mágica" para lograr un "best seller", aunque una historia emocionante con amor y aventuras, pero bien documentada y narrada con fluidez, tiene más posibilidades de gustar a los lectores, afirma Sarah Lark, el pseudónimo de la autora de una trilogía que ahora acaba con "El grito de la tierra".

Sarah Lark asegura que no hay una "receta mágica" para tener éxito

Madrid, 16 nov (EFE).- No hay "receta mágica" para lograr un "best seller", aunque una historia emocionante con amor y aventuras, pero bien documentada y narrada con fluidez, tiene más posibilidades de gustar a los lectores, afirma Sarah Lark, el pseudónimo de la autora de una trilogía que ahora acaba con "El grito de la tierra".

Lark, una escritora alemana que reside en España, ha firmado una trilogía situada en Nueva Zelanda, un auténtico "best seller" que comenzó con "En el país de la nube blanca", a la que siguió "La canción de los maoríes" y que finaliza con "El grito de la tierra", publicada ahora en castellano y catalán por Ediciones B.

Nueva Zelanda es el escenario de esta saga, un país por el que la autora tiene especial fascinación y cuya historia recorre desde 1852, cuando dos jóvenes inglesas llegan a esas tierras para emprender una nueva vida.

En "El grito de la tierra", las descendientes de estas jóvenes deberán enfrentarse a la nostalgia de su tierra cuando son enviadas a un colegio en Gran Bretaña en los primeros años del siglo XX y a los avatares de la Guerra Mundial.

Son, como en las entregas anteriores, miembros de las familias Warden y O'Keefe. Los personajes principales los encarnan Gloria y Lilian, dos jóvenes con unas personalidades muy distintas, ya que mientras la primera es una chica difícil, muy tímida e introvertida, la segunda tiene facilidad para hacer amigos en cualquier sitio, explica su creadora.

Para escribir esta trilogía, la autora ha llevado a cabo una gran labor de documentación, que considera "la clave" para que funcionen novelas como las suyas, aunque asegura que, "por suerte, la historia de Nueva Zelanda está muy bien documentada, hay numerosos archivos e incluso información de calidad en internet".

A Sarah Lark se le atribuye la "inauguración" de un nuevo género conocido como las "landscape novels" (novelas de paisajes) pero ella dice que no ha sido la primera en escribir este tipo de libros y pone como ejemplo a Barbara Wood que "ha escrito hace muchos años" este tipo de obras.

Como autora de "best seller", Lark analiza el fenómeno de los grandes lanzamientos comerciales de algunas obras sin calidad y reflexiona: "Las editoriales invierten mucho dinero en los libros en los que 'creen' o cuyos derechos han adquirido por mucho dinero sin ni siquiera haberlos leído (por ejemplo, porque han tenido mucho éxito en Estados Unidos). En estos casos, es fácil que se conviertan en éxitos internacionales a pesar de su trivialidad".

Su caso, afirma, fue distinto. "Mis editores españoles sí leyeron 'En el país de la nube blanca' y todo el equipo de la editorial confió en el éxito potencial del libro. Sin duda la promoción ha sido muy buena, pero creo de veras que la clave del éxito es que son tres libros realmente buenos", apunta.

Más de seis millones de ejemplares vendidos demuestran que las aventuras de estas dos familias han tenido muchos seguidores fieles en todo el mundo a quienes costará decir adiós a estos personajes.

Pero Lark sostiene que para ella no es "tan difícil" la despedida: "Al fin y al cabo no dejo a mis personajes solos y desamparados, hay un 'happy end'. Además, amar algo significa dejarlo marchar. Creo que mis personajes agradecen poder seguir con sus vidas sin que yo escriba todo lo que les pasa..."

El éxito de la saga ha hecho que se estudie la posibilidad de llevarla al cine o a la televisión, como explica la autora alemana. "Tanto mi agente como mi editor están en gestiones con varias productoras. La dificultad es que rodar una historia así resulta muy caro, por lo que actualmente se está valorando una posible financiación internacional", detalla.

Los asombrosos paisajes de Nueva Zelanda son parte indispensable de estas novelas, que cree que han influido en despertar un interés mayor de los españoles por este país.

"El caso alemán es distinto, ya que en mi país ya se consideraba Nueva Zelanda como una 'tierra de ensueño' antes de que yo escribiera mis novelas. Desde las películas de 'El señor de los anillos', es un destino muy codiciado", recuerda.

Precisamente por esta razón, por el enorme atractivo que tiene, la autora eligió Nueva Zelanda como escenario de sus historias.

Sara Lark ya ha escogido el escenario para las novelas que prepara y que situará en el Caribe, aunque reconoce que le encantaría volver a escribir otra novela histórica ambientada en España, como la primera de su carrera.

"Estoy dándole vueltas a una historia de mujeres con la España de El Cid como telón de fondo. El problema es que, en estos momentos, las novelas históricas ambientadas en España no funcionan bien en el mercado internacional. Es disparatado, pero en esto, como en todo, funcionan las modas, y ahora se llevan los escenarios más lejanos y desconocidos", concluye Lark.

(Agencia EFE)

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel