AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

Lunes, 15/02/16 - 00:10 h

Música

No es una pizza, es un disco: los elepés más originales

Javier Alvarez

Miércoles, 06 de marzo del 2013 - 16:24

[ 0 ]
  • Pepperoni número 4
    Pepperoni número 4
    El coleccionista musical está acostumbrado a ver discos de las más variadas formas y colores, pero hay ediciones que superan lo imaginable: desde cajas de pizza para envolver un disco, hasta cajas de metal, bananas que puedes pelar y discos en formato de pastillas.   Turtle Power Crew y Diploide editaron en conjunto esta caja de pizza para llevar, que incluye un single en vinilo, un cedé, un catálogo de pizzas, un manifiesto, chapas, pegatinas... Impagable.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Cinta con walkman incluído
    Cinta con walkman incluído
    Cinta con walkman incluído. La cinta de casete lleva unos años viviendo una segunda edad de oro, bien sea debido a los fans de la edición doméstica y las reminiscencias punk, o bien por nostalgia o modernez, son innumerables los músicos que han editado los últimos años sus trabajos en este formato, e incluso hay sellos - como el muy recomendable Musagre - dedicados a la edición en casete. Pero el premio se lo lleva de largo Lorena Álvarez, que editó "La Cinta" incluyendo además del casete un walkman, auriculares, tablaturas y grabados por cada canción y una funda para el pack diseñada por ella. Ah, y un calendario tradicional sexy de regalo. 

    Ver imagen en tamaño completo

  • Mi disco es un cacharro
    Mi disco es un cacharro
    En el 2005 el dúo FM3, formado por Zhang Jian y Christiaan Virant, edita la Buddah Machine, una especie de radio portátil con 9 bucles destinados a la meditación, inspirada a su vez en las cajas de rezos electrónicas chinas , o popularmente, "buddah boxes". Aunque casi podría ser considerado un instrumento musical -incluye controles de velocidad y volumen- Buddah Machine se presentó como disco. En la foto la primera y segunda edición de la caja (van por la cuarta). En esta misma línea hay que citar los trabajo de Tristán Perich 1-Bit Music y 1-Bit Symphony, discos que no continen pistas grabadas sino los circuitos electrónicos que generan la música.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Portadas únicas
    Portadas únicas
    Cuando Roldán editó su disco El Cantar en el 2009, tuvo la genial idea de reciclar un montón de portadas de vinilos antiguos, serigrafiando el título de su disco por encima  del diseño original; el resultado es una edición preciosa en que cada disco es un ejemplar único. Y parece que aún quedan copias.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Postales, tapete y revistas
    Postales, tapete y revistas
    Sí, las postales que ves en la foto y los tapetes son también discos que suenan en un tocadiscos convencional. El formato del flexidisco es de por sí curioso, pero en los 60 alcanzó su esplendor insertado en revistas, postales, felicitaciones navideñas, tarjetas de visita y toda clase de  publicidad. Imaginería kitsch aparte, quizás su uso más notable fue en la revista ECHO, cuyas páginas eran flexidiscos que podías escuchar.

    Ver imagen en tamaño completo

  • En auténtico 3D
    En auténtico 3D
    Esto es lo último, portadas que se ven en 3 dimensiones con la ayuda de unas gafas especiales. En la foto, de mayor a menor: el recopilatorio de versiones surferas de películas Mondo Drive-In, Jesus Loves The Stooges de Iggy Pop & James Williamson y el recomendadísimo "7" de Malandrómeda. Alucina, vecina.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Cromos Aphex
    Cromos Aphex
    Analord es una serie de 11 discos editados por Aphex Twin a lo largo del 2005, dedicados al material analógico de su estudio. Lo curioso es que el primer disco (Analord 10) se vendía con una carpeta que incluía fundas para almacenar el resto de la serie, la cual tenías que ir comprando a medida que salían los discos. Hoy en día la carpeta completa con los 12 discos (hubo dos ediciones del número 10) supera fácilmente los 500 euros en sitios de subastas. 

    Ver imagen en tamaño completo

  • Banda Sonora Inversa
    Banda Sonora Inversa
    Números temáticos que vienen dentro de un sobre sorpresa Montaplex, y que proponen una banda sonora para que hagas tu propio película. Éste es el número  dedicado a la carrera espacial (instrumentales para una guerra fría), que incluye un kit para recrear tu propio alunizaje fraudulento. 

    Ver imagen en tamaño completo

  • Surcos paralelos
    Surcos paralelos
    Es raro encontrarlos, pero hay discos que, de forma aleatoria, según caiga la aguja, reproducen una canción u otra. Es un truco posible gracias al uso de surcos paralelos, permitiendo que en el espacio donde por lógica sólo cabría una canción haya en realidad dos. El origen de estos discos está en una serie de juegos de aspuestas de los años 50, como este Racing Fans; una carrera en el que la aguja elige el caballo ganador aleatoriamente. Si te interesa el tema de los surcos paralelos te recomiendo este texto de Anki Toner, un auténtico experto en curiosidades del vinilo: http://www.ankitoner.com/docs/gramophonia.pdf    

    Ver imagen en tamaño completo

  • Cosas que te encuentras en cajas
    Cosas que te encuentras en cajas
    Una edición en caja siempre da lugar para introducir parafernalia para el coleccionista; habitualmente se trata de notas sobre el disco, textos, tablaturas, posters, pins, pegatinas… pero encontrarte una camiseta color butano psicodelia acompañando a la caja de The Transcendental Waterfall de John Fahey, o el facsímil de la primera tarjeta de visita de los Cramps que incluye la recopilación de singles File Under Sacred Music son sorpresas que no tienen precio.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Cartuchos de videoconsolas, disquetes floppy y casetes de datos
    Cartuchos de videoconsolas, disquetes floppy y casetes de datos
    En su día incluir un disco floppy con tu disco era lo más, como el que venía con el disco Cyberpunk de Billy Idol. Hoy estos formatos son usados por los músicos de chiptunes (música hecha con ordenadores de 8bits) para que, insertándolos en el soporte adecuado, disfrutes de su música en la consola en la que fueron creados. Es el caso de Silo 64 del grupo 8bit Weapon, comercializado en disquete para el Commodore 64, o de  la recopilación Handheld Heroes, cuyo dvd de datos nos permite transferir las canciones a un cartucho y reproducirlas en una Game Boy original. 

    Ver imagen en tamaño completo

Únete a nuestros seguidores

Recibe nuestro boletín

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter