AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

sábado, 27/12/14 - 05: 56 h

familia

Una familia canadiense se "muda" a 1986 durante un año para criar a sus hijos alejados de las redes sociales

G.R.S.

miércoles, 11/09/13 - 09:00

[ ]
  • Blair y Morgan McMillan han renunciado a la tecnología durante un año para recuperar los vínculos familiares.
  • En su nueva casa no hay ni smarthphones, ordenadores o tabletas, solo teléfonos de disco y un televisor de tubo.
La familia McMillan en su salón.

En plena era de la comunicación y con las empresas de tecnología en fiera competición para ofrecer productos que conecten cada vez más a los usuarios, los McMillan han decidido poner en marcha un proyecto nada convencional: Guardar absolutamente todos los aparatos y dispositivos que tengan la mínima relación con las redes sociales durante un año.

Desde finales del pasado abril, los cuatro miembros de esta familia canadiense, se mudaron a una amplia casa con jardín donde la tecnología más moderna que encontraremos será un teléfono con marcación de disco, una televisión (de las de tubo catódico), una radio y un vídeo VHS. Nada de tabletas, ordenadores o smartphones. Básicamente, cualquier aparato que pudieras encontrar en el mercado en 1986.

[Te interesa: Dos secuestradores terminan pagando a una familia tras raptar a su hija pensado que eran ricos]

"Empecé el proyecto con la idea de hacer un documental o un libro para contar la experiencia, pero creo que es sólo un proyecto para mi novia y nuestros hijos. Ambos estábamos sentados en el sofá, con nuestros teléfonos, conectados, sin hablar entre nosotros, así que creo que es una experiencia sobre la que aprender, para sentirnos más unidos y reunir a la familia", ha explicado Blair McMillan en una entrevista recogida en TheAtlantic.

Para Blair como su novia Morgan (ambos de 27 años) uno de los objetivos del proyecto es "criar a nuestros hijos exactamente del mismo modo en que fuimos criados, lo haremos durante un año y veremos qué pasa". "Es una forma de enseñarles a nuestros hijos cómo es la vida y estamos viendo resultados fantásticos en el desarrollo de su imaginación, en cómo juegan", asegura Blair McMillan, que no ha dudado en dejarse bigote y melena acorde al año en el que 'viven'.

[Te interesa: Un vídeo muestra a un skater derribando a un niño pequeño (sin querer) y la respuesta de su madre]

Sin embargo, este intrépido padre reconoce que la situación es "bastante surreal, porque nuestra familia ha cambiado mucho pero nadie más lo ha hecho". "Mucha gente simplemente se rió cuando contamos que íbamos a iniciar este proyecto, pero a muchos les gustó la idea y han querido ser nuestro apoyo moral. Interiormente, creo que algunas personas querrían hacerlo también", dice Blair.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en España

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel