ESPECIAL RESULTADOS ELECCIONES 26j Pinche aquí y vea los datos del escrutinio

PC

Los jugadores donan 10 millones de dólares a campañas de crowdfunding desde marzo


Tim Schafer

Tim Schafer

Etiquetas

Kickstarter se ha convertido en tabla de salvación para un buen número de estudios. A través de esta plataforma se articulan diversas campañas de financiación que apelan directamente al usuario y no a las editoras. 

Es lo que se conoce como crowdfunding: la desarrolladora plantea un proyecto, establece un límite de capital por el que llevarlo a cabo y una serie de recompensas a quienes contribuyen. Superada la cifra inicial, comienza la programación, más ambiciosa cuanto mayor sea el montante recaudado.

La fórmula reportó a Tim Schafer (Grim Fandango, Full Throttle, Day of the Tentacle) más de 3 millones de dólares para el desarrollo de su próxima aventura gráfica. Campañas como las de Wasteland 2 también cerraron cercanas a dicha cuantía.

Visto lo visto, no es de extrañar la proliferación de estas iniciativas, hasta el punto de sumar la friolera de 10 millones de dólares desde el pasado mes de marzo. En estos momentos, propuestas como las de Leisure Suit Larry, Grim Dawn y Moebius se antojan muy prometedoras en términos recaudatorios. 

Los desarrolladores, por supuesto, se muestran encantados por no tener que moldear sus proyectos al antojo de las editoras. Algunos usuarios, sin embargo, advierten falta de transparencia y piden un poco de sentido común a la hora de impulsar según qué campañas: "Si un estudio de apenas tres personas y nulo renombre te pidiese 50.000 dólares para crear el próximo Call of Duty, ¿se los darías?".

Sea como fuere, el crowdfunding ha llegado para quedarse.