AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

viernes, 28/11/14 - 13: 35 h

música

India se pasa al rock

Jason Overdorf | Global Post para lainformacion.com

sábado, 19/12/09 - 09:00

[ ]
Los musicales de Bollywood ya no son la única música que se hace en la India. En los últimos años están empezando a despuntar bandas de rock independiente, toda una revolución en un mercado musical cerrado hasta hace nada a todo lo que se saliera del prototipo tradicional bollywoodiense. Only Much Louder, la primera compañía de representación de artistas en la india, es la responsable.
Un grupo de guitarristas alza sus instrumentos en el estadio de Shillong, al noroeste de la India.  -Foto: Utpal Baruah | Reuters
(Nueva Delhi, India). Cuando se trata del rock indio, Vijay Nair es el ejemplo perfecto de un emprendedor con visión para los negocios. En 1999, era aún un niño cuando creó Only Much Louder (OML), la primera compañía de representación de artistas del país. En realidad, lo único que deseaba era hacer giras con las bandas de rock de barrio que le gustaban. Ahora es casi famoso.

Esto es lo que sucedió: Nair era el típico chaval de 16 años, del sur de la India, que vivía (y hacía música) en Mumbai mientras intentaba escabullirse de sus padres, que querían que estudiara ingeniería. Allí consiguió un empleo en una firma de Internet que diseñaba páginas web para grupos de música locales. Un día, los miembros de Pentagram, una nueva banda de rock, le preguntaron si quería ser su manager. Era el adiós oficial a la escuela de Ingeniería.

“En realidad, cualquier chaval de 17 años saltaría de alegría por tener la suerte de viajar y pasar el tiempo con una banda de rock”, afirma Nair en una entrevista telefónica. Sus padres se creyeron la historia de que sería solo un “año de pausa” antes de ir a la universidad. Pero Nair tenía planes mucho más ambiciosos.

En cuestión de un año, ya representaba a otros dos grupos y conseguía actuaciones de Pentagram en Glastonbury y Estonia, la entrada del grupo en el mundillo del rock europeo. Y era sólo el comienzo.

Avancemos cinco años. OML tiene 14 empleados, representa en exclusiva a tres grupos como manager oficial y organiza actuaciones para otros grupos. Consigue unas 200 representaciones al año y recientemente creó Counter Culture Records, su propio sello discográfico y de distribución. En su primer año, ya ha lanzado 10 álbumes.

“El gran cambio es que los artistas ahora tocan su propia música, no como antes que hacían covers”, afirma Nair. “Esto cambia muchas cosas, porque una vez que tienes tu propio material, puedes hacer un álbum, conciertos, todo con tus propias creaciones. En ese sentido, cambia completamente la cadena de valor”.

OML sólo factura unos 378.000 euros (500.000 dólares estadounidenses) anuales, pero como afirmaba Angus Young de AC/DC el camino hacia la cima es muy largo si quieres dedicarte al rock. Pero OML ya da que hablar: el British Council ha seleccionado a Nair para el premio de Emprendedor Joven de la Música Internacional 2010 y una importante revista de negocios señala a OML como una de las empresas más rompedoras de la India.

Más importante aún, es el hecho de que OML, junto a otras empresas de reciente creación, han dado voz a la música alternativa india. “La representación de artistas era un concepto que no existía en la India”, afirma Arjun S. Ravi, fundador y editor de la revista online Indiecision. “Los grupos se gestionaban solos o tenían un amigo que les buscaban actuaciones. [OML] ha creado un modelo de negocio sobre cómo se pueden hacer las cosas aquí. La forma no es la misma a como se deberían hacer o como se hacen en el extranjero. India es un mercado muy específico”.

La industria musical india siempre se ha visto dominada por las bandas sonoras de las películas de Bollywood. Esta música, escrita y grabada por artistas poco conocidos, incluye un ritmo animado y aires de pop. Posteriormente las megaestrellas del cine indio doblan las canciones. Este tipo de música recibe una promoción ilimitada a través de los anuncios de televisión y los más de 10 canales musicales del país.

Pese a que algunos de estos cantantes y compositores “en la sombra”, entre ellos A.R. Rahman, de Slumdog Millionaire- Quién quiere ser millonario, a veces actúan en bodas de famosos o ceremonias de premios, la máquina musical de Bollywood ha impedido la evolución de una escena musical con actuaciones en directo y la participación de grupos musicales.

“Incluso en Mumbai, hace cuatro o cinco años no teníamos muchos locales con actuaciones en directo. Durante un tiempo, sólo había uno y los grupos no pueden tocar en cualquier lugar”, afirma Ravi. Ahora, gracias a la aparición de OML y otras empresas similares, el intercambio de ficheros por Internet y los grupos que aprovechan las nuevas tecnologías, la escena musical independiente está experimentado un crecimiento sin precedentes. “En los cuatro últimos años, se ha abierto una gran cantidad de locales”, afirma Ravi. “Ahora cuando me pongo a preparar actuaciones en Mumbai cada semana tengo entre 20 y 25, en sólo una semana”.

Las ventas también han crecido. Según una web dedicada a la música india, la música popular que no proviene de Bollywood ahora representa un 8 por ciento del mercado, un cambio drástico comparado con el control total que tenía hasta ahora el cine y la música religiosa. Y se prevén más cambios radicales.

Según la consultora PricewaterhouseCoopers, la radio en India ha crecido casi un 40 por ciento entre 2004 y 2008. Sin embargo, al igual que en el resto del mundo, los ingresos del sector discográfico cayeron un 15 por ciento el año pasado. PwC señala que eso significa que la música en formato digital será el motor de crecimiento de la industria en la India en el futuro y podría llegar al 60 por ciento en 2013, frente al 16 por ciento del año pasado. Y esto podría ser una gran oportunidad para los grupos musicales que explotan las nuevas tecnologías.

"Internet ha significado el gran boom", dice Nair. "Antes de eso, era prácticamente imposible llegar a la gente de todo el país y ahora es algo bastante sencillo". Las bandas de música independiente como Pentagram, el Raghu Dixit Project e Indian Ocean ya se están haciendo su hueco entre grupos más comerciales. Y como Bollywood busca reinventarse, el cine indio está comenzando a fijarse en las bandas indies.

El director Anurag Kashyap, por ejemplo, grabó a Indian Ocean para la banda sonora de su película de 2004 "Black Friday" (Viernes Negro) sobre las investigaciones de la serie de atentados que sufrió Mumbay en 1993. Aunque Anurag Basu eligió a los veteranos de Bollywood Pritam Chakraborty y Sayeed Quadri para la banda sonora de su filme "Life in a Metro" (Vida en el Metro) en 2007, el propio Pritam apareció por primera vez en diferentes fragmentos músicales tipo videoclip como si él mismo fuera el líder de una banda de rock. El año pasado, el bollywoodiense Farhan Akhtar creó una banda real, y a la vez ficticia, para su éxito musical sorpresa "Rock on!".

"Para ser sinceros, la gente empieza a hartarse de Bollywood", asegura Ravi. "En los próximos cuatro o cinco años, o a lo mejor en los próximos diez años, nos abriremos a un abanico mucho más amplio". Y la música indie será una fuerza motriz de esa transición, según cree Ravi. Para OML, algún día se podrá hacer mucho dinero con esto.

La compañía ya ha empezado a mostrar interés por artistas internacionales. Pero por ahora, Nair se lo toma con calma y quiere dar forma a la escena de la música nacional. Por eso OML organizó una conferencia para músicos independientes en noviembre en Mumbay. No sólo para los músicos que ellos promocionan, sino para toda la industria. "Saben que para que su empresa crezca, la escena necesita crecer hacia otros grupos más allá de los que ya se conocen", dice Nair. "Y creo que la gente es consciente de ello. En la conferencia de noviembre, el público se puso en pie para ovacionar a Vijay [Nair]; y no fue porque la gente se sintiera obligada. Fue un sentimiento muy genuino".

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel