Un estudio del Gobierno de Merkel sugiere que el 25% de los jóvenes musulmanes extranjeros son violentos


Símbolos religiosos

Símbolos religiosos M. Torrens

El
estudio sobre jóvenes musulmanes en Alemania encargado por el Ministerio del Interior ha provocado una ola de críticas por sus polémicas conclusiones incluso antes de su presentación de hoy. Del informe se desprende que un 25% de los musulmanes encuestados -de entre 14 y 32 años y que no tienen pasaporte alemán- se niega a integrarse en la sociedad germana. La oposición y los socios liberales de la canciller Angela Merkel ya critican el estudio y advierten que las conclusiones podrían alimentar fanatismos, informa la web del semanario Der Spiegel. El estudio establece un perfil muy definido del grupo de jóvenes musulmanes que no desean integrarse: estrictamente creyentes, "con fuertes rechazos contra Occidente, tendencia a la aceptación de la violencia y sin tendencia a la integración". Para el estudio "Mundos vitales de los jóvenes musulmanes en Alemania" se encuestó telefónicamente a 706 jóvenes que profesan el Islam. 192 de ellos poseían un pasaporte alemán. Además, también se analizaron 692 "aportaciones televisivas" de los telediarios, indica Der Spiegel.