AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 31/07/14 - 10: 05 h

poesía

"Más realidad", un libro de lúcidos aforismos frente a los banales tuits

lainformacion.com

sábado, 22/12/12 - 16:14

[ ]

Sevilla, 22 dic (EFE).- Frente a la velocidad de los tuits, la nutritiva lentitud del aforismo. Es la premisa del poeta y editor Miguel Ángel Arcas, que ha publicado su segundo libro de aforismos, "Más realidad" en la editorial Pre-Textos, seducido por la brevedad de este género antiguo alejado de la urgente brevedad moderna.

"Más realidad", un libro de lúcidos aforismos frente a los banales tuits

Sevilla, 22 dic (EFE).- Frente a la velocidad de los tuits, la nutritiva lentitud del aforismo. Es la premisa del poeta y editor Miguel Ángel Arcas, que ha publicado su segundo libro de aforismos, "Más realidad" en la editorial Pre-Textos, seducido por la brevedad de este género antiguo alejado de la urgente brevedad moderna.

"En una sociedad en la que apenas hay tiempo para las cosas, donde todo va rápido y en progresiva aceleración, el aforismo nos detiene, nos sujeta por un instante y nos propone otra lectura, una parada cuyo objetivo es crear tiempo", según ha explicado a Efe el poeta y director de la editorial Cuadernos del Vigía.

Por eso antepone "a la inconsistencia o la banalidad de los tuits, la paradójica lucidez del aforismo" y ha considerado que "se podría decir que la lectura de aforismos genera una especie de isla interior donde lo escrito se expande y busca nuestra complicidad para finalmente encontrar una respuesta".

Para Arcas (Granada, 1956) el aforismo aúna "precisión, brevedad, eficacia expresiva, felicidad verbal, intensidad, emoción y elasticidad del pensamiento".

El autor ha asegurado que con sus aforismos no pretende "hacer filosofía, ni dictar leyes morales, ni formular verdades incontestables", sino "tan solo ofrecer una reflexión, una mirada singular sobre las cosas" porque "el aforismo se escribe como una indagación del yo, como una manera concreta de pensar el mundo: es una reformulación de los términos de la realidad".

Y ha añadido que con los aforismos "se trata de crear sentido, de discrepar, de fabricar una verdad propia, que por supuesto es discutible, y que pide una contestación por parte del lector, el reclamo de una nueva mirada que module y abra nuevas posibilidades".

"En definitiva, el aforismo crea una verdad propia, nos entrega más realidad de la que teníamos; la imagen poética funciona entonces como estructura creativa del pensamiento", ha añadido.

Sobre el lector de aforismos, del que a veces se requiere una mayor participación que del de géneros más explícitos o descriptivos, Arcas ha considerado que "un aforismo se construye entre dos, se hace verdadero con su lector, sin él no existe, con él se confirma y se abre a una nueva formulación".

"Si hay -ha añadido- alguna función terapéutica en el aforismo es esa, la de generar elasticidad en el pensamiento, la de animar nuestra autonomía y suscitar una mirada personal de la realidad".

Arcas, que además de autor es editor y también editor de aforismos, ha asegurado que estos han sido "hasta ahora un género semiclandestino".

Aunque ha recordado que la tradición aforística es enorme en la cultura occidental, y que en España existe una "muy especial vinculación" al género con maestros como Bergamín, Juan Ramón Jiménez y Max Aub, entre otros muchos, ha destacado que "justo en este último tiempo parece haber un interés nuevo por escribir y editar aforismos que tal vez se explique dentro del reciente auge de las formas breves en nuestra lengua".

Pero Arcas ha diferenciado sobre el aforismo que aunque "su rentabilidad social, su eficacia expresiva, su intensidad y contundencia lo emparentan con las fórmulas publicitarias y las nuevas prácticas tuiteras en la red, se distingue de ellas por su capacidad para forzar pensamiento nuevo, generar reflexión y poner en crisis la identidad del sujeto, su más resistente realidad".

"El aforismo, estoy seguro, será un género de futuro, cada vez más transitado por escritores y lectores", ha aventurado.

Alfredo Valenzuela

(Agencia EFE)

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel