AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

Miércoles, 10/02/16 - 11:58 h

Ciencias (general)

Viaje al centro de internet: de tu ordenador a la red global (3/3)

Antonio Martínez Ron

Miércoles, 30 de enero del 2013 - 07:30

[ 0 ]

(Página 3 de 3)

  • En las entrañas de internet
    En las entrañas de internet
    Pedro Prestel dirige las operaciones del principal centro de interconexión de España. "Esto es internet", asegura. "Ésta es la sala de máquinas del barco". Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • En cuarto de las conexiones
    En cuarto de las conexiones
    El núcleo de estos centros es una sala conocida como "Meet me room", en la que todos pueden conectarse con todos.  Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Fino como un cabello
    Fino como un cabello
    Un hilo de fibra óptica puede transmitir 80 GB de información por segundo, así que la cantidad de datos que pasa por aquí es incalculable. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Autopistas de cables
    Autopistas de cables
    Los cables de fibra llegan a la "Meet me room" desde las salas donde están las operadoras y otros clientes. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • 3.500 conexiones
    3.500 conexiones
    En la sala de conexiones de Global Switch hay unas 3.500 conexiones. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Máxima seguridad
    Máxima seguridad
    Para acceder a este edificio hay que pasar varios controles. Uno de ellos toma las huellas dactilares. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Un pasillo de ciencia ficción
    Un pasillo de ciencia ficción
    El distribuidor principal del edificio tiene 115 metros de largo. El ruido de las máquinas de frío es infernal. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Esto es internet
    Esto es internet
    ¿Qué pasaría si cortáramos todas estas conexiones? "Un 45% de los servicios del país", indica Petrel, " se vendrían abajo". Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Medir la luz
    Medir la luz
    A la izquierda, una limpiadora de fibra. A la derecha, un medidor de señal, que sirve para medir la intensidad de la luz que viene por la fibra. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Luces y etiquetas
    Luces y etiquetas
    El etiquetado de los cables es fundamental para controlar las conexiones. Por seguridad, hemos eliminado los números identificables. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Cables muertos
    Cables muertos
    En ocasiones es más costoso quitar los cables que no se usan que dejarlos provisionalmente en las capas inferiores. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Las herramientas
    Las herramientas
    Unas tijeras, un cortador de hilos y un destornillador. Herramientas sencillas para hacer reconexiones. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Frío y calor
    Frío y calor
    Los pasillos de todo centro de datos deben tener en cuenta la circulación del aire. Los equipos necesitan frío. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • La importancia del orden
    La importancia del orden
    Ordenar los cables es fundamental. Se siguen unos estrictos protocolos para que no termine reinando el caos. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Fusionadora
    Fusionadora
    Con este aparato se hacen los micro-empalmes necesarios para conectar las fibras. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Prohibido el paso
    Prohibido el paso
    El acceso a la sala de conexión está restringido. Es la empresa dueña del edificio la que conecta a los clientes por encargo. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • ¿Dónde va la señal?
    ¿Dónde va la señal?
    Por el interior de esta playa de cables circulan imágenes, mensajes y transacciones bancarias. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Bajo vigilancia
    Bajo vigilancia
    En los pasillos y accesos del edificio hay vigilancia por cámaras. La información almacenada en estos lugares es muy delicada. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Almacenando datos
    Almacenando datos
    En algunos de estos servidores se almacenan buena parte de las fotos que subimos a las redes sociales o los vídeos que vemos en la red. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Aeropuerto de líneas
    Aeropuerto de líneas
    Estos centros de intercambio neutro son como un aeropuerto en que trabajan muchas aerolíneas e intercambian pasajeros. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • La red sigue creciendo
    La red sigue creciendo
    Durante la última década la capacidad del almacenamiento se ha multiplicado cada año. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Red redundante
    Red redundante
    "Internet está bien hecha que no depende de un solo lugar ni de una sola empresa que haga las conexiones", aseguran los ingenieros.  Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • De aquí al resto del mundo
    De aquí al resto del mundo
    Si tirásemos de alguna de estas fibras, muchas nos llevarían a nuestra oficina, a nuestra casa o al otro lado de la ciudad o del mundo. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Cables y tubos
    Cables y tubos
    Solemos pensar en internet como una realidad inmaterial, pero no deja de ser una red de cables, servidores y tubos. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Arquetas de acceso
    Arquetas de acceso
    Cada pocos kilómetros las líneas de fibra tienen unas arquetas de acceso a las que pueden acceder los técnicos. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • La puerta de internet
    La puerta de internet
    Por esta arqueta en la entrada de Global Switch pasan las principales vías de comunicación de la red. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Las empresas Tier 1
    Las empresas Tier 1
    En este edificio operan las denominados Tier 1 (como NTT o Level 3), dueñas de las grandes redes a nivel global. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Los dueños del edificio
    Los dueños del edificio
    Daniel Ramos, director de ventas de Global Switch, supervisa la infraestructura donde se alojan las empresas de comunicaciones. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Anillo de conexiones
    Anillo de conexiones
    El anillo de conexiones junto a Barajas, en Madrid, es la zona cero de las comunicaciones en España. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Los cables de las operadoras
    Los cables de las operadoras
    Los cables verdes son los de entrada de las grandes operadoras telefónicas al edificio. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Colores en el techo
    Colores en el techo
    Los códigos de colores sirven para distinguir los cables que llevan una información u otra. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Las tripas del monstruo
    Las tripas del monstruo
    Aspecto de la parte trasera de la habitación de interconexiones. Fotografía: Javier Álvarez. Más info.  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Más que cables
    Más que cables
    Lo que circula por el interior de estas playas de cables es algo más que bits. En realidad, circula buena parte de nuestras vidas.  Fotografía: Javier Álvarez. Más info.

    Ver imagen en tamaño completo

Lo primero que hay que entender es que la red funciona como un gigantesco hormiguero en el que la información viaja dividida en paquetes y se distribuye en función del tráfico. Cuando mandamos una foto a un amigo, por ejemplo, el no iniciado tiende a pensar que la imagen viaja completa desde nuestra casa hasta la del destinatario, pero lo que ocurre en realidad es bien distinto. La fotografía viaja dividida en no menos de cien paquetes de información que llegan por vías diferentes y desordenados y que vuelven a ordenarse, gracias al protocolo TCP/IP, en nuestro equipo.

Un recorrido tipo de una conexión desde tu ordenador iría desde el punto de acceso de tu edificio (el conocido RITI) hasta las centrales de las operadoras y de ahí a la central telefónica. Además de enlazar a los usuarios (servicio de última milla), las operadoras se conectan entre sí y llegan a los centros neutros de interconexión, que a su vez enlazan a las grandes redes de los denominados Tier 1 (como NTT o Level 3). En la península, las principales conexiones con la red global están en Conil (Cádiz) y Estepona (Málaga), por donde pasan dos de los mayores cables intercontinentales. Otro punto neurálgico, además de los que entran y salen por los Pirineos, son las conexiones desde Lisboa. 

A lo largo del día, cada vez que requieres un contenido que se aloja en EEUU, por ejemplo, estos paquetes van y vienen y se recolocan pasando por todo el mundo en menos tiempo de lo que dura un parpadeo. Y buena parte de los datos pasan por los centros neutros, que actúan como un inmenso e inmaterial intercambiador de transportes. "Internet está tan bien hecha que no depende de un solo lugar ni de una sola empresa que haga las conexiones", asegura Biescas. "Hay muchas carreteras, cuando una tiene mucho tráfico me voy por otra, esto es lo que hace que internet funcione".

Estos centros de intercambio neutro son como un aeropuerto en que trabajan muchas aerolíneas. Un viajero (paquete IP) puede venir de Ottawa en dirección a Sebastopol desde distintas vías y al llegar a Madrid se baja del avión de una compañía para montar en el de otra para continuar el trayecto. Los tiempos que tarda la información en cruzar de un punto a otro se llaman tiempos de latencia, y de ellos depende la rapidez de las comunicaciones.

"Nosotros tenemos muy buena latencia porque somos dueños de muchos de los cables submarinos de fibra", asegura Biescas desde Level 3. "Eso significa que los datos viajan en unos 15-20 milisegundos de Nueva York a Madrid, por ejemplo, 50 milisegundos en el peor de los casos". Estos tiempos de latencia pueden variar dramáticamente si se entra en una red de cobre o se llega a un lugar remoto. "Como es lógico", indica Biescas, "si tienes que llegar a  una webcam en una isla de la Polinesia, y además parte del tramo es vía satélite, los tiempos de latencia se disparan".

Estos centros no solo tienen funciones de conexión y transporte sino también de almacenamiento de datos. En algunos de estos servidores se almacenan buena parte de las fotos que subimos a las redes sociales o los vídeos que vemos en la red. Si accedemos a un contenido, el recorrido de nuestra conexión termina aquí, cuando ves el vídeo o la imagen. Llegarías a "una esquina de internet", nos dice un técnico de NTT. La demanda de algunos de estos contenidos obliga a algunos proveedores, como las televisiones, a colocar en distintos puntos de la geografía lo que se conoce como CDNs (Content Delivery Networks), lugares donde se almacena una copia local del vídeo que ayudan a evitar saturaciones.

Desde esta pequeña sala de cables, Pedro Prestel ha visto duplicarse la capacidad de la red cada año. Los lunes, esta pequeña sala en un lugar recóndito junto a la N-II es un lugar tranquilo, en el que apenas se oye otra cosa que el murmullo de las máquinas de refrigeración. Pero a medida que avanza la semana empiezan a llegar las incidencias y los pedidos, y los pasillos se llenan de técnicos que recolocan los cables. La crisis, como en todas partes, también ha llegado al corazón de internet. "Antes se entregaban servicios cada día y ahora todo va más poco a poco", relata Prestel. "La crisis ha bajado el nivel de crecimiento”, concluye, “pero internet nunca se detiene". 

 

* Segunda parte: Viaje al fondo de internet: 900.000 km de cable submarino (Videográfico)

<< ANTERIOR  1 | 2 | 3  

Únete a nuestros seguidores

Recibe nuestro boletín

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter