AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

sábado, 26/07/14 - 11: 29 h

videojuegos

¿Serán PS Vita y Nintendo 3DS las últimas consolas portátiles?

Txema Marín

jueves, 24/11/11 - 13:37

[ ]
 Muchos piensan que con Nintendo 3DS y PS Vita se está llegando a la cúspide de las consolas portátiles y que pronto acabarán siendo parte importante de los teléfonos móviles. ¿Tendrán Windows Phone 7, iOS o Android la habilidad de conseguir relegar a estas consolas del trono definitivamente?
PS Vita y N3DS  -Foto: lainformacion.com
 Desde que la tecnología y los gadgets están al alcance de muchos de los bolsillos hemos visto un denominador común en el devenir de la mayoría de ellos, especialmente en el de los portátiles o transportables: han sido absorbidos por un ente superior, el teléfono móvil

Desde principios de la década de los 80, pero especialmente desde los 90, del pasado siglo, hemos asistido a la implantación del teléfono móvil en nuestras vidas, siendo ya hoy un dispositivo imprescindible para la mayoría de ciudadanos e, incluso, una herramienta de trabajo tan potente como un ordenador portátil. Al principio su cometido era el que su propio nombre indica, ofrecer la posibilidad de comunicación por vía telefónica allá donde nos encontremos (y haya cobertura, claro) de la misma manera que si estuviéramos en uno conectado a un cable de cobre.

Pero su evolución ha sido meteórica y en este tramo de tiempo los teléfonos móviles han pasado a llamarse teléfonos inteligentes, de manera que con ellos podemos hacer prácticamente de todo. Llamar por teléfono, enviar mensajes de texto, recibir correo electrónico, grabar vídeo en alta definición, escuchar la radio, reproducir MP3, consultar la previsión meteorológica, tomar fotos a gran resolución, conectar con las redes sociales más populares y prácticamente cualquier cosa para la que exista una aplicación en las numerosas tiendas de cada sistema operativo.

Sin embargo, hay un sector que todavía no ha acabado de caer en las garras del móvil: el de los videojuegos. Bien es cierto que llevamos muchísimo tiempo recordando con nostalgia el famoso juego ‘Snake’, el de la serpiente, en nuestros primeros Nokia, pero lo cierto es que todavía las consolas portátiles no han caído en las redes del móvil como otros dispositivos anteriormente. 

Ya Nokia intentó unir ambos mundos de manera mucho más seria con N-Gage, un teléfono-consola comercializado en 2003 que funcionaba mediante tarjetas MMC e incluso tenía navegador web y permitía partidas multijugador mediante Bluetooth. En ese momento apenas suponía competencia para la mítica Game Boy, que estrenaba diseño GB Advance, mientras ya se vislumbraban en el horizonte otros mastodontes como Nintendo DS y PlayStation Portable de Sony. Ante este panorama, el éxito de N-Gage, en las dos ediciones que tuvo, fue más bien escaso, pero sentó las bases de un modelo que hoy, en 2011, estamos viviendo de nuevo.

El éxito de plataformas como Nintendo DS y PSP han traído como consecuencia que otros dispositivos, en principio destinados a otros menesteres, se acaben coronando como grandes alternativas a las consolas de gigantes como Nintendo y Sony. Nos referimos, cómo no, al boom que ha supuesto la llegada del iPhone al mercado -y posteriormente el iPod Touch y el iPad-, que ha convertido en realidad aquel sueño húmedo de Nokia. 

Apple, siempre sabia en sus decisiones, hizo como el Imperio Romano: invadir el territorio de los demás apropiándose de sus mejores ideas y adaptándolas a su propio beneficio. La consecuencia, han revolucionado el mercado de las consolas portátiles de una manera totalmente radical, obligando a Nintendo a apostar por otras tecnologías como el 3D sin gafas con la 3DS; y a Sony, apostando de nuevo por la potencia desmesurada de PS Vita con un procesador de cuatro núcleos, pantalla y panel trasero táctiles, conexión de datos 3G, dos cámaras, sensores de movimiento giroscópicos y GPS como principales atractivos.

Entretanto, la misma Sony nos está enseñando el camino por el que podrían optar muchos smartphones en el futuro, con el Xperia Play: una PSP incrustada en un teléfono Android y anunciando una plataforma de juegos, llamada PlayStation Suite, compatible con el sistema operativo de Google, ofreciendo buena parte del catálogo de su consola portátil actual a los teléfonos que cuenten con Android 2.3 o superior. Esto es, de nuevo, la absorción por parte del teléfono de un nuevo mercado portable: las videoconsolas y sus juegos.

No son pocos los que piensan que con PS Vita y N3DS estamos asistiendo al principio del final de las consolas portátiles. Incluso el propio John Carmack, de idSoftware, dijo hace poco esto mismo, y títulos punteros como su juego ‘Rage’ para iPhone son buena muestra de que no va mal encaminado en sus palabras.  

Las videoconsolas portátiles como tales desaparecerán del mercado pronto, siendo integradas por los smartphones o los tablets, tal y como ya ha ocurrido (o está ocurriendo) con los Walkman/iPod, los navegadores GPS o las cámaras de foto compactas. La siguiente en caer es la consola portátil, nos guste o no, y podría suponer un punto de inflexión en ambos sectores. Las posibilidades tanto en un lado como en otro se pueden multiplicar en varios enteros si se aprovechase el inmenso potencial que puede suponer esta fusión de ideas. 

El resultado lo veremos más pronto que tarde, con las nuevas generaciones de teléfonos que están por llegar y, especialmente, viendo qué nivel de éxito cosechan N3DS y PS Vita.

Destacamos

Lo más visto en Cultura

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel