AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

sábado, 19/04/14 - 05: 33 h

asuntos sociales

Ni dólares, ni libras, ni yenes… Tus horas pueden ser la mejor moneda para moverte por el mundo

Laura Albor

viernes, 14/06/13 - 06:15

[ ]
  • Acaba de nacer Cronobank, un banco del tiempo que permite conseguir, sin dinero y de forma solidaria, casi cualquier cosa a lo largo de todo el mundo
  • En apenas dos semanas más de 300 usuarios se han registrado ya en la página del proyecto
Ilustración de los Bancos del Tiempo (Raúl Arias)  -Foto: Raúl Arias

Javier acaba de terminar la carrera de informática en Madrid y ha decidido probar suerte en Dublín. Le han llamado para hacer una entrevista pero no tiene dinero para pagarse unos días en la ciudad. Sin embargo, ha hecho cálculos y va a poder acudir a la cita: tiene tres horas en su cartilla del tiempo.

El joven dio hace unas semanas tres clases particulares de matemáticas que le permitieron acumular ese crédito en su cuenta de Cronobank, el primer banco mundial del tiempo. Así, al llegar a Dublín, otro usuario con cuenta en la misma entidad va a buscarle al aeropuerto, el estudiante le paga con 30 minutos, lo mismo que tarda en llegar a la empresa para la entrevista y le da además, en dinero, lo gastado en gasolina.  

La noche la pasa en casa de otro ‘cliente’ del mismo banco. Le paga con otra hora. Al día siguiente ha concertado una visita turística por la ciudad que le cuesta otros 60 minutos. Al finalizar, vuelve al aeropuerto donde gasta la última media hora de su cartilla.

“Éste es un ejemplo de cómo con Cronobank vamos más allá”, explica el profesor y psicólogo, Sergio García, uno de los fundadores del recién nacido banco. “Lo más importante es que hace accesible, por fin, una moneda social universal”.

La idea

Hace unos años García sufrió un accidente, estuvo a punto de perder un brazo. Cuando se lo dijeron, un sinfín de preguntas sobre su futuro le inundaron la cabeza y  se desmayó. “Al despertarme algo había cambiado en mí”, asegura. “Me dí cuenta de que lo que creía importante como la carrera al éxito, ganar mucho dinero (…) puede venirse abajo con mucha facilidad en cuestión de segundos”.

Abandonó su trabajo en una empresa y decidió dedicarse a la enseñanza. Afirma que en ese momento “era feliz”, sin embargo le faltaba algo: “quería compartir ese sentimiento con los demás”.

Mientras pensaba cómo hacerlo, el profesor descubrió el concepto de “economía de la escasez” que se refiere a los recursos agotables, como el dinero. “Sin él parece imposible hacer nada. Esta vía no me interesaba porque tarde o temprano se acaba la fuente y volvemos a tener los mismos problemas”, explica a través de un correo electrónico a lainformacion.com.

Se volcó entonces en la “economía de la abundancia”. “Cuando un profesor nos enseña un idioma, ese profesor no lo pierde. No se ha quitado nada de ninguna parte para ponerlo en otra. Nadie pierde, todos ganan. Esa es la base de los bancos del tiempo”.

Fue así como García comenzó a estudiar los bancos del tiempo franceses, que según el profesor, “son los más evolucionados y activos del mundo”. “Son mi inspiración. Allí no se llaman bancos del tiempo, se llaman 'SEL' y son las iniciales de Service d’Échanges Locaux (servicios de intercambios locales)”.

En 2011 nacía en fase de prueba Cronobank. Para ello, García se puso en contacto con Alejandro López, experto en bioconstrucción y diseño de páginas web. La idea que ambos barajaban se sustentaba en los bancos del tiempo tradicionales sólo que dando un paso más: los minutos dejaban de ser una moneda de intercambio restringido a un uso local para poder utilizarse en todo el mundo.

“Hemos hecho numerosas pruebas para que sea una herramienta potente y segura, limitando durante dos años el uso de la web a un grupo restringido de elegidos que desde varias ciudades del mundo simulaban intercambios entre ellos”, subraya García. “Este mes de mayo 2013 hemos abierto la plataforma para todas las personas que quieran apuntarse gratuitamente”.

¿Cómo funciona?

Si quieres hacer uso del banco del tiempo mundial lo primero que tieness que hacer es registrarte en cronobank.org. La web cuenta con un buscador dividido en cuatro categorías: bienes, servicios, alojamientos y conocimientos. Selecciona la que te interese y el lugar donde te gustaría disfrutarlo. Te aparecerá un un listado de las personas que ofrecen aquéllo que buscas y con las que podrás ponerte en contacto a través de un correo electrónico.

“Es un email interno seguro que no da ningún dato privado, sólo tu apodo”, explica García. “Tus datos personales los darás cuando te parezca oportuno”.  

En el caso de que no conozcas el idioma de la persona con la que contactas, el email será traducido automáticamente (lo puede hacer en más de 55 idiomas). Una vez recibas lo que necesitas (un curso de guitarra, una clase de alemán, un par de noches en un piso en la playa, unas verduras biológicas...) envías a la persona una transferencia de tiempo desde tu cuenta hasta la suya. Y ya está. A partir de ese momento, esa persona va a poder usar el tiempo que le has mandado como pago para conseguir otras cosas, con otras personas.

En el caso de que lo que andes buscando no aparezca en la página, el fundador recomienda escribir una “demanda” pidiendo lo que necesites. “Los usuarios la ven y los que se sientan capaces de atenderte te podrán contactar”.

La web da la posibilidad además, a personas y colectivos, de crear y gestionar gratis su propio banco del tiempo sin limitaciones de usuarios ni gastos de mantenimiento. Cada banco creado tiene una red social interna 3.0 que permite una comunicación entre los usuarios usando la tecnología desarrollada por cronobank.org.

¿Cuánto vale mi tiempo?

La página cuenta con una serie de recomendaciones para valorar nuestro tiempo. Así, una noche de alojamiento equivale a una hora por persona y noche. Para los servicios y los conocimientos respetan la norma "1 hora por 1 hora", es decir, que cada uno recibe las mismas horas que ha destinado a prestar el servicio o sus conocimientos.

La compra o venta de bienes se deja valorar libremente pero recomiendan que la respuesta a la siguiente pregunta sea la que guíe esa valoración: "¿cuánto tiempo de tu vida estarías dispuesto a dar para conseguir ese bien?”.

No obstante, aseguran los creadores, lo que debe primar es el hecho de que “todas las parten queden satisfechas”. Para ello y para ayudar a que fluya el diálogo, han creado una “guía de comunicación no violenta” que la gente puede descargar gratis.

En apenas dos semanas más de 300 personas, provenientes principalmente de países hispanohablantes, se han registrado ya para compartir su tiempo con los demás. Sin embargo, García reconoce que todavía queda un largo camino por recorrer.

"La primera vez que expliqué el funcionamiento de Cronobank a dos personas con carrera (un profesor y un ingeniero), de mente abierta y cultos, lo primero que me dijeron fue: '¡Es comunismo! y ¿No será una secta, no?' Me sorprendió y me entristeció ver que lo que era obvio para mí, no lo era para otros. Por eso en Cronobank contestamos a todas las dudas y preguntas que se plantee la gente que quiera mejorar la calidad de su vida con la moneda social más accesible de todas: el tiempo”.

Laura Albor

Redactora de sociedad

Los restos de García Márquez se repartirán entre Colombia y México

Los restos de García Márquez se repartirán entre Colombia y México

Hoy, 03:25 h. |

México, 18 abr (EFE).- Las cenizas de Gabriel García Márquez se repartirán entre su Colombia natal y México, el país que lo acogió hace medio siglo.

Un amigo de la familia dice que la viuda de García Márquez está "llena de tristeza"

Un amigo de la familia dice que la viuda de García Márquez está "llena de tristeza"

18/04/2014 20:08 |

"Está bien, contesta constantemente al teléfono, llena de tristeza, pero tranquila".

Destacamos

Lo más visto en España

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android

iplabel