AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

martes, 23/09/14 - 13: 21 h

videojuegos

Niños, guardad los libros, hoy damos clase en el mundo de Minecraft

Víctor Navarro

jueves, 09/02/12 - 16:00

[ ]
  • Un grupo de profesores de Estados Unidos y Finlandia han visto en el juego independiente 'Minecraft' una potente herramienta para dar clase a niños de primaria.
  • Santeri Koivisto, director del proyecto 'MinecraftEdu', cuenta que una versión especial del juego para profesores ya se está utilizando en 150 colegios de todo el mundo.
El profesor Joel Levin y sus alumnos, en MinecraftEdu  -Foto: lainformacion.com

Joel Levin es profesor de informática en un colegio privado de Nueva York y no puede pisar la cafetería. Es el ‘Minecraft Teacher’. En cuanto lo ven, los niños se abalanzan sobre él para preguntarle sus dudas sobre Minecraft, el videojuego que desde hace un año utiliza para dar clases a sus alumnos de primaria.

Minecraft es un juego en primera persona que le da absoluta libertad al jugador para explorar, construir y destruir mundos que se generan de forma aleatoria. Y es un fenómeno mundial. Cuando todavía estaba en fase beta ya había vendido más de cuatro millones de copias. Han pasado tres meses desde su lanzamiento definitivo y ya roza los cinco millones y los 22 millones de usuarios registrados.

Ahora Levin forma parte de un proyecto para convertir Minecraft en una herramienta para los profesores, ‘MinecraftEdu’. Santeri Koivisto, el director de este proyecto, cuenta a lainformacion.com que se trata de modificar el juego para hacerlo más accesible y útil a los profesores y de formar a los docentes que no estén acostumbrados a utilizar los videojuegos como una herramienta de enseñanza.

Koivisto lidera un equipo de profesores y programadores repartidos entre Finlandia y Estados Unidos. Han añadido al juego herramientas para que los profesores puedan diseñar mundos adaptados a las necesidades de cada lección y para que puedan controlar la experiencia de sus alumnos durante la partida.

Sobre el papel, lo de enseñar con videojuegos parece muy bonito, ¿pero funciona? Koivisto dice que, con pocos meses de vida, ya se está usando en 150 centros educativos en todo el mundo. Los profesores que lo han probado están contentos con los resultados.

El ‘Minecraft Teacher’ y su compañera Pat Hough dan clases de informática a niños de entre 6 y 10 años y ya están usando esta aplicación. Levin cuenta que empezó utilizando el juego para que los niños cogieran soltura con el teclado y el ratón y para que aprendieran a hacer búsquedas en la Red, pero el juego en seguida se transformó en una lección práctica de ciudadanía en internet. En su canal de YouTube y en este vídeo puede verse cómo funciona una de estas clases:

En la mayoría de los juegos “no eres responsable de tus actos, sólo tienes que hacer lo que sea para conseguir tu objetivo”, explica, pero cuando pusieron a los niños a jugar a Minecraft todos a la vez, veían cómo su compañero se enfadaba cuando le robaban un objeto del juego y que tenían que cooperar para cumplir los objetivos. Al final, dice Pat Hough, aprenden que hay que tratar a la gente en internet igual que en la vida real, y eso lo retienen cuando se hacen una cuenta en Facebook.

La informática no es la única asignatura en la que se aplica. Levin destaca lo útil que resulta para las clases de ciencia diciendo que Minecraft no es un mundo realista, pero es consistente, por lo que se puede aplicar en él el método científico en él.

Por ejemplo, cuando talas un árbol los bloques que lo componen se quedan flotando en el aire y no se cae, y el contraste con la realidad lo hace útil para la enseñanza. ‘MinecraftEdu’ añade herramientas para que el profesor controle el clima y otros fenómenos naturales.

El profesor danés André Chercka ha usado Minecraft para dos asignaturas: matemáticas e inglés. Para las matemáticas, Chercka invitó a sus alumnos a hacer construcciones utilizando un máximo de 27 cubos. Luego tenían que dibujarlas en perspectiva utilizando lo aprendido en las clases de dibujo técnico.

La siguiente experiencia fue que los alumnos hicieran una construcción cooperando entre ellos, con la condición de que sólo podían hablar en inglés para coordinarse.

Otro profesor estadounidense de Geografía e Historia explica que propuso a sus alumnos un trabajo en el que tenían que contar cómo funciona una ciudad medieval. Aceptó que uno de los niños le entregara el trabajo en Minecraft en lugar de hacerlo por escrito y el joven le dio esto:

Por supuesto, hay desventajas. Los que lo han probado dicen que es imposible evitar que los niños hagan cosas distintas a lo que se les ha pedido, que se pierdan, que no sigan las instrucciones o que terminen jugando por cuenta propia. Esto es inevitable y difícil de canalizar.

Pero ‘MinecraftEdu’ permite que los docentes paralicen o callen a los alumnos, que les envíen mensajes o que les transporten al lugar donde se va a dar la lección en el juego. También ofrece recursos para crear mapas y zonas de trabajo rápidamente para preparar las clases y más herramientas para que al final la imaginación del profesor sea la única barrera, dice Koivisto.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel