AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

Lunes, 03/08/15 - 00:30 h

El éxito televisivo como arma para exigir sustanciosas subidas de sueldo

D.G.

Lunes, 23 de septiembre del 2013 - 11:31

Lee el artículo completo en: 20 Minutos - Televisión

[ 0 ]
D.G. El trío protagonista de 'The Big Bang Theory' ha exigido a la CBS que suba sus sueldos de 325.000 dólares por capítulo a medio millón.Los actores de otras series como 'Modern Family', 'Friends' o las voces de 'Los Simpson' también han utilizado el éxito como forma de 'extorsión'.En España, el intento de subida de sueldo más conocido acabó con Loles León abandonando la serie 'Aquí no hay quien viva'Mientras que algunas productoras y cadenas de televisión sufren por la incapacidad de obtener buenos resultados de audiencia con sus series, otras tienen que vérselas con los problemas derivados del éxito desbordante. Este es el caso de la estadounidense CBS, que se enfrenta a la exigencia de una enorme subida de sueldo por parte de los protagonistas de The Big Bang Theory.Los tres actores principales de la sitcom, Jim Parsons, Johnny Galecki y Kaley Cuoco —que interpretan a Sheldon, Leonard y Penny respectivamente—, han pedido un significativo aumento de salario, de 325.000 a medio millón de dólares por episodio. El trío planteó la renegociación conjunta de sus contratos tras descubrir que otras dos actrices de la serie, Mayim Bialik (Amy) y Melissa Rauch (Bernadette), habían visto doblado su sueldo, que ha pasado de entre 20.000 y 30.000 dólares por episodio a unos 60.000.El principal argumento de los protagonistas para justificar esta nueva petición (ya han renegociado otras subidas anteriormente) es la buena acogida que sigue teniendo la telecomedia, incombustible temporada tras temporada. De hecho, la sexta ha llegado a superar los 17 millones de espectadores, una excelente cifra de la que Sheldon, Leonard y Penny tiene mucha "culpa"... y ellos lo saben.Por otro lado, Simon Helberg (Howard) y Kunal Nayyar (Raj) también están pendientes de renegociar juntos sus contratos, y lo harán conscientes del tirón de la serie, el carisma de sus personajes y el creciente gusto por el mundillo friki, por la cultura geek.El elenco de Modern Family amenazó el año pasado a FOX con llevarla los tribunales en caso de no obtener una subida de sueldoLos raritos genios de The Big Bang Theory (y Penny) no son los primeros en aprovechar un buen momento profesional para presionar a sus jefes y obtener sustanciosos beneficios económicos. Jennifer Aniston, Courtney Cox, Matthew Perry y el resto del reparto de la conocida Friends se convirtieron en expertos en este tipo de "extorsión" y pasaron de cobrar 18.000 dólares por episodio al principio de la serie a un millón en las dos últimas temporadas.Más reciente es el caso de Modern Family, cuyo elenco amenazó el año pasado a FOX con llevarla a los tribunales en caso de no obtener una subida de sueldo. Aunque llegaron a presentar una demanda en la corte suprema de Los Ángeles al considerar que sus contratos no eran legales, finalmente no hubo litigio ya que la compañía prefirió ceder. De este modo, la popular Sofía Vergara y el resto del reparto adulto de la serie vieron cómo su salario aumentaba 65.000 dólares por capítulo.Ed ONeill —que encarna al marido de Vergara en la comedia— fue el único que no presentó una queja inicial porque su salario (105.000 dólares por episodio) era superior al del resto. Sin embargo, el actor se unió a sus compañeros por solidaridad y pasó a ganar 170.000 dólares por cada episodio de la sexta temporada.Las voces originales de los personajes de Los Simpson también le han dado unos cuantos quebraderos de cabeza a los directivos de la FOX. En varias ocasiones, a lo largo de los casi 25 años de emisión de la serie, los actores que se esconden tras Homer y compañía han exigido mejores contratos, llegando incluso a realizar huelga para conseguir su propósito.Incluso los chicos del reality Jersey Shore supieron aprovechar su creciente popularidad para forzar a la MTV a que les pagase más por episodio.En el caso de las series españolas, debido a que no tienen tanta repercusión como las estadounidenses —casi siempre de proyección internacional— y a que el negocio televisivo no mueve cifras tan desorbitadas, rara vez se dan situaciones de este tipo. Sí tuvo cierta repercusión la salida de Loles León de Aquí no hay quién viva. La actriz aprovechó el buen momento que atravesaba la ficción de José Luis Moreno para pedir una subida de sueldo. La productora no se lo concedió y, puesto que la serie era coral y no hubo presión conjunta, el único resultado fue la eliminación de su personaje en la serie: Paloma cayó por el patio interior durante una pelea con 'la Hierbas' y, de ahí en adelante, fue sustituida por una muñeca que simulaba ser ella en coma.

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter