Angry Birds y otras 'apps' aparentemente inofensivas que venden tus datos a terceros

  • La Universidad Carnegie Mellon ha analizado las 100 'apps' más populares.

  • Desconfía de los lobos con piel de cordero: venden tus datos a empresas de publicidad.

Brightest Flashlight

Brightest Flashlight David G. Ortiz

Toss it

Toss it David G. Ortiz

Angry Birds

Angry Birds David G. Ortiz

Talking Tom

Talking Tom David G. Ortiz

Backgrounds HD Wallpapers

Backgrounds HD Wallpapers David G. Ortiz

Dictionary.com

Dictionary.com David G. Ortiz

Mouse Trap

Mouse Trap David G. Ortiz

Horoscope

Horoscope David G. Ortiz

Shazam

Shazam David G. Ortiz

Pandora

Pandora David G. Ortiz

Si piensas que el de los pájaros cabreados es el juego más inofensivo del mundo, tal vez no estés completamente en lo cierto. No te vamos a decir que tu hijo de cinco años no pueda jugar, porque no se trata de eso, pero sí que estés muy pendiente a lo que aplicaciones aparentemente tan inocentes como la de Rovio pueden estar tramando en la sombra.

Investigadores de la Universidad Carnegie Mellonhan analizado los permisos que solicitan al usuario las 100 aplicaciones más populares de 2012 para el sistema operativo Android y se han encontrado con algunas sorpresas. Por ejemplo, que Angry Birds recaba datos sobre la ubicación geógrafica del usuario. "Nadie se imagina que Angry Birds utilice datos sobre la localización, pero lo hace", afirma el profesor Jason Hong, del Human-Computer Interaction Institute.

Y no es la única: la aplicación de radio Pandora accede a la lista de contactos, la linterna Brightest Flashlight comparte la ID de tu dispositivo y Horoscope utiliza también la geolocalización. En total, 56 de los 100 'apps' más populares parecen querer saber más de la cuenta y solicitan alguna de estas tres informaciones sensibles.

Y, claro, como dice Hong, "toda esta información se puede usar para el bien o para el mal". Confiemos (¿no?) en que están trabajando en mejorar la experiencia de usuario, porque la alternativa más probable es que estén vendiendo nuestros datos a agencias de publicidad. Sobre todo esas aplicaciones que no nos cobran nada.

El estudio, que cuenta con financiación de Google, la Oficina de Investigación del Ejército y la Fundación Nacional de la Ciencia de Estados Unidos, también se ha encargado de determinar cuáles se están quedando con nosotros y cuáles vienen con buena intención. Para ello, han escaneado de forma automática el código de cada 'app' y han sido capaces de determinar cómo utilizan nuestros datos.

Hay cosas que tienen sentido y otras que sorprenden. Por ejemplo, a nadie le extraña que Google Maps conozca nuestra ubicación o que un servicio de mensajería instantánea tenga acceso a nuestra agenda de contactos. Sin embargo, resulta mucho más sospechoso que Angry Birds comparta información sensible con ocho empresas relacionadas con la publicidad, el marketing o la analítica web.

Todas estas conclusiones se aplican exclusivamente a la versión para Android de las 'apps'. Otro cantar son las versiones para iOS, que los investigadores no han podido estudiar debido al carácter completamente cerrado del sistema operativo de Apple.