AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

miércoles, 01/10/14 - 13: 27 h

biología

Descubren que las hormigas parásitas son en realidad tropas mercenarias

Antonio Martínez Ron

miércoles, 11/09/13 - 08:15

[ ]
  • Las hormigas granjeras acogen en sus nidos a otro grupo de hormigas a cambio de protección.
  • Hasta ahora se pensaba que eran meros parásitos, pero la relación es de mutuo beneficio.
Una hormiga Megalomyrmex defiende la colonia de un invasor  -Foto: Rachelle Adams

Las hormigas del género Sericomyrmex son pacíficas granjeras que se dedican al cultivo de hongos. Su vida diaria consiste en acudir a por trocitos de hojas y vegetación que introducen en el nido para alimentar la granja de hongos de la que dependen. Desde hace algún tiempo, los científicos habían observado que otra especie de hormigas, Megalomyrmex symmetochus, formaba sus colonias dentro del territorio y del propio hormiguero de las granjeras, aprovechándose de su trabajo y sin contribuir, en apariencia, al mantenimiento de la colonia. 

Dado que las colonias de hormigas invasoras estaban en el 80 por ciento de los hormigueros de granjeras, la primera impresión es que se trataba de una relación de parasitismo. Las hormigas invitadas se comían parte de la cosecha, mataban a algunas larvas y cortaban las alas a las jóvenes reinas, así que no parecían muy buenos vecinos. Pero el equipo científico de Rachelle Adams ha descubierto otra realidad.

En el año 2011, Adams soltó una serie de hormigas nuevas en un nido de granjeras parasitadas. Este tercer grupo de hormigas, de la especie Gnamptogenys hartmani, ataca habitualmente el territorio de las granjeras y es una especie de saqueador de seis patas. Lo que vieron Adams y su equipo fue que las granjeras se escondían y las hormigas supuestamente parásitas asumían la defensa del hormiguero para explulsar a las invasoras.

[Te puede interesar: Mark Moffett: "Las hormigas se comportan como los ejércitos de Mordor"]

La conclusión de sus trabajos es que las hormigas Megalomyrmex symmetochus catalogadas hasta ahora como parásitos son en realidad una especie de ejército mercenario hospedado en las colonias de granjeras a cambio de protección. En la batalla contra las invasoras, apunta Ed Yong en Phenomena, bastan dos mercenarias para acabar con una hormiga pirata mientras que se necesitan ocho granjeras para la misma pelea. Si el nido no tiene mercenarios, los invasores pueden causar auténticos estragos y matar al 70% de la colonia, mientras que las pérdidas se minimizan si los soldados invitados andan cerca. De hecho, según comprobaron en los experimentos, basta el olor de los mercenarios para que los asaltantes se lo piensen antes de atacar el nido.

[Te puede interesar: La guerra de las hormigas: matan, saquean y hasta toman esclavos]

Referencia: Chemically armed mercenary ants protect fungus-farming societies (PNAS) 

Antonio Martínez Ron

Colaborador de Ciencia

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Ciencia

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel