AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

Viernes, 12/02/16 - 19:14 h

Asuntos sociales

El Papa Benedicto XVI abandonará el pontificado el 28 de febrero

L.A.

Lunes, 11 de febrero del 2013 - 11:54

[ 0 ]
  • Considera que su delicada salud no le hace la persona adecuada para continuar en el cargo, según un comunicado
  • "Es un acontecimiento imprevisto", con estas palabras el cardenal Angelo Sodano ha comentado la decisión de Benedicto XVI
  • El primer papamóvil en 1930
    El primer papamóvil en 1930
    Ni el Papa Pío X (1903 - 1914), ni su sucesor, Benedicto XV (1914 - 1922), estaban muy interesados en la ingeniería moderna del vehículo de motor. Sin embargo, Pío XI (1922 - 1939) estaba fascinado por las posibilidades que ofrecía este transporte y de inmediato comenzó a utilizar la flota del Vaticano. En 1930 Pío XI recibió su primer Nürburg Mercedes-Benz, un regalo del fabricante alemán.

    Ver imagen en tamaño completo

  • El Mercedes de Pío XI
    El Mercedes de Pío XI
    Era una limusina de la serie W 08, con un motor de 80 CV, que le dio al coche una velocidad máxima de 100 km/h. Los ingenieros de Stuttgart modificaron el chasis, el motor y la carrocería para el especial coche del Papa.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Orgullo alemán
    Orgullo alemán
    Desde la fábrica de Mercedes-Benz, se mostraban orgullosos de que el Papa circulara con uno de sus modelos. “El Supremo Pontifice de la más antigua comunidad cristiana, con el coche más avanzado , con el mejor coche que se puede encontrar”. En la imagen el papamóvil circula frente al Castillo de Sant’Angelo

    Ver imagen en tamaño completo

  • Con un año de retraso
    Con un año de retraso
    Pío XI esperaba su papamóvil desde 1929 por la fabricación de todos los detalles de este particular coche hicieron que se retrasara su entrega. El Mercedes-Benz 460 viajó desde Alemania hasta Roma por sus propios medios. En la imagen el papamóvil circula por la mítica plaza de San Pedro.

    Ver imagen en tamaño completo

  • ¡Presto!
    ¡Presto!
    Cuando Pío XI quería llegar antes a algún sitio sólo tenía que transmitir una señal a través del panel de control que tenía junto a su trono a su chofer: ¡Presto! y éste aceleraba su Nürburg Mercedes-Benz a una velocidad máxima de 100 km/h.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Lujoso interior
    Lujoso interior
    Los asientos para el conductor y su acompañante en la parte delantera estaban cubiertos de cuero negro, mientras que el trono-silla del Santo Padre estaba cubierto de fina seda bordada. Un elemento de la especial calidad artística fue el recubrimiento del techo interior: con la paloma, símbolo del Espíritu Santo, diseñada por el Padre Cornelius, experto benedictino del monasterio de Beuron.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Restaurado
    Restaurado
    El interior del papamóvil se diseñó ex profeso para Su Santidad Pío XI con bordados especiales para él. En la imagen podemos ver el trono del papamóvil una vez restaurado. En la actualidad, se conserva en el Museo del Vaticano.

    Ver imagen en tamaño completo

  • San Cristóbal
    San Cristóbal
    Una de las particularidades del papamóvil es el medallón de San Cristóbal, patrón de los viajeros, para proteger a Su Santidad en cada uno de sus desplazamientos.

    Ver imagen en tamaño completo

  • 50 años después
    50 años después
    Más de medio siglo después de su llegada al Vaticano, el Mercedes-Benz 460, el primer papamóvil, volvió a la Ciudad del Vaticano completamente restaurado. En la imagen podemos ver a Juan Pablo II observando el vehículo que utilizaba en sus viajes Pío XI.

    Ver imagen en tamaño completo

  • El Mercedes Benz 460
    El Mercedes Benz 460
    Así ha quedado el primer papamóvil tras una cuidada restauración. Desde 1984 esta pieza de historia se conserva en el museo del Vaticano.

    Ver imagen en tamaño completo

  • El papamóvil de Juan XXIII
    El papamóvil de Juan XXIII
    El Papa Juan XXIII recibe en los garajes del Vaticano Mercedes-Benz 300 D Landaulet, la nueva limusina que hará las veces de papamóvil y que está vez podía alcanzar los 160 kilómetros por hora, aunque normalmente circulaba a una velocidad mucho menor para que los fieles pudieran ver al Santo Padre.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Poder ir de pie
    Poder ir de pie
    El asiento del Papa contaba con un ajuste eléctrico que regulaba el ángulo de su respaldo. De este modo, se facilitaba a Juan XXIII poder viajar de pie en el coche con el fin de que pudiera saludar y bendecir a los fieles en movimiento.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Con capota desplegable
    Con capota desplegable
    En esta imagen se observa como la nueva limusina de Su Santidad tenía un techo duro en la parte delantera del papamóvil, mientras que en la trasera era una capota desplegable blanda para permitir que el Papa pudiera ir de pie saludando a los fieles, como hemos vistos en la imagen anterior.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Diseñado para Juan XXIII
    Diseñado para Juan XXIII
    El Mercedes-Benz 300 D fue muy modificado para adaptarse a las necesidades del Santo Padre, desde los estribos hasta la distancia entre sus ejes extendida, pero sobre todo la distribución de la parte trasera con el trono papal.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Los detalles
    Los detalles
    El diseño de los asientos traseros del papamóvil de 1960 siguieron el modelo del de 1930: un trono-silla para el Pontífice, dispuesto en el sentido de la marcha, y otros dos asientos plegables, de espaldas al sentido de la marcha, preparados para los escoltadas papales. La diferencia con el vehículo de Pío XI era el mayor número de interruptores de control en el panel de marfil junto a su asiento.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Con todos los lujos
    Con todos los lujos
    El trono de Juan XXIII en su papamóvil estaba rodeado de todos los controles, desde el aire acondicionado hasta la radio.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Escudo de armas
    Escudo de armas
    En este papamóvil también se integró el escudo de armas de Juan XXII, que añadido a la parte de la marca del Mercedes-Benz 300 D.

    Ver imagen en tamaño completo

  • El papamóvil de Pablo VI
    El papamóvil de Pablo VI
    El Papa Pablo VI recibió en 1965 una versión muy especial de la limusina Mercedes -Benz 600.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Novedades en la parte trasera
    Novedades en la parte trasera
    La nueva limusina se había modificado para el Pablo VI: las puertas traseras eran más amplia, así como estaba dotado con nuevos controles, como un nuevo sistema de aire acondicionado, una mejorada comunicación entre el conductor y la parte trasera y un solo asiento ajustable en múltiples formas para comodidad del Santo Padre (los escoltas seguirían viajando en asientos plegables de espaldas a la marcha).

    Ver imagen en tamaño completo

  • Detalle del interior
    Detalle del interior
    En esta imagen podemos ver cómo viajaba Su Santidad a bordo de esta limusina.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Detalles del salpicadero
    Detalles del salpicadero
    En esta imagen podemos ver cómo era el salpicadero de esta particular limusina Mercedes-Benz 600.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Papamóvil de 1966
    Papamóvil de 1966
    El papamóvil 1966, fabricado en Stuttgart, era un Mercedes-Benz 300 SEL sedán. Era el primero con un único asiento que se ajustaba a la derecha para dejar espacio a un asiente plegado para el acompañante. El modelo SEL 300 no eran tan lujoso como los Mercedes-Benz 600, por ejemplo, no incluían el aire acondicionado

    Ver imagen en tamaño completo

  • Dos limusinas en 1967
    Dos limusinas en 1967
    Dos nuevos vehículos se sumaban a la flota del Vaticano. Eran dos limusinas de la serie W 109 , aunque eran más largas que el modelo original y con las puertas traseras más anchas. Contaba con seis plazas, porque, ante todo, se utilizaban como medio de transporte para personas de alto rango del Vaticano.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Papamóvil antes del atentado contra Juan Pablo II
    Papamóvil antes del atentado contra Juan Pablo II
    Mercedes-Benz creó para Juan Pablo II, el ‘Papa viajero’, un papamóvil, basado en el Clase G, con una alta cúpula transparente de plástico, en las que el Papa podía ir sentado o de pie. Este nuevo modelo en la flota papal se alejaba de las típicas limusinas.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Clima propio en la parte trasera
    Clima propio en la parte trasera
    La novedosa parte trasera del papamóvil, además, contaba con un sistema de control automático de clima capaz de crear agradables temperaturas en verano y evitando que con la lluvia de invierno se empañen los cristales de su particular cúpula. Asimismo tenía focos empotrados en las paredes, el suelo y el techo de la cúpula para arrojar luz indirecta y directa sobre el Papa y así hacerle visible también en la oscuridad.

    Ver imagen en tamaño completo

  • La cúpula de plástico
    La cúpula de plástico
    En el papamóvil de 1980, basado en el Mercedes-Benz 230 G, ya se incorpora la famosa cúpula de plástico, que puede quitarse o no según las condiciones climatológicas.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Limusina blindada para Juan Pablo II
    Limusina blindada para Juan Pablo II
    En 1985 el Papa Juan Pablo II recibió una limusina Mercedes-Benz Clase S con amplio equipamiento especial y, lo más importante, ya contaba con blindaje. Una característa que había pasado a ser imprescindible después del atentado contra el Santo Padre en 1981. Con el techo solar abierto el papamóvil podía circular a 30 km/h, mientras que cerrado y con 2.600 kilos de peso podía llegar a los 160 km/h

    Ver imagen en tamaño completo

  • Interior de la limusina
    Interior de la limusina
    Una vez más, Mercedes diseñó en este modelo un trono especial para Su Santidad y además mejoró el sistema para que el Pontífice pudiera ir de pie durante el viaje para saludar a los fieles. En este modo, se incorporó un techo solar protector que salía de la parte delantera del vehículo. Su comodidad y prestaciones son tales que el sucesor de Juan Pablo II, Benedicto XVI lo eligió como vehículo oficial en primer viaje al extranjero en su papado.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Un nuevo Clase S en 1997
    Un nuevo Clase S en 1997
    En 1997 la flota de Juan Pablo II se amplia con un nuevo modelo Mercedes Clase S de la serie W 140 que contaba con un motor V8 y 320 CV. Esta nueva limusina tenía la tapicería blanca de su trono y un diseño especial de su capota de lona (con un techo 50 mm más alto que la producción corriente de este modelo). Aunque su mayor particularidad era el icono de Santa María que se integró en el panel que separaba la parte trasera del conductor.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Nuevo papamóvil en 2002
    Nuevo papamóvil en 2002
    Juan Pablo II recibió este papamóvil, basado en el Mercedes-Benz Clase M, en Roma, pero la primera aparición pública de este coche fue en el Día Mundial de la Juventud en Toronto. Con su motor V8 y una potencia de 272 CV, fue fabricado para ser el vehículo habitual de Su Santidad. Al igual que sus predecesores Clase G, este papamóvil tenía un acabado en madre perla con los detalles del interior en blanco.

    Ver imagen en tamaño completo

  • El papamóvil de Benedicto XVI
    El papamóvil de Benedicto XVI
    Éste es el nuevo modelo abierto, basado en la serie G 500, lo pidió Su Santidad para usar en las épocas de buen tiempo Está equipado con un parabrisas plegable y pasamanos, y al igual que sus predecesores, está pintado en el tono blanco místico.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Evolución del coche
    Evolución del coche
    Benedicto XVI también cuenta, al igual que Juan Pablo II, de un modelo con la famosa cúpula. En este modelo la parte trasera está más elevada que en los primeros coches utilizados por Juan Pablo II para mejorar la visibilidad del Santo Padre. Foto Getty Images.

    Ver imagen en tamaño completo

  • El blanco reina en el interior
    El blanco reina en el interior
    La pureza del color blanco es la que predomina en el interior de este modelo, con un ancho trono, más elevado, y dos asientos plegables para los acompañantes del Sumo Pontífice. Foto de Getty Images.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Una particular puerta
    Una particular puerta
    Benedicto XVI sube al papamóvil por la puerta trasera. Foto de Getty Images en su reciente viaje a Inglaterra en septiembre de 2010.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Luz en el interior
    Luz en el interior
    Para mejorar la visibilidad del Papa Benedicto XVI en los paseos nocturnos se ha instalado una luz en la parte trasera del papamóvil, en el interior de la cúpula, con lo que los fieles pueden ver de lejos al Sumo Pontífice. Foto Getty Images.

    Ver imagen en tamaño completo

  • El traslado del papamóvil
    El traslado del papamóvil
    En su viaje a Israel, en mayo de 2005, el papamóvil se transportó a Tierra Santa para trasladar a Benedicto XVI en esta importante visita. Foto Getty Images.

    Ver imagen en tamaño completo

El Papa deja el Pontificado el 28 de febrero tras casi ocho años de pontificado. Lo ha anunciado el pontífice personalmente, en latín, durante la canonización de los 'mártires de Otranto'.

"He llegado a la certeza de que mis fuerzas, debido a mi avanzada edad, no se adecúan por más tiempo al ejercicio de mi Ministerio", ha anunciado el Santo Padre. "Con total libertad declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma y Sucesor de Pedro", ha añadido el Pontífice, según un comunicado publicado en Radio Vaticana.

"Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino", dijo hoy Benedicto XVI, de 85 años, desde el Vaticano.

El Papa asegura, asimismo, ser "totalmente consciente de la gravedad de su decisión" y que lo hace "por el bien de la Iglesia".

"En el mundo de hoy sujeto, a rápidos cambios, se necesita fuerza para gobernar la barca de San Pedro", ha añadido el Papa. "Queridos hermanos os doy las gracias de corazón y os pido perdón por todos mis defectos".

Finalmente, el Sumo Pontífice se ha despedido apuntando "deseo servir devotamente a la Santa Iglesia de Dios en el futuro a través de una vida dedicada a la oración".

El Vaticano ha señalado que el papado permanecerá vacante hasta que se elija a un sucesor, y que espera que el período sea "lo más breve posible".

"Es un acontecimiento imprevisto", ha apuntado cardenal Angelo Sodano con respecto a la decisión de Benedicto XVI.

"La edad oprime"

La renuncia al pontificado del papa Benedicto XVI anunciada hoy se debe a motivos de salud, según ha declarado su hermano Georg Ratzinger desde Ratisbona, al sur de Alemania.

"La edad oprime", dijo Georg Ratiznger, de 89 años de edad, en declaraciones recogidas por la agencia alemana de noticias DPA, en las que comentó que el médico del sumo pontífice ha aconsejado al Papa que no haga más viajes transatlánticos.

"Nos ha cogido por sorpresa"

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, ha asegurado que la decisión del Papa "nos ha cogido por sorpresa". Según el portavoz, el Papa ha indicado "el minuto exacto" en que dejará la vacante, será el 28 de febrero a las 20 horas de Roma. "Desde ese momento se da la situación de sede vacante", ha explicado Lombardi.

"Esta declaración me parece totalmente coherente con el libro La luce del mondo (La luz del mundo)", ha apuntado el portavoz. En el libro el sumo pontífice ya aludía a una posible dimisión pero "en un momento de serenidad".

¿El Papa donde irá?

Según ha explicado Lombardi, el Papa se trasladará el día 28 a Castel Gandolfo para una vez elegido al nuevo Pontífice, trasladarse a un monasterio de clausura dentro del Vaticano.

"El Papa no participará al cónclave, porque habrá terminado su trabajo", ha explicado Lombardi.

Asimismo, el portavoz ha apuntado que se comenzará con la elección de un nuevo pontífice el 1 de marzo y la elección se hara en "unos 15-20 días". "En el mes de marzo, por Semana Santa, podríamos tener nuevo Papa".

"No se habla de ningún papel sobre el pontífice precedente", explica Lombardi, en relación a la labor que llevará a cabo, a partir de su dimisión Benedicto XVI.

"Está muy concentrado, es un momento solemne, un momento importante. Tiene absoluto conocimiento de la importancia de la decisión para la vida de la Iglesia".

"Esto significa un gran coraje, una gran libertad de espíritu y una gran determinación", ha apuntado Lombardi. "Está claro que no es una decisión improvisada y que ha sido madurada frente a Dios".

En cuanto a los motivos que han podido motivar la decisión del Pontífice, el portavoz ha apuntado que no están relacionados con una "depresión o una pérdida de fortaleza" y que no han influido temas como los escándalos de curas pederastas. "Puede que haya tenido que afrontar momentos difíciles, pero decir que esto sea aquéllo que lo ha inducido a tomar esta decisión, absolutamente no".

Referente a la situación que se plantea ahora con dos Papas, Lombardi, ha señalado "yo no tengo ningún temor" y ha continuado: "La idea de que pueda haber una posible interferencia [por parte de Benedicto XVI], estoy absolutamente convencido, teniendo en cuenta su personalidad, su estilo, de que estará atento para evitarlo".

Únete a nuestros seguidores

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter