AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 18/09/14 - 06: 43 h

medios masivos

La justicia británica limita el acceso a la información incautada a Miranda

lainformacion.com

jueves, 22/08/13 - 16:53

[ ]

Londres, 22 ago (EFE).- El Tribunal Superior de Londres dictó hoy una orden que impide durante una semana a las autoridades británicas "inspeccionar, copiar o compartir" la información incautada en Heathrow al brasileño David Miranda, pero que les permite examinarla para "proteger la seguridad nacional".

La justicia británica limita el acceso a la información incautada a Miranda

Londres, 22 ago (EFE).- El Tribunal Superior de Londres dictó hoy una orden que impide durante una semana a las autoridades británicas "inspeccionar, copiar o compartir" la información incautada en Heathrow al brasileño David Miranda, pero que les permite examinarla para "proteger la seguridad nacional".

Los abogados de Miranda, novio del periodista que divulgó los documentos secretos del exespía Edward Snowden, tratan de recuperar en los tribunales el ordenador y el teléfono móvil del brasileño, que según ellos contienen documentos y fuentes periodísticas que es necesario proteger.

Por el momento, sin embargo, solo han logrado una orden provisional que limita el acceso a esa información por parte de las autoridades hasta el próximo 30 de agosto, cuando se celebrará la vista definitiva sobre el caso.

Si bien el tribunal aceptó en parte la petición de Miranda de preservar los datos almacenados en sus discos duros y tarjetas de memoria, también fue sensible a los argumentos de la policía y el ministerio de Interior, que subrayaron que el joven no es periodista y poseía documentos secretos robados.

"Ahora tienen siete días para demostrar que existe una amenaza real a la seguridad nacional", afirmó Gwendolen Morgan, representante legal de Miranda, tras conocer el dictamen provisional de los jueces.

El abogado de las autoridades británicas afirmó por su parte que la ministra de Interior, Theresa May, "no comparte que nos encontremos ante material periodístico" y que considera que Miranda "no es un periodista".

La policía, que ya había comenzado a inspeccionar la información, incautó el ordenador y otros dispositivos del novio del redactor del diario británico "The Guardian" Glenn Greenwald el domingo 18 en el aeropuerto londinense de Heathrow, donde fue retenido durante nueve horas bajo el amparo de la ley antiterrorista británica.

El letrado de la policía de Londres Jonathan Laidlaw dijo durante la vista que las "decenas de miles" de páginas almacenadas en los dispositivos de Miranda contienen "material altamente sensible cuya divulgación supondría un grave perjuicio para la seguridad pública".

Laidlaw señaló además que el grupo especializado en terrorismo de la policía británica ha iniciado ya una investigación sobre el material, si bien aseguró que no está "preparado para informar a la defensa" sobre el avance de esas pesquisas.

El abogado sostuvo que el examen de los documentos aún no se ha completado y consideró que sería una "situación penosa" que los jueces ordenaran suspenderlo "teniendo en cuenta los resultados que ha sido posible alcanzar" hasta ahora.

Cuando fue detenido en Londres, Miranda hacía escala desde Berlín, donde había recogido archivos que le entregó la documentalista estadounidense Laura Poitras, que facilitó, junto a Greenwald, la publicación de documentos secretos de Snowden relacionados con el espionaje a través de internet de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA).

Los abogados de Miranda, de 28 años, explicaron hoy en el tribunal que la policía "amenazó" al joven con encarcelarle si no respondía a su interrogatorio y describió la experiencia del brasileño en Heathrow como "aterradora, estresante e intimidatoria".

Miranda fue obligado a revelar las contraseñas para acceder a sus dispositivos, según relataron sus abogados, que subrayaron que solo contó con la asistencia de un letrado durante la última de las nueve horas en las que permaneció detenido sin que pesara sobre él acusación alguna.

Los agentes que le interrogaron le negaron un bolígrafo para escribir las preguntas que le formulaban así como la asistencia de un traductor, a pesar de que el inglés no es la primera lengua de Miranda, de acuerdo con sus abogados.

Para la defensa del joven, las autoridades se excedieron al retenerle, dado que la sección de la ley bajo la que se amparó su interrogatorio está pensada para que se aplique a aquellas personas que "están o han estado involucradas en la comisión, preparación o instigación de un acto terrorista".

Guillermo Ximenis

(Agencia EFE)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel