AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

martes, 02/09/14 - 00: 49 h

pintura

La alta costura de Eva Soto hace revivir la pasarela

lainformacion.com

martes, 17/09/13 - 20:29

[ ]

Madrid, 17 sep (EFE).- Poseedora de un imaginario creativo más cercano al arte que a la moda de temporada, la gallega Eva Soto ha puesto hoy un inesperado e imponente broche de oro a la pasarela madrileña con una propuesta de vestidos de alta costura, construidos a partir patrones imposibles de sinuosa geometría.

La alta costura de Eva Soto hace revivir la pasarela

Madrid, 17 sep (EFE).- Poseedora de un imaginario creativo más cercano al arte que a la moda de temporada, la gallega Eva Soto ha puesto hoy un inesperado e imponente broche de oro a la pasarela madrileña con una propuesta de vestidos de alta costura, construidos a partir patrones imposibles de sinuosa geometría.

"Detrás hay mucho trabajo de matemáticas y de patrón. Equivocarme un milímetro era volver a empezar de nuevo, ya que casi todos los vestidos están hechos en una única pieza. Llevo meses sin salir de casa", ha asegurado a Efe Estilo Soto poco antes de un desfile que ha deslumbrado a todos en EGO, la plataforma de jóvenes que echa el cierre hoy a la Mercedes Benz Fashion Week Madrid.

Una de las piezas más elaboradas ha sido un majestuoso y rígido vestido palabra de honor hecho con más de 30 metro de tela, que ella misma ha cortado en tiras, y ha trenzado hasta conseguir una pieza formada por 8.000 nudos, que dan vida a una pieza única.

Con una humildad inusitada para el mundo de la moda, Soto confiesa que ella misma realiza todas las partes del proceso: diseña, corta, teje, estampa, tiñe y remata cada pieza a mano. Un trabajo ingente y muy laborioso, que solo le permite presentar una colección al año, y no dos, como a sus colegas.

Un lenguaje creativo con minuciosas jaretas y perfectos pliegues que emulan el arte del "origami", todo ello en un universo delicado y dulce, bañado por sutiles pinceladas rosas que van desde el empolvado hasta el guinda, pasando por el fresa.

"Entiendo la moda como si fuera un arte, y el arte como si fuera moda", señala esta joven diseñadora con formación en ambas ramas, cuya obra es valorada en ambas disciplinas. En un par de días, inaugura una exposición colectiva en el Museo de Artes Decorativas de Madrid, y la anterior colección que presentó en el EGO se la quedó el artista Eugenio Recuenco para fotografiarla.

Tras cinco jornadas dominadas por el afán comercial de veteranos y jóvenes, la propuesta de esta joven creadora han sentado como un bálsamo de aceite ante una pasarela plana en su 58 edición.

La programación de los jóvenes creadores la han compuesto una amalgama de propuestas. Esta mañana daba el pistoletazo de salida el discurso andrógino y urbano de Manémané, seguido por el giro hacia los años noventa de Herida de Gato, a manos de Jacobo Salvador y María Rosenfeldt.

Diego Estrada, primerizo en la pasarela, ha optado en cambio por una propuesta de siluetas sencillas y rectas, estructurado en torno al coral, el amarillo canario, el azul petróleo y el blanco roto. Cuatro pilares que han sustentado un juego de piezas clásicas, que proponen una mujer bohemia y sofisticada.

Un estilo en dirección totalmente contrario al "rockabilly" de la firma Lady Cacahuete, otra novedad de la calendario, que ha alegrado la pasarela con su colección inspirada en los años cincuenta y bautizada como "Cóctel".

"El objetivo es resaltar las curvas del cuerpo femenino, con cortes a la cintura y el juego de transparencias", ha desgranado la diseñadora.

En un tono más oscuro se ha movido la firma Víctor Von Schwarz, que ha subido a la pasarela una colección inspirada en el manga japonés con deje infantil, protagonizada por los estilismos urbanos de piezas en rojo bermellón y como no, en negro.

La mejicana Lorena Saravia ha sido la encargada de poner el toque internacional a la plataforma de los jóvenes creadores. Una colección cuyo principal objetivo es, sin rodeos, "vender", ya que un "buen 'bussiness' plan" es lo que le permitirá seguir haciendo "moda", que es lo que le gusta.

El tándem blanco y negro, aderezado con rojo magenta y azul acero, componen una colección dirigida a una "mujer todoterreno" que exige prendas "para ir guapa desde por la mañana, hasta por la noche", y que se han materializado en "siluetas asimétricas, de corte sencillos, pero muy detallados".

La guinda final la ha puesto la diseñadora Pepa Salazar, que ha obtenido por segundo año consecutivo el Premio Mercedes Benz-Fashion Talent a la mejor colección del EGO, y que como premio, presentará su colección en la próxima edición de la pasarela de Zurich (Suiza).

Inspirada en torno al nudo, la diseñadora valenciana ha introducido en su propuesta para la próxima temporada una serie de tejidos tecnológicos y plásticos, en tonos blanco, rojo y negro que imprimen un "carácter vibrante" a su propuesta".

Por Celia Sierra y Carmen Martín.

(Agencia EFE)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel