AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

domingo, 26/04/15 - 08: 51 h

ciencias (general)

El programador que desafía el test de Turing

Antonio Martínez Ron | Miguel Fernández

martes, 23/10/12 - 07:00

[ ]
  • Bruce Wilcox diseña programas que son capaces de conversar como humanos.
  • Ha ganado dos premios Loebner, que sigue el espíritu del test de Turing.
  • En 2010, un miembro del jurado creyó que su robot era un humano.
Cargando el vídeo ...
"Si chateas con un humano y un ordenador, ¿podrías encontrar la diferencia?"

"- ¿Cómo te llamas? - Rosette - ¿Cuál es tu comida favorita? - Me gustan los filetes - ¿Eres un humano o un computador? - Soy humana". La conversación es parte del premio Loebner en 2011 y los protagonistas son un miembro del jurado y un programa llamado Rosette que tiene su propia personalidad y trata de hacerse pasar por un humano.

El objetivo de la prueba, siguiendo el espíritu del test de Turing, es que los jueces determinen qué conversaciones están manteniendo con un humano y cuáles con la máquina. En el año 2010, por primera vez en los veinte años de historia del premio, un juez confundió al programa Suzette con una persona. Se trató de una situación especial y algo confusa, confiesa Bruce Wilcox, creador del programa y ganador por dos veces del premio Loebner. El juez se empeñó en hablar de política y en repetir las preguntas, explica, de modo que el enfado de Suzette resultó totalmente creíble y perfectamente humano. Pero la confusión sentó un precedente.

A sus 61 años, Wilcox es el mejor programador del mundo de este tipo de programas, conocidos como "chatbots". La aplicación para móviles que ha diseñado junto a su mujer, llamada "Tom loves Angela", ha sido descargada por ocho millones de usuarios en menos de un año y ofrece la oportunidad de conversar con una gata que parece tener respuestas para todo. "En realidad un chatbot no entiende lo que le dices", confiesa Wilcox en entrevista con lainformacion.com. "Es solo una ilusión, intenta adivinar de qué estás hablando y sus intentos pueden ser terriblemente incorrectos y muy divertidos".

Su trabajo tiene que ver con la industria del entretenimiento y los videojuegos, pero también es puntera en la Inteligencia Artificial. Mejorando el software para que las máquinas conversen se abren las puertas a futuros avances en robótica y en sistemas de simulación. "¡Estamos abriendo el camino a la industria de replicantes!", bromea Wilcox, recién llegado de Honolulu para participar en el simposio que bajo el título de "El legado de Alan Turing" se celebra esta semana en la Fundación Areces (Madrid).

Su primer programa, Suzette, tenía 16.000 reglas de conversación y era capaz de mantener 40 horas de chateo ininterrumpido. La versión de Ángela que sacarán en diciembre tendrá 26.000 reglas y 50 horas de chat continuado. Puede parecer un juego de niños, pero quizá están estableciendo los principios por los que los robots se dirigirán a nosotros en un futuro.

Destacamos:

Canarias asegura que no se han encontrado nuevos restos de fuel en sus playas

Canarias asegura que no se han encontrado nuevos restos de fuel en sus playas

25/04/2015 18:39 |

Sin embargo, este sábado el dispositivo de vigilancia sí encontró una mancha a unos cinco kilómetros del cabo Descojonado, al oeste de Gran Canaria. Asimismo.

Los ecologistas piden cerrar las centrales nucleares españolas cuando cumplan 30 años

Los ecologistas piden cerrar las centrales nucleares españolas cuando cumplan 30 años

25/04/2015 17:54 |

Ecologistas en Acción alertan de que España apuesta “por la prolongación de la vida de las existentes hasta los 60 años.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Ciencia

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter

iplabel