AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

domingo, 20/04/14 - 23: 52 h

música

Cien canciones de adultos para oír con niños: "Mamá, pon la de cabrón"

A. G. Magaldí

martes, 07/05/13 - 06:00

[ ]
'Cien canciones de adultos para oir con niños'

A Jota, de Los Planetas, no se le entiende especialmente bien cuando canta. Pero en Himno Generacional #83 la palabra cabrón se escucha perfectamente. Motivo por el cual se hace atractiva para cualquier niño. El morbo es lo que tiene. Me imagino a Pau de 8 y Héctor de 4 oyéndola por primera vez. Entusiasmados de reconocer semejante palabra en una canción. Evidentemente es un hit en el coche de Conchi, su madre. Y la piden tal cual: "Pon la de cabrón".

¿Qué música escuchabas antes de tener hijos? ¿Y por qué después tendría que ser diferente? La propuesta que nos lanza el recién editado libro Cien canciones de adultos para oír con niños es clara: "Tener hijos no quiere decir que tengamos que vivir en un parque de bolas o que tengamos que pasar el día escuchando canciones infantiles".

La periodista, madre y melómana Susana Monteagudo relata a través de la pequeña y recomendable obra cómo los niños tienen un enorme y variado universo musical que descubrir más allá del que la sociedad ha definido para ellos.

"Hay otras opciones porque los niños pueden ser consumidores de canciones de adultos", explica Susana poniendo un claro ejemplo de la postura que suelen adoptar los padres: "En casa nos gusta la música. Somos consumidores diarios. Bueno, lo éramos. Antes de tener hijos. Ahora nos sabemos de memoria las canciones de los niños. ¿Os suena esto? Ya claro, mal de muchos...".

Me paso el día bailando

"Mamá, mamá pon la de Bailando. A Èric, mi hijo mayor, le gustaba que la cantáramos y la bailáramos. Estaba siempre muy atento a la letra y le daba risa la frase de Y los vecinos mientras tanto no paran de molestar. Yo creo que se acordaba de mis advertencias sobre el ruído. [...] Así que cantar gritando esta canción era como infringir las reglas. Y la más alborotada era mamá. Muy divertido".

Desde Alaska y Los Pegamoides con su éxito Bailando hasta los mismísimos Rolling Stones, sin obviar un montón de bandas tanto nacionales como internacionales de la talla de Sigur Rós, The Cure, Siniestro Total o los catalanes Antonia Font, la obra recoge cien canciones de temáticas y estilos diversos seleccionadas con un solo requisito: "Las han elegido los niños".

"En muchos casos, hubiera escogido otras", aclara Susana. "Por poner un ejemplo, yo habría preferido Just Like Honey de Jesus & Mary Chain a Sometimes Always. Pero no dependía de mí. Porque el libro no es un manual de canciones seleccionadas por su calidad". "No son las mejores, ni siquiera valdrán para todos los niños. Son canciones que sabemos que gustan o han gustado a algunos de ellos".

Las páginas del libro recogen una breve reseña del tema elegido y el grupo que lo interpreta, así como de la historia  de cada uno de los niños que han participado. Temas que como explica la obra se quedan en la cabeza de los más pequeños de las maneras más curiosas.

"There She Goes sonó mientras iba toda la familia en coche. Los padres de Oliver, contagiados por lo irresistible de la voz, se lanzaron a cantarla a dúo. Ambos la conocen de sobra. [...] Algo mágico debieron transmitirle al niño, pues quedó fascinado y ahora la canturrea mientras juega".

A. G. Magaldí

Redactor | Música

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android

iplabel