"Éste es el mayor meteorito encontrado en la Antártida en los últimos 25 años"

  • Japoneses y belgas recuperan un meteorito de 18 kilos en el hielo antártico, el mayor desde 1988.

  • Los primeros análisis apuntan a que se trata de una condrita, igual que el meteorito caído en Rusia.

Un meteorito de 18 kg

Un meteorito de 18 kg

Un hallazgo inusual

Un hallazgo inusual

Un punto en la nieve

Un punto en la nieve

El centro de operaciones

El centro de operaciones

Rastreo en la nieve

Rastreo en la nieve

Equipo de rastreadores

Equipo de rastreadores

75 kilos de meteoritos

75 kilos de meteoritos

Conservados en el hielo

Conservados en el hielo

Expuesta a los vientos

Expuesta a los vientos

Recoger sin contaminar

Recoger sin contaminar

Traslado del campo base

Traslado del campo base

Éxito de la misión

Éxito de la misión

Trabajo en el campo base

Trabajo en el campo base

Primeros análisis

Primeros análisis

Detección y aviso

Detección y aviso

Falta de oxígeno

Falta de oxígeno

La Fundación Polar Internacional

La Fundación Polar Internacional

Condiciones extremas

Condiciones extremas

Etiquetas

El 28 de enero de 2013 un equipo de científicos comandado por la geóloga belga Vinciane Debaille divisó un punto negro sobre el hielo. Se encontraban en la plataforma Nansen, 140 km al sur de la base Princesa Isabel, en la Antártida, una zona que llevan años recorriendo en busca de pequeños fragmentos de meteorito. Pero lo que tenían ante los ojos era algo distinto, un objeto negro y grande que desafiaba todo lo que habían encontrado hasta entonces.

"No esperábamos encontrar un meteorito como éste", explica Debaille en una entrevista para la International Polar Foundation. "No solo por su peso, sino porque normalmente no encontramos meteoritos de este tamaño aquí. Es el mayor meteorito encontrado en la Antártida en los últimos 25 años".

---- Ver fotogalería en grande ---

La roca, que pesa 18 kilos, es una condrita carbonácea, el tipo más común de meteorito y como el que cayó en los Urales hace unas semanas. Cada año se encuentran en el mundo unos 100 meteoritos de entre 100 gramos y 1 kilo, pero encontrar uno de este tamaño es algo realmente excepcional.

Los ocho miembros del proyecto SAMBA, formado por científicos belgas y japoneses, han descubierto 425 meteoritos en la campaña 2012-2013, con un peso total de 45 kilos. Si tenemos en cuenta que hace dos años recuperaron apenas 10 kg, el programa está siendo un éxito. Durante el rastreo, recorren cada día entre 15 y 30 km en motos de nieve cada día y emplean de 4 a 6 horas en la búsqueda.

¿Por qué buscar meteoritos en la Antártida? "En primer lugar", responde Debaille, "porque son puntos negros en la nieve, así que no te los puedes saltar. En segundo lugar porque las están bien preservados de las alteraciones terrestres (permanecen intactos), porque se conservan en un "congelador". Y en tercer lugar, los movimientos de los glaciares concentran los meteoritos en áreas concretas".

El meteorito ha sido trasladado ya a un laboratorio japonés, donde se someterá a análisis especiales sobre su composición. El estudio de este tipo de rocas puede aportar información muy interesante, porque son pequeños 'fósiles vivientes'. "Estudiamos los meteoritos para entender mejor cómo se formó y evolucionó el sistema solar", recalca Debaille, "y de cómo la Tierra se convirtió en una planeta tan especial".