AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

martes, 22/07/14 - 12: 02 h

música folclórica

Larga vida a la verdadera música tradicional india

Jason Overdorf, Nueva Delhi (India) | GlobalPost

sábado, 04/06/11 - 06:00

[ ]
Eso es lo que piensan en el sello 'Beat of India'. No quieren que su música se ciña sólo a la de Bollywood, tampoco a la música popular al uso. Por eso se han dedicado a fichar a nuevas figuras de la canción en las zonas rurales del país.
Cuando era niña, Shefali Bhushan estudió música clásica indostánica. Pero en el año 2000, cuando tenía 39 años, un promotor de música de Nueva Delhi, inauguró su primer sello discográfico, Beat of India, más o menos por accidente. Era evocador, daba un nuevo impulso a la música tradicional india, una música vibrante que la cautivó.

“Había estado tratando de hacer algunos programas relacionados con la música para la televisión”, explica Bhushan. “Pero no quería ningún tipo de comisión. Un amigo mío que también estaba involucrado en Beat of India, NK Sharma, sugirió que hiciéramos algo como esto porque no se había hecho nada parecido en nuestro país, de una forma organizada”.

“Algo como esto” significa una búsqueda de talentos de seis años de duración en pequeños pueblos y aldeas de la India, haciendo grabaciones de campo en chozas, escuelas y centros comunitarios, con lo que podría haber sido la última generación de genuinos artistas populares.

“Esa fue la parte más difícil, y sigue siendo, porque es muy difícil encontrar a los artistas auténticos, a los mejores artistas en ejercicio de cualquier género”, dice Bhushan. “Nuestra experiencia nos ha demostrado que las emisoras de All India Radio en áreas locales y algunos de los ejecutivos de los programas más conocidos eran las mejores fuentes de información porque durante años han tratado con muchos de los artistas”.


Muchos de estos músicos nunca se habían ganado la vida cantando y tocando, y no siempre resultó fácil encontrar sus casas en lugares remotos, recuerda Bhushan.

En uno de estos viajes de búsqueda, el equipo fue a varios pueblos con el mismo nombre pidiendo un hombre lavandero o dhobi, llamado Babu Nandan Dhobi que habían oído que era un diccionario andante de las canciones populares de los lavaderos. Cuando finalmente encontraron al músico de 70 años, estaba profundamente dormido en la pequeña choza de su granja de cultivo.

Pero poco después, cuando el músico había enviado a un muchacho a comprar dulces para sus invitados y se enteró del motivo de su visita, comenzó a explicar cómo el ritmo de la ropa mojada chocando contra las rocas del río produce el ritmo natural de las canciones tradicionales de los lavanderos.

“Simplemente empezó a demostrárnoslo con ropa imaginaria”, recuerda Bhushan. “Y continuó cantando muchas, muchas canciones para nosotros”.

Este homenaje involuntario a John Lomax no se quedó sin recompensa - y tampoco los músicos.

Después de un breve periodo regalando descargas de música de forma gratuita y con la esperanza de percibir donaciones de caridad, Bhushan, Sharma y otro socio, Prabhat Agarwal, comenzaron el sello discográfico Beat of India editando CDs y, posteriormente, vendiendo descargas de música. Las canciones individuales –ahora archivadas por estilo, género y otras categorías – se venden por sólo 0,69 dólares.

Todos los artistas reciben un pago por adelantado que está en relación con sus ingresos, y Beat of India paga un canon del 10 por ciento de las ventas de las canciones individuales y CDs personalizados. Por otra parte, la publicidad ha ayudado a varios de los artistas a conseguir conciertos tocando en lugares grandes de la India urbana e incluso en el extranjero, y a varios les han pedido que graben canciones para películas.

Más recientemente, la compañía ha concedido licencias de 10 álbumes recopilatorios para una empresa de distribución de música, Frankfinn, que tiene un mayor alcance en tiendas físicas. Y Beat of India también ha concedido licencias sobre un número de canciones a un agregador internacional de música que vende contenido a pesos pesados como iTunes. Hasta ahora las ventas son modestas, pero ese nunca fue el objetivo.

“Nuestro objetivo era tratar de popularizar la música folclórica de la India”, afirma Bhushan. “No puedes encontrar el sonido original, y hay un montón de gente que está interesada. Sabemos por nuestra propia experiencia que es música realmente fenomenal, música dinámica. Así que [ponerlo de manifiesto] ha sido el objetivo desde el principio”.

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel