AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

martes, 22/07/14 - 22: 16 h

asuntos sociales

Estrés, acoso, inseguridad... la crisis acentúa los 'riesgos laborales invisibles'

Laura Albor

sábado, 28/04/12 - 06:15

[ ]

Según un estudio de la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el trabajo, ocho de cada diez europeos cree que el estrés laboral aumentará en los próximos cinco años. El organismo, en el día de Día Internacional de la Seguridad y la Salud Laboral, recuerda que pese a la crisis las empresas necesitan invertir en prevención de riesgos laborales porque es la "mejor respuesta para mejorar la competitividad, la productividad, la sostenibilidad y el crecimiento económico".

Estrés, acoso, inseguridad... la crisis acentúa los riesgos laborales invisibles

"No duermo pensando en que al día siguiente me lo voy a encontrar en la oficina, cada vez que me pide cosas me echo a temblar y me mareo. Nunca he sufrido tanto estrés en un trabajo" la que habla es Maite una burgalesa de 31 años que desde hace un año y medio vive un auténtico infierno por las presiones de su jefe. "Me gustaría que me echaran o poder dejarlo, pero tal y como están las cosas no consigo encontrar nada".

La joven sufre estrés y acoso laboral, dos de los riesgos en el trabajo de los que má oiremos hablar en el futuro. "Ahora hay mucha menos gente que trabaja en agricultura, manufactura, industria... En ese caso, el riesgo principal era de accidentes” afirma Eusebio Rial, Jefe de la Unidad de Prevención e Investigación de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (OSHA).

La situación ha cambiado para hacer de los riesgos psicosociales y musculoesquléticos una de las principales preocupaciones de los expertos en seguridad laboral. “El problema de estos riesgos es que son menos tangibles, todo el mundo puede ver un cable que está mal puesto, una puerta con la que te vas a dar un golpe, una mala iluminación”, explica Rial.

Aquéllos que, según los expertos, tienen más papeletas para sufrir  este tipo de problemas son los trabajadores del sector servicios, sanitario y la educación. "Tratar con la gente es muy difícil, el cliente siempre tiene la razón, no le puedes gritar, tienes que tener cuidado con los niños y los padres de los niños... En todas estas situaciones hay riesgo de sufrir estrés con personas que son difíciles pero también a veces de tener que gestionar tus sentimientos".

La crisis está contribuyendo además a acentuar estos riesgos. "Cada día de trabajo pende de un hilo, esperando la aparición por la empresa "del chico de la Gestoría" que trae los despidos....Es muy muy estresante" cuenta Carmen a lainformacion.com.

De hecho, según un sondeo elaborado por la OSHA, siete de cada diez españoles cree que el estrés en el trabajo aumentará en los próximo cinco años. Los datos son reveladores si tenemos en cuenta que sólo un 16 por ciento de los noruegos tiene la misma opinión. Al otro lado se encuentra los griegos, con un 83 por ciento, que opina que este tipo de trastornos aumentará notablemente.

“La crisis financiera y la trasformación del mercado laboral someten a los trabajadores a exigencias crecientes y, por tanto, no resulta sorprendente que el estrés de origen laboral ocupe un lugar destacado entre las preocupaciones de las personas”, explica Christa Sedlatscheck, directora de la EU-OSHA.

Mal para los que se van y los que se quedan

Ayer se conocían los últimos datos del paro con 5,6 millones de desempleados. En los últimos meses rara es la empresa que no ha tenido que llevar a cabo reestructuraciones de algún tipo que generalmente implican despidos. Detrás de cada uno de ellos hay verdaderos dramas. Sin embargo, cuando la presión en el trabajo llega tan al límite, al igual que Maite, son muchos los que no pueden dejar de alegrarse si consiguen quitarse por fin esa carga de encima.

“Yo llevo diez meses en el paro, pero es que mi anterior trabajo era peor que esta situación desesperada. Llegué a currar 17 horas en un día, 8 al siguiente y 15 al siguiente”, nos cuenta Jaime, un gallego licenciado en historia .

“El trabajo me ponía de mal humor todos los días, hasta que un día mi jefe se inventó una excusa barata para echarme a mí y a dos compañeros más. Unos meses después echó a más gente. Todos salimos de allí contentos por dejar atrás el estrés y la ansiedad que producía trabajar para ese malnacido y sus compinches, a pesar de que el futuro fuese tan negro como lo pintaban”.

Los expertos aseguran que cuando las empresas prescinden de personal, aquéllos que salen corren un riesgo no sólo al perder ingresos, si no también para su salud “pierden autoestima y redes sociales, según estudios del Reino Unido y Finlandia”, explica Rial.

Sin embargo, para los que se quedan, pese haber “salvado” su puesto, su lugar de trabajo puede convertirse en territorio hostil. “Primero se intensifica tu trabajo porque tienes que cubrir el de aquellos a quien se ha despedido pero además el miedo y la preocupación a perder tu puesto generan estrés y ansiedad que actúan sobre tu salud física”, explica el experto en prevención.

Un mal jefe, un riesgo

Tanto Maite como Jaime han vivido las dificultades que supone el tener un mal jefe. La OSHA está trabajando actualmente en campañas que irán directamente enfocadas a esta figura: "Ser un experto en tu tarea no quiere decir que seas un buen gestor de personas y eso es algo que desde nuestra agencia se enfatiza, el estilo años ‘50 del látigo, gritos y presión’ no funciona ni para cumplir los objetivos ni para conseguir el mejor clima de trabajo".

Pese a que a nuestro país todavía le queda un largo camino para colocarse en los niveles de los países del norte de Europa en lo que al control y prevención de estos riesgos se refiere, los expertos aseguran que la última década ha habido un fuerte progreso. "Se ha pasado de considerar el estrés como un problema individual de personas que son débiles y que no consiguen lidiar con los problemas del trabajo a entender que hay que tratar las condiciones objetivas del trabajo. Demandas excesivas, faltas de comunicación, falta de claridad de roles... si controlas eso que además es relativamente sencillo y muy barato, funcionarás mejor económicamente y mejorarás también en calidad y condiciones del trabajo".

Podemos investiga aumentar la participación política mediante internet

Podemos investiga aumentar la participación política mediante internet

Hoy, 20:47 h. |

La web Plaza Podemos, que tuvo 26.000 visitas únicas este lunes, permite no solo comentar propuestas políticas.

El Constitucional avala la condena de Otegi por el caso Bateragune

El Constitucional avala la condena de Otegi por el caso Bateragune

Hoy, 20:01 h. |

El pleno del Tribunal Constitucional ha avalado la condena de seis años y medio de prisión que el Tribunal Supremo impuso al exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi por intentar reconstruir

Destacamos

Lo más visto en España

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel