AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 24/04/14 - 14: 27 h

música folclórica

Vicente Amigo asegura que está aprendiendo a decir 'te quiero'

lainformacion.com

lunes, 18/02/13 - 16:56

[ ]

Madrid, 18 feb (EFE).- Paradojas de la vida. Ha hecho falta que Vicente Amigo se hundiera en la tierra (en la tierra celta, en concreto) para sacudirse un poco su natural timidez y dirigir por ejemplo un emocionante "te quiero" a sus padres en el que es su séptimo disco, "un viaje por lugares, por el tiempo y por la mente".

Vicente Amigo asegura que está aprendiendo a decir 'te quiero'

Madrid, 18 feb (EFE).- Paradojas de la vida. Ha hecho falta que Vicente Amigo se hundiera en la tierra (en la tierra celta, en concreto) para sacudirse un poco su natural timidez y dirigir por ejemplo un emocionante "te quiero" a sus padres en el que es su séptimo disco, "un viaje por lugares, por el tiempo y por la mente".

"Tierra" (Sony Music) es el título de ese álbum, el séptimo de su carrera, que hoy ha presentado en una entrevista con Efe en Madrid y que surge de su colaboración con el productor y teclista de Dire Straits, Guy Fletcher, de lo que ha resultado un injerto que es medio olivo, medio roble, como el árbol que ilustra su portada.

"Los músicos celtas expresan la tierra en su forma de tocar y, cuando yo toco, también suena a tierra, a mi tierra, a Andalucía", explica el guitarrista sobre el origen de su atracción por esta tradición musical, que le llevó a buscar la colaboración de Mark Knopfler en un tema.

Al final, disfrutó tanto tocando junto a su banda y de la cultura celta que decidió hacer un disco combinando ambos mundos, "ambas tierras".

Amigo (Guadalcanal-Sevilla, 1967) redobla aquí el misticismo de su guitarra flamenca con cortes vitalistas como "Estación primavera" o "Campos de San Gregorio", otros melancólicos -enraizados en el dolor intrínseco de parte del flamenco- y, por último, otros sencillamente emocionantes, como el dedicado a sus padres.

"Hay familias en las que desde pequeño te han dicho 'te quiero' y tú lo dices también. Pero, cuando no es el caso y te haces mayor, se hace difícil, aunque ya estoy aprendiendo a que no se vaya el tiempo sin decirnos las cosas", asegura.

El libreto se ilustra con una imagen del propio músico hecha a sus progenitores, ya octogenarios, en una tarde de paseo por Córdoba, y fue esta foto la que le sugirió la melodía para, como indica en sus páginas, "realizar un manifiesto" de lo que nunca supo decir.

"Me emociono al tocarla. El otro día se la puse a mis hermanos y aquello parecía un velatorio, con la gente llorando", sonríe.

Parco en palabras, prefiere contar las cosas con las cuerdas de su guitarra. "Yo soy de los que piensan que la palabra es el hecho. Eso es un sueño para mí, decir algo en condiciones", reconoce Amigo, que ha escrito sin embargo todas las entradillas del libreto.

Su timidez se refleja incluso cuando relata cómo se fraguó el videoclip de "Roma", que ha sido dirigido por Ángeles González-Sinde y en el que emprende el Camino de Santiago en bicicleta.

"Ella quiso que plasmara una faceta cotidiana de mi vida y cogí la bicicleta, que es lo que me gusta. Me despeja y me hace huir. No me tengo que parar a saludar a nadie", confiesa Amigo, quien tras más de 500 conciertos, ha emocionado a público de todo el mundo, de España a Japón.

Dice que "Tierra", que sucede a "Paseo de Gracia" (2009), ha tardado en llegar porque no quería hacer un disco "con el objetivo de vender".

No teme a las críticas. "Le tengo más miedo a mis críticas que a los de los demás", apunta.

"Tierra" se abre con el tema "Prólogo Epílogo", acompañado de una entrada que reza que "donde está el principio comienza el fin", no solo como final, indica en la entrevista, "sino también como el sentido que le voy a dar a la vida, la meta".

"Yo brindo por no morirme antes de decir todo lo que tengo que decir, por seguir trabajando en mi casa y buscando alicientes que me alimenten, decir algo nuevo", apostilla este músico, que ha tocado con Camarón y con Sting y ha vendido más de 600.000 álbumes.

Javier Herrero.

(Agencia EFE)

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android

iplabel