El viento obliga a cerrar dos líneas férreas y una carretera en el Pirineo

  • Barcelona, 3 feb (EFE).- El fuerte viento que desde ayer azota Cataluña ha obligado esta mañana a interrumpir la circulación de trenes de la línea de cercanías R-3 entre Ripoll y Planoles (Girona) y entre Figaró y Sant Martí de Centelles (Barcelona) y a cerrar dos carreteras comarcales del pre-Pirineo.

El viento obliga a cerrar dos líneas férreas y una carretera en el Pirineo

El viento obliga a cerrar dos líneas férreas y una carretera en el Pirineo

Barcelona, 3 feb (EFE).- El fuerte viento que desde ayer azota Cataluña ha obligado esta mañana a interrumpir la circulación de trenes de la línea de cercanías R-3 entre Ripoll y Planoles (Girona) y entre Figaró y Sant Martí de Centelles (Barcelona) y a cerrar dos carreteras comarcales del pre-Pirineo.

Protección Civil mantiene activado en fase de alerta el plan de emergencias por fuertes vientos Procicat, así como el Neucat, por el riesgo de intensas nevadas en el Pre-pirineo y el Pirineo Occidental, y la pre-alerta del Allaucat, dado el alto peligro de aludes en zonas de montaña.

Según ha informado Protección Civil, los Bomberos de la Generalitat han recibido desde ayer más de un centenar de avisos por emergencias, la mayoría de ellos para retirar árboles y obstáculos derribados por el fuerte viento, que ha alcanzado los 158 kilómetros por hora en algunas zonas.

La compañía ADIF mantendrá interrumpido hasta las 14,00 horas el servicio de trenes de la línea R-3 de cercanías entre Ripoll y Planoles debido al fuerte viento, mientras valora si fleta un servicio alternativo de transporte por carretera para cubrir esa ruta.

La caída de un árbol sobre la catenaria de la misma línea R-3 ha obligado también esta mañana cortar el servicio ferroviario entre las estaciones de Figaró y Sant Martí de Centelles (Barcelona), que se está cubriendo con autocares por carretera.

También el Servei Català de Trànsit ha cerrado al tráfico la carretera BV-4042 entre Guardiola de Berguedà y Coll de Pal (Barcelona) y la C-14 a su paso por Peramola (Lleida), por los riesgos derivados de los fuertes vientos que soplan en las comarcas del pre-Pirineo.

Según datos del Servei Meteorològic de Catalunya (SMC), el viento, especialmente virulento en el norte del Principado y las Tierras del Ebro, ha soplado en las últimas horas con ráfagas que han rozado los 158 kilómetros por hora en Berga (Barcelona), los 151 en Portbou (Girona) y los 112 en La Sarga (Lleida).

Además, permanecen cerradas las estaciones de esquí de Espot, Núria y Vallter 200 por el fuerte viento, mientras que la de Port Ainé mantiene abierta sólo la zona media y baja del recinto, al que es necesario acceder con cadenas.