AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

sábado, 20/09/14 - 08: 52 h

ciencias (general)

El juego de Alicia: cuando tu mente cree que tienes el tamaño de una Barbie o de un gigante

A.M.Ron

martes, 07/06/11 - 06:45

[ ]
El tamaño de nuestro propio cuerpo influye en cómo percibimos la realidad. Un experimento realizado por científicos suecos demuestra que engañando a nuestro cerebro podemos asumir que nuestro cuerpo es el de una muñeca de pocos centímetros o el de un gigante de cuatro metros, y que, en función de esta percepción, juzgamos el tamaño de lo que nos rodea.
Imagen de una de los experimentos con sujeto y muñeco  -Foto: lainformacion.com

Se conoce como "Síndrome de Alicia en el país de las maravillas" y aparece en pacientes con migraña, epilepsia o durante el consumo de drogas como el LSD. Como el personaje del cuento de Lewis Carroll, las víctimas de este trastorno neurológico tienen la sensación de que han encogido súbitamente o de que han crecido hasta observar los coches de la calle como si fueran de juguete. ¿Qué está sucediendo en sus cerebros?

El equipo de Henrik Ehrsson, investigador del Instituto Karolinska, en Suecia, ha realizado una serie de experimentos que pueden ayudar a entender este tipo de cambios perceptivos tan extraños y repentinos. En anteriores ocasiones este mismo equipo ha sido capaz de demostrar cómo funciona la ilusión de abandonar nuestro propio cuerpo o convencer a los sujetos del experimento de que poseen un tercer brazo. Para su último estudio, publicado en PLoS One, el truco consistía en colocar unas gafas de realidad virtual a los sujetos y hacerles creer que su cuerpo había cambiado de tamaño.

La primera fase del experimento, realizado con más de 200 voluntarios, consistió en cambiar la percepción del cuerpo real por el sustituto de pega. Tumbados sobre una camilla, y con unas gafas de realidad virtual, los experimentadores estimulan simultáneamente el cuerpo del sujeto y el cuerpo "virtual", de modo que su cerebro asimila que el cuerpo del muñeco es el suyo. Paralelamente, durante el experimento se cambió también la percepción del propio tamaño: los sujetos eran capaces de asimilar con facilidad que su cuerpo tenía el tamaño de una muñeca Barbie (apenas unos centímetros) o que eran grandes como un gigante de cuatro metros, de modo que cuando el experimentador les acercaba un objeto cotidiano, como un lápiz o un dedo, su cerebro lo interpretaba como un objeto gigantesco y amenazante, en lugar de interiorizar que lo que tenían delante no era su cuerpo sino el de un muñeco.

Para el desarrollo de las siguientes fases, los investigadores partieron de la hipótesis de que tener un cuerpo grande, de 4 metros, hace que nuestro cerebro juzgue los objetos más pequeños de lo que son y más cercanos y que tener un cuerpo pequeño produce el efecto contrario. Es decir, el tamaño que uno creer tener influye directamente en la percepción de los objetos y su distancia.

Para probarlo, los experimentadores mostraron cubos de distintos tamaños a una distancia constante a los sujetos y les pedían una estimación de tamaño verbal y con las manos. Como se observa en el vídeo de los experimentos, los participantes daban estimaciones de tamaño muy diferentes en función de la percepción de su propio cuerpo. "Cuando los participantes experimentaban la sensación de tener un cuerpo pequeño", dice el estudio, "percibían los objetos como más grandes y más lejanos, y cuando experimentaban la ilusión del cuerpo gigante percibían los objetos más pequeños y más cercanos".

Durante todo el proceso, se mantuvo escrupulosamente las mismas distancias y tamaños de los objetos, así como el protocolo de lo que los sujetos recibían por estímulos visuales. Según las conclusiones del estudio, el hallazgo es importante porque sugiere una relación causal entre las representaciones espaciales de nuestro cuerpo y el espacio externo a éste, entre cómo creemos ser y cómo interpretamos la realidad.

Desde el punto de vista neurológico, este proceso de auto-percepción tiene lugar en distintos puntos de los lóbulos frontal y parietal. El hecho de que esté implicada la corteza parietal posterior, concluye el estudio, concuerda con las observaciones de que la migraña o la epilepsia puede producir el "Síndrome de Alicia en el país de las maravillas" del ue hablábamos al principio.

Además, apuntan, este tipo de avances pueden tener algún día aplicaciones en tele-robótica y construcción de escenarios de realidad virtual. "Por ejemplo", aseguran, "un cirujano podría experimentar una ilusión completa de poseer el cuerpo de un micro-robot dentro del cuerpo de un paciente o un ingeniero podría percibirse como un robot gigante reparando grandes tuberías de petróleo bajo el océano".

El mal del cerebro

Ver documental "El mal del cerebro"

Muy nuboso en el oeste y Pirineos y temperaturas algo más altas

Muy nuboso en el oeste y Pirineos y temperaturas algo más altas

Hoy, 04:46 h. |

Madrid, 20 sep (EFE).- La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para hoy, sábado, nuboso o muy nuboso en el tercio oeste y Pirineos.

Angelina Jolie dirigirá un filme sobre la caza furtiva de elefantes africanos

Angelina Jolie dirigirá un filme sobre la caza furtiva de elefantes africanos

Hoy, 01:13 h. |

Los Ángeles (EE.UU.), 19 sep (EFE).- La actriz y directora Angelina Jolie llevará a la gran pantalla la lucha del paleoantropólogo keniano Richard Leakey por preservar la población salvaje de

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Ciencia

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel