AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 18/12/14 - 16: 40 h

toros

Castella corta tres orejas y sale a hombros en el primera de feria de Arles

lainformacion.com

viernes, 29/03/13 - 21:38

[ ]

Tres orejas y la correspondiente Puerta Grande consiguió Sebastián Castella en el primer festejo de la Feria de Pascua de Arles, en el que su compatriota Juan Bautista sólo paseó un apéndice.

André Viard

Arles (Francia), 29 mar.- Tres orejas y la correspondiente Puerta Grande consiguió Sebastián Castella en el primer festejo de la Feria de Pascua de Arles, en el que su compatriota Juan Bautista sólo paseó un apéndice.

FICHA DEL FESTEJO.- Dos toros de Alcurrucén (1º y 6º) que a la postre fueron los mejores gracias a su fijeza y profundidad de embestidas, uno del Puerto de San Lorenzo, con genio, y tres de Garcigrande (3º -como sobrero- 4º y 5º), con más genio que bravura los dos primeros, y bravo pero a menos el quinto.

Juan Bautista: pinchazo y casi entera (ovación); estocada (oreja); y estocada (ovación tras aviso).

Sebastián Castella, tres pinchazos (silencio tras aviso); casi entera (dos orejas); y casi entera (oreja tras aviso).

En cuadrillas, saludaron Javier Ambel y "Morenito de Arles".

La plaza tuvo dos tercios de entrada.

-----------------

FRÍA INAUGURACIÓN

Sólo dos faenas buenas en la tarde frente a los mejores toros del envío, los dos de Alcurrucén, que sin ser extraordinarios permitieron el toreo bueno. Ambos trasteos y la vuelta a hombros de Castella taparon en cierta medida un festejo del cual se esperaba mucho más.

Hace pocos años, con el mismo cartel y en la misma fecha, se registraba un lleno total. Esta vez se ha podido comprobar que la crisis hace mella también en Francia, aunque la lluvia de la mañana influyó en parte en ese bajón de la taquilla.

Bautista sorteó en primer lugar un "alcurrucén" bravo en el caballo y con buen son. Lo recibió bien con el capote antes de construir una faena de seguridad y buen gusto, aprovechando la nobleza del toro, aunque en series demasiado cortas, lo que propició que el ambiente no llegara a calentar lo suficiente. No obstante, de haber acertado con la espada hubiera cortado una oreja.

Quiso mucho también frente al sobrero de Garcigrande que hizo tercero, un toro justo de presencia, bravito en el caballo, y con movilidad pero bronco. Lo recibió de rodillas con el capote, al igual que prologó su faena de muleta, pero al animal le falto ritmo para que la faena cogiera vuelo. Faena, por tanto, de altibajos, aunque esta vez la buena estocada final le permitió "tocar pelo".

Frente al último toro de su lote, otro de Garcigrande, Bautista lo intentó todo para empatar con Castella que acababa de cortar las dos orejas del precedente.

Fue bravo el "garcigrande" en el caballo, pero se vino pronto a menos y evidenció falta de fuerzas. Lo banderilleó el propio Bautista, que optó por torearlo sin apretar, por lo que aquello tampoco trascendió. Lo mejor de su actuación fue la estocada, aunque el toro tardó en caer enfriando mucho el ambiente.

El primero de Castella, del Puerto de San Lorenzo, fue el de más trapío de la corrida. Acudió dos veces de lejos al caballo pero sin emplearse, por lo que acabaría desarrollando genio y falta de clase en las embestidas, lo que se dice un toro incómodo para el torero que optó por dejarlo demasiado crudo en varas.

El de Beziers aguantó dos coladas que a punto estuvieron de costarle un disgusto, y consiguió templar un puñado de naturales al final de su faena que demostraron su dominio e ideas claras.

Manseó de salida el cuarto de Garcigrande, quitándose "el palo" en dos encuentros donde demostró más genio que bravura. Castella lo recibió por estatuarios vistosos, antes de instrumentar una faena inteligente, acorde con las embestidas vivas pero poco profundas del toro. Supo calentar también el ambiente con un arrimón final y después de matar a la primera el público pidió las dos orejas.

Refrendó Castella su triunfo frente al último de Alcurrucén, muy frío de salida pero bravo en la primera vara, y que a la postre hizo gala de embestidas profundas y muy humilladas. La faena fue a más, pero se alargó demasiado, dejando el premio en una oreja.

(Agencia EFE)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel