AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 25/12/14 - 12: 55 h

música jazz

Carly Rae Jepsen: "Estoy inspirada y creo que puedo hacerlo aún mejor"

lainformacion.com

sábado, 15/12/12 - 10:07

[ ]

Javier Herrero.

Javier Herrero.

Madrid, 15 dic.- Hace doce meses Carly Rae Jepsen era una desconocida fuera de Canadá, pero esta cantante tuvo el acierto de componer una de las canciones del año para medio mundo, "Call me maybe", colocándose un listón que, pese a su altura, no le asusta. "Estoy inspirada y creo que puedo hacerlo aún mejor", vaticina.

"Ya he escrito unas cuatro canciones que creo que son perfectas para el próximo álbum", desvela esta joven, de 27 años, en una entrevista con Efe en Madrid, en su primera visita a España aprovechando su actuación en un célebre programa de televisión.

Precisamente fue en un concurso de talentos, en el que acabó en tercer lugar, donde se dio a conocer Jepsen, que pese a su marcado estilo pop se declara también una admiradora de la música jazz de Billie Holliday y del folk.

"Nunca me tomé mi participación en 'Canadian Idol' como mi pasaporte a la fama, sino como una oportunidad para dejarme ver en televisión. Conseguí mis quince minutos de fama y entonces tuve que plantearme cómo usar eso para lanzar mi carrera", explica.

Los primeros años consistieron en trabajar para progresar y conseguir cada vez mejores ofertas discográficas. Así llegó primero su debut, "Tug of war", y, más tarde, el EP que contenía "Call me maybe", con el que despertó el interés de los grandes sellos.

Lo curioso es que ella no tenía tan claro que ese fuese el single de su carrera. Según cuenta, dudaba entre lanzar éste y otro corte en radiofórmulas y fueron amigos y seguidores los que, en una fiesta privada y votando anónimamente, se decantaron por él.

Luego llegó el vídeo colgado en Youtube que Justin Bieber y Selena Gómez se grabaron bailando y cantando, estableciendo desde entonces una sólida alianza.

"Ese fue definitivamente uno de los motivos por los que la canción despegó en Canadá. Cada día que pasa doy gracias por el momento en que Justin escuchó la canción y decidió hacer algo con ella", dice la artista sobre la ayuda extra de su compatriota, con el que recientemente grabó el tema "Beautiful".

Así, "Call me maybe" comenzó a ascender más allá de su país y se convirtió en uno de los temas del año. En EEUU estuvo nada menos que nueve semanas consecutivas en el primer puesto en ventas, un récord que solo ha igualado en 2012 la banda Maroon 5.

"Realmente no sabría decir qué lo hace tan especial. Lo escribí junto a dos amigos como una canción folk, con una guitarra acústica, y con el simple propósito de pasar un buen rato", explica Jepsen sobre su tema, que ha hipnotizado al público, ya sea por la cercanía de su argumento (relaciones adolescentes), por la frescura de su melodía o por sus marcados arreglos de cuerda.

Prueba de su éxito son también las mil y una parodias que inundan a día de hoy internet, militares incluidos. Tras la de Bieber, por ejemplo, llegaron la de Katy Perry, una de sus ídolos musicales, pero también la que realizaron con fragmentos del presidente Barack Obama interpretando la canción, la que más gracia le ha hecho.

Y a pesar de los registros históricos y los galardones (premio europeo de MTV a la mejor canción del año), esta joven asegura que lo que más le impacta de todo el fenómeno es que la reconozcan por la calle.

La nómina de premios podría incrementarse en febrero, ya que Jepsen compite por dos Grammy: mejor canción y mejor interpretación vocal pop.

"No voy a mentir, realmente deseaba estar nominada. A pesar de que me decía a mí misma que no me emocionara, secretamente lo quería. Así que cuando sucedió, me sentí muy honrada", afirma.

Una canción de éxito requería un disco a tono. Así llegó "Kiss" tras el verano, un álbum que mira a la Madonna más ligera de los años 80 y que incluye otra destacada y pegadiza canción, "Good time", que grabó por invitación de Adam Young, más conocido como Owl City.

Se declara inspirada y afirma que su continuación podría no estar tan lejos. "Escribo muy rápido y creo que hay que seguir el corazón y el impulso, me gusta interpretar canciones que están recientes", dice ella, que se siente "inspirada y confiada", con el plus de la experiencia ganada.

(Agencia EFE)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel